El principio del tiempo / Opinólogía / 13 Reasons Why, una puerta falsa

13 Reasons Why, una puerta falsa

Por: Sergio Tabares



Escribo el presente texto luego de muchas vueltas y disertaciones internas sobre la prudencia de llegar ahora, a este tiempo, a hablar sobre una serie que bajo el furor de su estreno detonó un importante grado de polémica, por su manera de abordar una historia que trata un tema tan necesario como delicado: 13 Reasons Why.

FOTO: valetedecopas.pt
FOTO: valetedecopas.pt

Desde sus valores más básicos de producción, esta adaptación de la novela de Jay Asher adolece de los mismos problemas que han padecido todas las series originales de Netflix en fechas recientes, donde existe un arco argumental relativamente corto e ideal para una temporada corta de seis o siete episodios, pero termina extendiéndose de manera innecesaria hasta el doble.

Bajo ese ritmo, 13 Reasons Why, es una serie con un planteamiento interesante en su nivel más básico, pero que se siente torpe, lenta, por ratos aburrida y redundante por la cantidad de divagaciones tomadas deliberadamente para extender la trama más de lo necesario.

Para coronar todo con un final, que parece apuntar aún más al servicio de la polémica y el morbo por el siguiente nivel de violencia juvenil entre los personajes de la trama. Toda vez que la historia por contar ya ha terminado, al parecer.

Pero el punto que más me preocupa, a nivel personal, es esta aparente glorificación y exaltación del suicidio, retratado de manera estética como una salida, con un alto impacto visual y como parte de un movimiento dramático, en donde los jóvenes parecen basar su felicidad únicamente en la aceptación pública que ellos mismos rechazan.

En Estados Unidos el suicidio es la segunda causa de muerte entre jóvenes de 10 a 24 años, según datos de su Centro para el Control de Enfermedades, lo que valida la vigencia de este problema.

Pero Nic Sheff, guionista del episodio más controvertido, pareciera tener un conflicto en su concepción de la secuencia. Mezclando los sentimientos personales de lo que se siente correcto, tras su experiencia personal, contra su visión propuesta, los hechos como son retratados y esa disrupción patente entre el abordaje clínico y el estético.

Sobre esta disyuntiva, Mark Henick, un reconocido especialista de salud mental realizó un importante ensayo publicado por la CNN, en donde describe los puntos más delicados sobre el retrato de estos temas tan delicados, que sufren de mayor o menor grado de distorsión en aras de la narrativa visual, trágica.

La exhibición del suicidio como una opción factible, así como parte de una maquinaria de venganza compleja y llamativa para “enseñarle una lección” a los otros. La simplificación de las causas para tomar esta decisión, la reafirmación de las figuras adultas y paternas como no enteradas, ajenas o indiferentes, así como una posible apología del delito para la segunda temporada, son algunos de los puntos más frágiles de la producción.

En su perspectiva más positiva, 13 Reasons Why no es una serie sobre el suicidio, las violaciones y el bullying, sino una crónica, casi en tono de denuncia (por momentos tan alarmista como estética) sobre cómo los adolescentes contemporáneos confrontan estas situaciones, amplificadas por ellos mismos y las redes sociales, actuando de manera poco favorable ante la extraviada visión de los adultos.

Bajo ese punto de vista, es una serie necesaria para ver con nuestros hijos, hermanos, sobrinos, amigos jóvenes. Juntos, acompañados. Pero no basta sólo con compartir esos 13 episodios. Todos debemos estar presentes, más allá de la pantalla, en la vida real.

El artículo de la CNN pueden consultarlo aquí: http://edition.cnn.com/2017/05/03/opinions/13-reasons-why-gets-it-wrong-henick-opinion/

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Sergio Tabares

Lector por afición, político por vocación. Ex regidor de Guadalajara, académico universitario y Miembro Activo del PAN desde 1995. Licenciado en Estudios Políticos y Gobierno por la UDG. Con estudios en Comunicación Política por la Universidad Iberoamericana. Ha participado desde 1995 en distintas campañas federales y locales del PAN. Iniciando su carrera de servicio público en 2001. Fue Secretario Estatal Juvenil. Consejero Nacional y Estatal del PAN. Director de Giras Presidenciales, Director General del Instituto Jalisciense de la Juventud. Atiende personalmente comentarios a través de sus redes sociales.

Te puede interesar

#Opinólogo

Suicidio joven

Comparte en WhatsApp En la actualidad el suicidio no es únicamente uno de los fenómenos ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>