El principio del tiempo / Opinólogía / 2016, signos de un cambio de época

2016, signos de un cambio de época

Por: Jesús Caudillo


Se dice desde redes sociales que 2016 fue uno de los peores años que se recuerde para México y el mundo. No solo sucedió lo impensable, ­ganó Donald Trump y Gran Bretaña salió de la Unión Europea, hubo crisis económica y se expandió el terrorismo, sino que en el camino murieron grandes, numerosos exponentes de la cultura de nuestro tiempo: cantantes, actores, escritores, científicos. Sin embargo, de lo poco que se habla es que tal vez el año que termina es el signo más claro de la transformación de nuestra época.

Eso es, estamos transitando a una nueva era para la humanidad que todavía no está clara del todo, pero cuyos rasgos nos son más o menos evidentes. En primer lugar, se habla del resurgimiento de la derecha, de los nacionalismos, del proteccionismo económico frente a la economía global. Lo cierto es que las razones por las que están sucediendo fenómenos políticos y económicos de gran envergadura como los que estamos viendo son multicausales.

JC291216

El mundo está enfrascado hoy, y desde hace algunos años, en una severa tensión que se ha acentuado recientemente entre Estados Unidos, Rusia y China, principalmente. La nueva guerra fría, como ha sido nombrada por algunos analistas, es el gran contexto en el que se han desenvuelto las elecciones en Estados Unidos y el Brexit, la inestabilidad económica mundial, el terrorismo creciente.

La economía mundial vive una nueva recesión a partir de esta disputa, los precios de los combustibles a nivel internacional se desplomaron, además de que los intercambios comerciales entre las economías se han trastocado. El terrorismo islámico no deja de hacer estragos en Europa, en Medio Oriente, con el único objetivo de asegurar su subsistencia, sus controles políticos y la dominación en sus territorios.

Así fue que Trump, el supuesto agente externo, con discurso popular y con planteamientos demagógicos, se impuso frente al establishment, al que también pertenece. ¿Por qué? La respuesta más clara es el cansancio de los excluidos del sistema contra el sistema mismo, como han demostrado numerosos estudios y análisis que explican quién votó por Trump y quién favoreció al Brexit. Mientras tanto, el mundo está a la expectativa de lo que ocurrirá a partir de  que el republicano asuma el poder.

JC2912161

En México, por nuestro lado, hemos visto no solo severas y repetidas crisis políticas de parte de la administración de Enrique Peña Nieto, casos de corrupción indignantes, como el de Javier y César Duarte en Veracruz y Chihuahua, respectivamente. Hemos sido testigos también de una debacle económica evidente: la caída del valor del peso en 17 por ciento, el alza de las tasas de interés desde el Banco de México, el aumento de los precios de los combustibles y una esperada alza inflacionaria, con todo lo que esto significa para los bolsillos de los mexicanos.

Mientras desde las redes sociales se clama contra los lords y ladies, aquellos abusivos que generalmente son como el mexicano promedio, contra el precio de la gasolina y la crisis humanitaria en nuestro país, también se visibilizan con humor y cierta resignación a personajes del folclor que nos demuestran que los políticos no son los únicos de quien nos podemos burlar a pierna suelta. Y el mundo sigue girando.

RÍO BLANCO, VERACRUZ, 09MARZO2016.- Javier Duarte, gobernador del Estado, visitó a niños con cancer realizan manualidades como parte de su tratamiento en la Asociación Civil Orizaba Propone, en el Hospital General en este municipio.  FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM
FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM

A las muertes de Juan Gabriel y David Bowie, de Johan Cruyff y Muhammad Ali, de Imre Kertész y Umberto Eco, o de la propia Carrie Fisher, contrasta un Mark Zuckerberg presentando con bombo y platillo su más reciente creación, Jarvis. Se trata de un asistente personal electrónico e inteligente que promete resolver las tareas básicas de la administración del hogar. Además, este año se han llevado a cabo con éxito pruebas a sistemas autónomos de movilidad, es decir, en breve irrumpirán en el mercado los coches inteligentes.

Es decir, las megatendencias tecnológicas aparecen también como un aspecto relevante cada vez más común en nuestra vida. El uso de datos masivos es ya una industria en México y en el mundo –­naciente, con sus bemoles, pero también creciente–; el internet de las cosas se perfila para irrumpir en la vida cotidiana como herramienta básica, así como en la inteligencia artificial se ponen las esperanzas de la simplificación, practicidad y eficiencia en la vida de la humanidad en los próximos años, ya no décadas.

Así pues, el mundo en 2016 nos ha pedido reflexionar sobre tres aspectos que son los que sostienen el sistema como lo conocemos: poder, sociedad y tecnología. Ninguna de ellas es nueva, como sí es nueva la relación y los equilibrios entre sí en esta época y de cara al futuro. Temo que la tecnología está sobrepasando nuestras capacidades de comprensión y organización político-social. Las burocracias –y al parecer también la sociedad– no están preparadas para tanto avance a un ritmo tan vertiginoso. Los sistemas democráticos tal como existen no tienen elementos para enfrentar esta realidad.

JC2912163

Ya lo han dicho Zygmunt Bauman, Moisés Naím y muchos otros: a las estructuras clásicas de poder no les queda mucho tiempo y no se ve en el panorama la siguiente etapa, los elementos que la conformarán. Supongo que son los retos de cada cambio de época. El reto para todos, sin embargo, está en localizar esas inercias del viejo modelo para que no terminen por imponerse como adefesios en los nuevos escenarios.

Termina 2016 y con el año, con la década, también está quedando atrás una época. Se trata de una era que se caracterizó por contar con estructuras verticales de poder, basada en la dominación del otro y en la asimetría de información. En la época que fenece la tecnología era soporte del poder y la sociedad se preparaba, vivía para sostener a las estructuras. Lo que hoy se ve en el horizonte es una sociedad que, dolida, despierta frente a los sistemas que le defraudaron cotidianamente. Emerge una sociedad que, no solo usa tecnología, la construye para beneficio de sí misma; que se educa ya no solo para cumplir un rol dentro de las estructuras de poder.

En 2017, México y el mundo seguiremos enfrentando situaciones que nos pondrán a prueba: crisis económica, inestabilidad política, terrorismo. Localmente, tendremos elecciones estatales rumbo a la presidencial de 2018. Los políticos, instalados en la lógica del poder tradicional, querrán venir a convencernos de que, ahora sí, es el momento de cambio y que les demos una oportunidad de acceder al poder, solo que ahora lo harán desde Facebook, Twitter y YouTube. Sin embargo, el reto más grande será en que definamos qué época nos queremos construir para las siguientes décadas, para los siguientes siglos. Y más que nunca, tenemos el poder para hacerlo.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Jesús Caudillo

Director General de Política en Línea, institución dedicada a la investigación en Democracia 2.0 y la incorporación de internet en los procesos políticos de las sociedades contemporáneas. En Política en Línea analiza la gran conversación cotidiana que todos los días tenemos ciudadanos, políticos y medios de comunicación en los entornos digitales más relevantes.

Te puede interesar

#Opinólogo

La tremenda Corte

Comparte en WhatsApp “Cuatro características corresponden al juez: escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>