El principio del tiempo / Opinólogía / 2018 agitación en las urnas, el mundo en plena transformación

2018 agitación en las urnas, el mundo en plena transformación

Por Karina Jiménez


Nunca antes el mundo había estado tan interconectado y vulnerable como lo está ahora. La información se hace rápidamente viral en cuestión de segundos, la sociedad universal sale a las calles a exponer sus demandas, la economía global sube y baja como una montaña rusa cada que un suceso local o internacional se suscita en cualquier parte del mundo. Vivimos en la era de la inmediatez, de lo líquido y cambiante, con una mayor incertidumbre y al mismo tiempo con grandes oportunidades.

En las últimas décadas, muchos Estados consolidaron la democracia como forma de gobierno, principalmente por su participación ciudadana, consciente cada día más de su rol como actor de cambio. Esta forma de gobierno ha sido dominante en muchos de los países europeos, en Estados Unidos y posteriormente fue permeando en otros países, pero con diferentes características. Aún en pleno siglo XXI el sistema democrático dista de ser universal, sumando a ello la crisis del Estado de bienestar y confianza, lo cierto es que los comicios electorales ahora se celebran con mayor frecuencia en más países que en el pasado.

Fuente: Wallpaper Better
Fuente: Wallpaper Better

Al respecto 2018 es un año especialmente interesante porque el escenario político mundial es de los más dinámicos en mucho tiempo. Caracterizado por la globalización, los movimientos geopolíticos que han cambiado la dinámica del poder, la desconcentración del comercio internacional y la reconfiguración del escenario internacional, así como el auge de nuevos medios de comunicación. Es decir, la inercia y transformación que trae el 2018 nos señala de la importancia de hacer un análisis profundo sobre las más de 53 elecciones que se llevarán a cabo en diversos países.

Ante la desconfianza en las instituciones, los mercados financieros, el desmembramiento del Estado de Bienestar, son ahora los ciudadanos quienes han tomado las calles para reclamar mejores condiciones, a través de esquemas más abiertos de participación y mayor transparencia. Si bien, no hay sistema perfecto, lo cierto es que el escenario político está cambiando de manera considerable.

África vivirá elecciones en más de 20 países, entre elecciones presidenciales, parlamentos y municipios: (Egipto, Sierra Leona, Sudán del Sur, Malí, Zimbawe, Camerún, República Democrática del Congo, Libia, Magadascar, por mencionar a algunos). El caso de África es muy importante, ya que, aunque la democracia ha ido avanzando gradualmente, en algunos países de la región aún hay mandatarios que llevan más de 30 años en el poder.1

También se llevarán elecciones en Armenia, Chipre, Eslovenia, Georgia, Hungría, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Suecia, Finlandia, el parlamento iraquí se renovará, Líbano tendrá elecciones legislativas, Rusia escogió ya presidente, Corea del Sur erigirá alcaldes y gobernadores, Bangladesh, Pakistán, Islas Figi, Venezuela, Brasil, Colombia, Cuba, Paraguay, Honduras, México (donde acabamos de vivir unas de las contiendas electorales con el mayor número de votantes en más de 20 años), y la Unión Americana que este año renovará la Cámara de representantes y un tercio del Senado.

Como es de observarse es un año electoralmente agitado, por verlo desde una arista, pero si juntamos cabos es más complejo que eso; porque podríamos preguntarnos en términos de geopolítica y de fuerzas políticas ¿hacia dónde se está perfilando el mundo actualmente? ¿Cuáles son las tendencias políticas en el mundo? ¿Quiénes se enlistan para ser los polos de poder más dinámicos?

Halford Mackinder, geopolítico del siglo XX conocido por su análisis de la política de la posguerra del cual emergió la teoría del “HeartLand” o pivote del mundo, teoría que consideró a la región denominada Euroasia como la más dinámica y quien controlara esa región, controlaría el mundo. ¿Estamos ante una recomposición geopolítica de Rusia, China, Medio Oriente, Asia Central, muy similar a la región que Mackinder denominó como HeartLand? Sin adelantarme a una hipótesis, lo que podemos analizar es lo siguiente:

Rusia aspira a ser el que provee seguridad en la región y ha movido sus piezas, en 2008 invadió Georgia y ahora controla el 30 por ciento de su territorio, después invade Osetia del Norte, controla la Costa Oriental de Siria, logra abrirse salida al mar mediterráneo, crea alianzas con Turquía y se acerca a China. China a la vez busca tener el papel económico preponderante con las mayores reservas a nivel mundial, el comercio internacional más dinámico, siendo ya la segunda economía a nivel mundial y la primera en nivel adquisitivo, además es el tercer país que más innova en el mundo. Si bien China está bajo un sistema político de partido único, no parece que eso entorpezca su crecimiento económico porque ha sabido diferenciar entre una política de Estado fuerte y una economía que se sirve del capitalismo, lo que convierte al gigante asiático en un híbrido con un modelo de economía de Estado.

En Estados Unidos triunfó la extrema derecha que se siente reflejada y apoyada por Donald Trump (rechazo a la inmigración como amenaza al predominio demográfico blanco y al establishment político, lo que ha llevado al país a salirse de varios tratados y Organizaciones multilaterales), Europa el año pasado nos sorprendió con la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, y en muchos países de Europa hay un resurgimiento de nacionalismos políticos y económicos. Al mismo tiempo que se ha dado un mayor acercamiento de Alemania, Italia, España, Francia y Rusia, especialmente en el tema energético.

Los acontecimientos en todo el mundo actualmente están cuestionando la noción de resiliencia democrática entre orden y caos. Ahora bien ¿qué pasa en México y en América Latina? En México Según el Instituto Nacional Electoral (INE) los puesto públicos que se disputaron fueron 18 mil 311, primera vez que se eligen tantos en un solo proceso, con un cambio de tales dimensiones a nivel gobierno puede significar un gran cambio político que se perfila para reconstruir la imagen de México tanto al interior como al exterior, el discurso del virtual presidente deja entrever que hay una intención de hacer nuevas alianzas, buscar nuevas fuentes de apoyo y sobretodo volver a ser candil de liderazgo en América Latina2. México siempre ha sido un referente en la zona aunque también hay mucho que aprenderle a Costa rica, Uruguay, Colombia. Existe la posibilidad de que México sea una figura que logre canalizar una agenda regional con fuertes aspiraciones sociales, menor dependencia de los Estados Unidos y mayor liderazgo.

Por último, cuando analizamos la importancia de las elecciones a nivel mundial pero especialmente en América Latina, no es descabellado pensar que en nuevo gobierno es visto con beneplácito por los líderes y exlíderes más importantes.  El nuevo gabinete propuesto parece cumplir cabalmente con el perfil académico y laboral que cada Secretaría requiere, el acercamiento con los empresarios ha mantenido la confianza de los mercados internacionales y de las inversiones, son muchos en la lista de espera que esperan pronto entablar relaciones con el nuevo gobierno. Sin embargo, hay que decir que el reto no es pequeño, son muchas las transformaciones que se prometieron, hay que esperar que en la realidad se empiecen a concretar; mientras tanto como sociedad nuestra tarea es ser vigilantes, volvernos políticamente activos para usar en todo momento nuestra mayor arma: la participación.

1Dahir, A. (2018). The eight African elections to watch out for in 2018. Consultado en https://qz.com/1169321/eight-african-2018-elections-to-watch-egypt-sierra-leone-south-sudan-mali-zimbabwe-libya-cameroon-dr-congo/

2México y su nuevo escenario internacional. (2018), Consultado  en  https://newsweekespanol.com/2018/07/mexico-escenario-internacional/

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Karina Jiménez

Egresada de la carrera de Relaciones Internacionales por la UNAM, estudiante de la Maestría en Asuntos Internacionales de la Facultad de Estudios Globales en la Universidad Anáhuac México, ha realizado diversas publicaciones académicas relacionadas con la Geopolítica de los recursos naturales. Ha trabajado en el Centro de Estudios sobre Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria de la Cámara de Diputados.

Te puede interesar

#Opinólogo

Otro reto para Andrés Manuel

Comparte en WhatsApp La noticia de dos tráilers llenos de cadáveres rondando por las calles ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>