El principio del tiempo / Opinólogía / 2018: El gran fracaso electoral de las candidaturas independientes

2018: El gran fracaso electoral de las candidaturas independientes

Por Vladimir Juárez


El pasado 11 de diciembre de 2017, en este mismo espacio, tuve la oportunidad de compartir una primera reflexión sobre el significado y pertinencia de las candidaturas independientes, opinión que se reforzó con un segundo artículo publicado el 23 de abril de 2018, justo en los momentos que el Tribunal Electoral incorporaba al “Bronco” a la boleta electoral presidencial fundamentando una violación garante a sus derechos político electorales por parte del Instituto Nacional Electoral1.

El planteamiento de las candidaturas independientes es reciente; apenas en 2011 se estableció en nuestro país, a nivel constitucional, la posibilidad de que los ciudadanos se postularan a cargos de elección popular sin la necesidad de hacerlo a través de un partido político, siendo 2014 un año clave para discutir y aprobar en el Congreso de la Unión la reforma política que incorporaría la figura de las candidaturas ciudadanas a nivel federal, para que un año después fueran puestas aprueba en el proceso electoral de 2015.

La apuesta de las candidaturas independientes es sencilla; a través del liderazgo y probidad de cada uno de los candidatos ciudadanos, apostar por un nuevo esquema de competencia política en la cual las estructuras clientelares tradicionales se diluyan para dar paso a la movilización y concientización del voto, refrescando con ello el sistema político para hacerlo más competitivo, incluyente y ciudadano. Y con ello, dejando atrás la cultura política “parroquial” y “de súbdito” para instaurar una nueva cultura política “de participación”.

La elección dorada de las candidaturas independientes fue el año electoral de 2015; en ese momento, está nueva figura de la democracia en México alcanzó resultados inéditos, arrojó su primera gubernatura en Nuevo León (Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón “El Bronco”), el primer diputado federal independiente (Manuel Clouthier Carillo), la figura emblemática del joven Pedro Kumamoto en Jalisco como primer diputado local independiente. Incluso, hubo ciudades importantes que decidieron su voto hacia “los independientes” como opción ante el hartazgo regional sobre la “partidocracia”, son los casos de Ciudad Juárez, Morelia, entre otras.

Fuente: Monero Boligán, El Universal.
Fuente: Monero Boligán, El Universal.

Sin embargo, las candidaturas independientes fueron un gran fracaso en el proceso electoral 2018; pues se puede afirmar que prácticamente todas las candidaturas independientes y emblemáticas del 2015 sucumbieron en esta elección. Su fracaso podría explicarse como parte de la ola de coincidencias que permitió la debacle de los partidos políticos tradicionales, pero también porque quedaron lejos de mostrarse probas, íntegras, equilibradas y con ideas claras sobre el cambio que buscó el electorado. Las candidaturas independientes fracasaron porque no estuvieron a la altura de las expectativas del ciudadano.

Captura de pantalla 2018-07-08 a la(s) 18.27.38

Los resultados electorales de 2018 exigen un replanteamiento en las candidaturas independientes. Salvo honrosas excepciones, la mayoría de los candidatos que se refugiaron en la figura independiente se mostraron falsos, tradicionales a la hora de hacer política y acudieron a la misma fuente clientelar para convocar al voto, se ampararon ante el uso faccioso de la ley, ejercieron los recursos públicos a los que tuvieron acceso para promover su imagen, y movilizaron a sus estructuras con el apoyo de funcionarios públicos, incluso dañando la credibilidad de las instituciones encargadas de los procesos democráticos.

Fuente: Monero Nerelicon, El Financiero.
Fuente: Monero Nerelicon, El Financiero.

Al momento, los resultados electorales que obtuvieron las candidaturas independientes en 2018 pueden concluir que esta figura está condenada a desaparecer en el futuro próximo. Que su única oportunidad de viabilidad será en el ámbito de lo local. Y que haya sido como haya sido, el porcentaje de votos obtenido por “El Bronco” en su carrera presidencial solo es el reflejo de un encono de décadas entre los partidos políticos hegemónicos en México, que llegó a su fin en este proceso electoral; donde el voto ciudadano se refugió en lo más íntimo de sus emociones, costara lo que costara. Lejos quedó aquella ilusión óptica de 2015 donde los independientes fueron una opción.

1@integridad_AC “Observatorio de Candidaturas Independientes”, http://themexicantimes.mx/observatorio-de-candidaturas-independientes/ y ‘Embroncados': las candidaturas independientes”,

http://themexicantimes.mx/embroncados-las-candidaturas-independientes/

Vladimir Juárez, colaborador de Integridad Ciudadana A.C. Twitter: @VJ0412 Mail: integridadciudadana@hotmail.com

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Integridad Ciudadana A.C.

Asociación no lucrativa, independiente, sin afiliación partidista, que se creó en 2008 por un conjunto de profesionistas provenientes de diferentes disciplinas, y cuyo objetivo es impulsar la participación ciudadana, la investigación, la divulgación, la docencia, la elaboración de propuestas de políticas públicas, así como fomentar la cultura de la legalidad, la transparencia, la corresponsabilidad, la rendición de cuentas y la anticorrupción.

Te puede interesar

#Opinóloga

¿Qué México entrega el presidente Peña?

Comparte en WhatsApp Conforme a lo establecido en la Constitución Política, el secretario de Gobernación, ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>