El principio del tiempo / Opinólogía / A veces no entendemos que no entendemos… del todo

A veces no entendemos que no entendemos… del todo

Por: Gloria Alcocer



El pasado jueves y hasta el domingo tuve la oportunidad de visitar el estado de Chiapas gracias a la generosa invitación de la red REPARE. Excelente oportunidad para trabajar de manera conjunta en materia de observación electoral, nosotras aportando nuestras experiencias y trabajo con juventudes y ellas compartiendo lo aprendido en materia de paridad en el proceso electoral del 2015.

Era impensable hacer el viaje y no explorar la posibilidad de conocer más a fondo lo que sucede en materia de violencia política contra las mujeres, en particular con mujeres indígenas cuyos derechos políticos están siendo violentados y a quienes la idea de ejercer puestos de elección popular les ha resultado tarea casi imposible pero ¿por qué?

Foto: reporteindigo.com
Foto: reporteindigo.com

La respuesta a primera instancia es bastante lógica para quienes a distancia seguimos el tema, para quienes nuestro trabajo y vida se desarrolla y se ha desarrollado en centros urbanos, accesos a sistemas educativos y un estilo de vida absolutamente diferente al de las mujeres cuyos casos seguimos, y ojo que no digo que la tengamos fácil pero si muy diferente aún con herramientas múltiples para analizar los fenómenos que buscamos comprender. La respuesta primera y básica es que a esas mujeres no las dejan ejercer sus cargos por el hecho de ser mujeres y vivir en un sistema que así lo ha impuesto de manera permanente. Pero ¿qué pasa cuándo te das a la tarea de entrevistar a las mujeres que viven en Chiapas, que conocen a las afectadas y sus entornos y que llevan años sabiendo qué sucede?

Quiero aceptar que me di cuenta que no entendía del todo, que la bandera de mi activismo dejaba un sesgo fuerte y que no fue hasta hablar pero sobre todo escuchar a muchas mujeres que han trabajado, defendido y, de ser el caso reconocido y criticado, lo que sucede es que comprendí que nuestra lectura, esa lectura chilangocéntrica y cargada de categorías que en otros mundo no aplican es que nuestra comprensión de los casos no es del todo certera.

Foto: libertadenchiapas.mx
Foto: libertadenchiapas.mx

Lo que no terminamos de entender, y eso les pasa incluso a mujeres y hombres en Chiapas, es que las mujeres que han sido violentadas lo son bajo un sistema, unas reglas que ellas mismas han aceptado para poder ser parte del juego del poder, para poder participar en la vida política de sus comunidades y que ahora les juega en contra, que se volvieron parte de un sistema desigual de acceso a la arena política pues no había otra opción, como me explicaron, utilizaron, fueron utilizadas y ahora ya no funcionan a esos intereses que les llevaron a dónde están. ¿Hay que dejar de defenderlas por esas razones? No, en definitiva hay que pelear por ellas y sus derechos .

Nos invitó a ir más allá de una o un sola fuente de información, a preguntarnos qué sucede desde la otra mirada y no solo desde nuestras categorías y experiencias, a escuchar más que hablar y entender que lo que sucede actualmente es fruto de cientos de años de desigualdad en el que las mujeres que lo han vivido decidieron romper la dinámica usando esas mismas reglas perversas no siempre por gusto sino por no tener opción, dejemos de victimizar y comencemos a reivindicar, a entender que las mujeres que padecen violencia política en pueblos originarios de Chiapas, pero también del resto del país no son meras víctimas de sus circunstancias, que no es un problema nuevo pero sí que se vuelve más complejo al insertarlo en las nuevas normativas y marcos de protección de derechos humanos. La batalla es cambiar los sistemas que orillan a las mujeres a competir bajo reglas perversas, pero también a defender a las que llegaron al poder a pesar de ellas.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Gloria Alcocer

Es Licenciada en Ciencias de la Cultura por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Fue Directora Regional de la Red de Jóvenes Desarrollando Iberoamérica. Fundadora y Directora Ejecutiva de Organización Fuerza Ciudadana, A.C. Desde 2005 ha sido activista por los derechos cívico-políticos de las juventudes en México e Iberoamérica. Coordinó el Observatorio Ciudadano de Políticas Públicas para la Juventud y los observatorios de Educación Cívica y Fomento al Voto Joven. Es asesora técnica de instancias gubernamentales federales y de organismos internacionales como la Organización Iberoamericana de Juventud.

Te puede interesar

#Opinóloga

Cuando la ignorancia se hace postura

Comparte en WhatsApp Ayer por la noche me invadió el insomnio (de hecho no es ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>