El principio del tiempo / Opinólogía / Ajedrez para la paz

Ajedrez para la paz

Por Nefi Villegas

Aprendí a jugar ajedrez por la curiosidad de su comparación con la guerra. Palabras como estrategia, táctica, batalla, escaramuza, son compartidas en ambos campos. Es común mencionar al ajedrez como la batalla entre ejércitos donde los jugadores representan a generales. A las torres se les compara con la artillería, a los alfiles como los cuerpos especiales, el caballo representa la caballería y los peones los soldados que avanzan lentamente en el frente. Así que es, como en la guerra, una lucha por aniquilar al otro, ya sea capturando sus piezas o maniobrando de tal forma que represente al oponente una posición sitiada en la que no hay escapatoria.

ajedrez

Luego, por la política también se da una relación muy cercana. Es cierto que tanto en ajedrez como en política hay que poner especial atención en la estrategia, en pensar muy bien los movimientos teniendo en cuenta nuestros recursos y capacidades, muchas veces gana quien comete el penúltimo error o quién observa el error del oponente. El desprestigio actual de la política ocasiona que muchos ajedrecistas quieran distinguir al juego de algo que se ha vuelto corrupto y sucio, ya en la política se guía por el interés propio y lleno de marrulleros donde las reglas y el respeto por los demás no importa. Todo lo contrario de lo que significa el ajedrez.

¿Se puede pensar en ajedrez para la paz? Creo que sí, que es de un alto valor pensar en dejar esa faceta violenta para verse como una disciplina pacífica. Primero porque ofrece una lucha de ideas de dos mentes distintas, entonces surge el respeto en un ámbito mucho más seguro que el  del tablero.

Las piezas blancas y las negras son equipos maravillosos guiados por un líder que se complementan. El resultado entonces no es simplemente ganar sino comprender el conocimiento imbuido en el. Y sobre todo el conocimiento de nuestras emociones y nuestro cuerpo. En el ajedrez deportivo, de competencia, pocos hacen caso a esas emociones, pocos las aceptan.

ajedrez2

El ajedrez tiene que ir a las calles, a los parques, a los centros culturales. Llevar el pre ajedrez a la gente donde participen las emociones y el cuerpo. Tal vez a muchos no les llame la atención, pero con el pre ajedrez, que son una serie de ejercicios se hace accesible a todo el mundo a aprender hábitos y destrezas de pensamiento, de toma de decisiones, sin necesidad siquiera de comprender las reglas del juego. Nos hace capaces de convivir, de pensar mejor, de enfrentar nuestros temores, de escuchar nuestros deseos y tener confianza, del tiempo finito que tenemos y que no hay que malgastarlo en cosas inútiles, de tener paciencia y perseverancia, de la importancia de reponernos de las adversidades.

Creo que se puede trascender esa rivalidad violenta entre los dos bandos en el tablero, podría simbolizar lo manifestado de lo que no está y debemos descubrir, tal vez una lucha entre mente y espíritu que al final vuelve a la misma caja mezclándose.

Es necesario este pensamiento de paz en nuestro país herido por tanta violencia. Como lo he dicho antes, estoy convencido que el ajedrez nos puede ayudar a vivir bien.

Acerca de Nefi Villegas

Mexicano, con 32 años, estudiante de ciencia política y administración pública en la UNAM. Presidente del PRD en Tlalpan Presidente del PRD Tlalpan, de noviembre de 2014 a marzo de 2018. Cuenta con Diplomados en marketing político y gobernanza por la UNAM. Fue director general de Ecología y Desarrollo Sustentable en el gobierno de Tlalpan de 2012 a 2013. Participa en el Movimiento Nacional por la Esperanza. Dedica su tiempo al ajedrez, como filosofía de vida y pronto conformará una asociación civil para su promoción.

Te puede interesar

#Opinólogo

¿Cómo está la paz en México?

Comparte en WhatsApp Hace un par de semanas, The Institute for Economics & Peace, (IEP) ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>