El principio del tiempo / Opinólogía / Alimentos sanos, cerebro sano

Alimentos sanos, cerebro sano

Por: Víctor Rodríguez


“Si se quiere mejorar al pueblo, en vez de discursos contra los pecados denle mejores alimentos. El hombre es lo que come”

-Ludwig Feuerbach, Alemania (1804-1872).

Los alimentos representan nuestra fuete de vida, gracias a ellos podemos crecer, realizar nuestras tareas diarias y mantener nuestra salud. Sin embargo, por paradójico que parezca, los alimentos también pueden ser fuente de enfermedad. En términos de alimentación la calidad y la cantidad cuentan de manera muy importante. Comer en demasía junto con la falta de actividad física nos lleva a la obesidad. Alimentarnos con una dieta rica en azucares, grasas y harinas puede afectar nuestra capacidad de memoria, atención y aprendizaje. Alimentarnos con una dieta que aporte mucha energía, puede provocar perjuicios importantes en las emociones, principalmente en etapas de la vida donde el cuerpo se encuentra en desarrollo, como la infancia y la adolescencia.

Foto:infobae.com
Foto:infobae.com

Desde hace algunos años se ha hablado mucho de los alimentos que todos debemos de consumir debido a sus significativas propiedades nutricionales y beneficios en determinados órganos como el cerebro. El omega-3 es un ácido graso que se encuentra en altas concentraciones en pescados y mariscos; así como en el aceite de soja, canola, las nueces y las semillas de linaza. Su principal beneficio es la de prevenir el daño que el estrés produce en nuestro cerebro, sin importar la edad o el sexo. En etapas muy tempranas de la vida, el estrés provoca mayores perjuicios en el cerebro, y en casos muy severos, los daños pueden perdurar de por vida. Una dieta rica en omega-3 es un factor de protección contra el estrés. Una dieta deficiente en omega-3 junto con un alto consumo de grasas animales o de coco puede favorecer el desarrollo incluso de depresión. Las grasas animales (res y cerdo), aceite de coco o alimentos altamente fritos o procesados, pueden causar afectaciones en la neuronas encargadas de la memoria, provocando una neuroinflamación.

La edad también es un factor que afecta nuestro cerebro, a lo largo de los años van sufriendo daño algunas neuronas, lo que provoca alteraciones principalmente de la memoria y la agilidad mental. Un grupo de sustancias que ayudan a prevenir dicho deterioro son los denominados polifenoles, que se encuentran en un gran número de alimentos, principalmente en las bayas, té, cerveza, uvas, vino, aceite de oliva, chocolate, nueces, cacahuates, granadas, yerba mate, frutas y verduras. Consumir estos alimentos también denominados antioxidantes, pueden ayudar a prevenir o incluso revertir algunos de los estragos que el ambiente, el estrés y la edad producen.

Foto: infobae.com
Foto: pijamasurf.com

Otra fuente nutricional que determina una buena salud cerebral son los micronutrientes esenciales. Son elementos que a pesar de que los requerimos en cantidades muy pequeñas, siempre deben de estar presentes en nuestra dieta. Dentro de los micronutrientes necesarios encontramos: el hierro, cobalto, cobre, iodo, magnesio selenio, zinc y las vitaminas.

Un último apunte que no debemos omitir, es la relación que existe entre el sistema digestivo, (estómago e intestinos) y nuestro cerebro. En el tracto digestivo existe una serie de mico organismos denominados microbiota, que contribuyen con la producción de ciertas sustancias que pueden influir sobre la función de nuestro cerebro. Por ejemplo, el consumo de edulcorantes en exceso, causa cambios en la microbiota que pueden provocar alteraciones en el cerebro y la función mental. Con todo lo anterior podemos decir que somos lo que comemos y nuestro cerebro responde directamente. Cuidar nuestra dieta, hacer ejercicio físico y mental, es la base de la salud de nuestro cuerpo.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Víctor Rodríguez

Médico cirujano, maestro en ciencias con especialidad en fisiología y doctor en ciencias por la universidad de Albert Ludwigs de Friburgo, Alemania. Dedicado a la investigación científica y la docencia en el área de las neurociencias. Es catedrático de la Facultad de Medicina de la UNAM. Cuenta con 25 años de experiencia docente y labores de divulgación científica. Le interesa el estudio de los procesos mentales desde sus bases neuro fisiológicas, hasta sus procesos psicodinámicos.

Te puede interesar

#Opinólogo

Claves para entender la decisión de voto a través del cerebro

Comparte en WhatsApp ¿Cómo el ciudadano toma decisiones electorales? ¿Qué pasa en el cerebro del ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>