El principio del tiempo / Opinólogía / Cuando las armas se convierten en sueños

Cuando las armas se convierten en sueños

Por Mauricio Bastién

A los estudiantes de la escuela Maya Angelou

“No se den por vencidos trabajando con jóvenes como nosotros, no saben todo lo que podemos lograr”. Esto fue lo que le dijo un recién egresado al profesor Rennie Taylor, director de la escuela multigrado Maya Angelou, que se ubica dentro del Centro de Desarrollo Juvenil New Beginnings, en la que se enseña español y la música favorita de sus alumnos es el rap, seguido del mariachi.

Foto: The Examiner.com
Foto: The Examiner.com

New Beginnings, es parte de una estrategia de atención integral para adolescentes que han tenido un conflicto con la ley en la capital de Estados Unidos, Washington D.C. De acuerdo a las últimas estadísticas, para agosto de este año se habían alcanzado el número total de homicidios que se registraron durante todo 2014, siendo los jóvenes los principales victimarios y víctimas de estos lamentables hechos. Lo anterior, ha generado un sentido de responsabilidad en las autoridades para actuar en dos sentidos, uno el de llevar mayores oportunidades de desarrollo a las comunidades de origen de los perpetradores y dos, ofrecer mecanismos de reinserción social efectivos, transparentes e inclusivos, que atiendan de forma muy especial a los jóvenes que están próximos a terminar de cumplir su sentencia.

Al entrar al centro, lo primero que uno ve es un jardín de rosas, pero no con cualquier tipo de flores, estas no han requerido del sol y agua para crecer, pero sí de muchos sueños y aspiraciones, ya que han sido “plantadas” a través de la fundición de armas provenientes de un programa de desarme voluntario que se realiza en las comunidades de donde son la mayoría de los jóvenes de New Beginnings. El programa, denominado Guns to Roses, es una estrategia diseñada para ayudar a los adolescentes a percatarse del impacto social que tiene el desarme, enseñándoles herrería y soldadura, para luego aplicar esas habilidades y crear piezas de arte, al tiempo de adquirir la habilidad de un oficio para poder practicarlo al regresar a su comunidad de origen. Lo anterior, es un claro ejemplo de un programa de desarme con sentido social enfocado a la atención directa del grave problema que representan las armas de fuego.

Foto: Gerogetown.edu
Foto: Gerogetown.edu

Relatado lo anterior, es necesario reconocer que los esfuerzos de Rennie y el resto de sus colegas que trabajan en el Departamento de Servicios de Rehabilitación Juvenil (DYRS, por sus siglas en inglés) no son aislados y forman parte de un programa de justicia restaurativa que contempla un duración de siete meses, en los que el adolescente vive en una comunidad que le ofrece las habilidades necesarias para lograr una reintegración paulatina y acorde a sus necesidades. Por ejemplo, en ocasiones es claro que el joven no puede regresar a la misma comunidad que lo orilló a tener un comportamiento no adecuado. Es por ello, que se cuenta con el programa de iniciación de una vida independiente que se alcanza a través de varios pasos, uno de ellos el de la obtención de un empleo a través de una de las tantas empresas parte del programa de asociaciones público privadas del DYRS.

En suma, New Beginnings se coloca como una buena práctica que complementa los esfuerzos de prevención a nivel comunitario. Por lo que se vuelve prioritario implementar este tipo de proyectos en lugares como México, que como ya se mencionó en una entrega anterior de este espacio, cuenta con más de cinco mil jóvenes en conflicto con la ley, que también se merecen esa oportunidad de encontrar el camino y la guía para convertir sus armas en sueños y aspiraciones.

Acerca de Mauricio Bastien

Actualmente se desempeña como consultor del área de seguridad ciudadana del Banco Interamericano de Desarrollo en Washington DC. Es maestro en Derecho Internacional Público por la Universidad de Leiden y Licenciado en Relaciones Internacionales por la UNAM. Cuenta con estudios en la Universidad del Oeste de Sídney y del Instituto de la ONU de Formación Profesional. Fue profesor invitado de la Maestría en Cooperación Internacional en el Instituto Mora y profesor titular de Desarme y Organismos Internacionales en la UNAM. Fue ganador del Premio de la Juventud 2015, otorgado por la Ciudad de México. La Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO de la SEP lo nombró Embajador Pro Cultura de Paz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>