El principio del tiempo / Opinólogía / Experiencia Gastronómica: Chef’s Table en Enchantment of the Seas

Experiencia Gastronómica: Chef’s Table en Enchantment of the Seas

Por: Beatriz Cabrera



Como lo referí la reseña anterior, la experiencia en Enchantment of the Seas fue inigualable. Cuatro días viviendo y disfrutando el Caribe (Cococay, Nassau y Key West), con sus colores inalcanzables, su transparencia infinita y su esplendor único, rodeado de buenos momentos, buena comida y excelente compañía ¿Qué más podía pedir?

Pues sí, se podía pedir más. Así que aunado a las comilonas que compartí con ustedes hace quince días, mis hermanas y yo nos dejamos envolver por una experiencia más que Royal Caribbean puso a nuestro alcance: Chef’s Table.

Gastronómicamente hablando, la mejor experiencia dentro del barco fue sin duda la cena-maridaje con el Chef. Con un costo adicional (muy razonable para lo que ésta incluía), 12 tripulantes al día tuvimos la posibilidad de participar en una cena exclusiva preparada por el Chef del barco. Siete tiempos, todos ellos acompañados con su respectiva copa de vino, fueron desfilando con fuerza y entrega, en la mesa del pequeño salón adaptado para los efectos.

FOTO: Beatriz Cabrera
FOTO: Beatriz Cabrera

Así, el último día cerramos con broche de oro. Doce personas de más de cinco nacionalidades compartimos el banquete, acompañados del Sub-chef y el Sommelier de Enchantment of the Seas.

La entrada “Amuse-bouche”, fue muy innovadora. Bocadillo preparado sobre una cuchara con pasta de cangrejo y una burbuja de vino blanco, misma que al romperse en el paladar y mezclarse con el crustáceo, generaron una sensación inexplicable pero muy placentera.

FOTO: Beatriz Cabrera
FOTO: Beatriz Cabrera

El segundo plato fue una ensalada de corazones de palmito con aguacate y jitomate acompañados de una vinagreta de champaña, fresca, ligera y amable para abrir el apetito al festín venidero. El vino con el que acompañamos esta ensalada fue Kim Crawford, Savignon Blanc, de Nueva Zelanda.

FOTO: Beatriz Cabrera
FOTO: Beatriz Cabrera

La sopa fue de chícharo. La fuerza del color, el olor y el sabor de esta fueron realmente penetrantes en todos los sentidos. Disfruté mucho la autonomía del ingrediente. A esta sopa la acompañó un Mer Soleil, Chardonnay “Unoaked”.

FOTO: Beatriz Cabrera
FOTO: Beatriz Cabrera

El primer plato fuerte, y mi favorito, fue una langosta a la mantequilla acompañada de caviar Beurre Blanc, fresca y con fuerza dejándose abrazar por la intensidad del caviar y la calidez las verduras con las que estaba rellena, espectacular. A ella la acompañó un William Fevre, Chablis Chardonnay Burgundy francés.

FOTO: Beatriz Cabrera
FOTO: Beatriz Cabrera

Posteriormente, unos deliciosos ravioles de short rib con rábano picosito hicieron su aparición. A éstos los acompañó un Remole, de la Toscana Italiana.

FOTO: Beatriz Cabrera
FOTO: Beatriz Cabrera

El cierre de los platos fuertes fue un solomillo de ternera, acompañado de puré de papa con ajo y kale ahumada. La perfección de la cocción de todos los ingredientes así como su sabor y consistencia sin igual, definitivamente nos llevaron a saborear hasta el último bocado. A este solomillo lo acompañó un Caymus, Cabernet Sauvignon del Valle de California.

FOTO: Beatriz Cabrera
FOTO: Beatriz Cabrera

El postre no podía faltar. “Chocolate Sabotage”, un duo de mousse de chocolate, volcán de chocolate y helado de vainilla hicieron su aparición para cerrar dulcemente una gran velada. Su compañero fue otra presentación del mismo ingrediente: martini de chocolate.

FOTO: Beatriz Cabrera
FOTO: Beatriz Cabrera

Es de compartirles también que además de la cena, el sub-chef gira la cortesía a los comensales para hacer un tour por las cocinas del barco, lo cual sin duda enriquece la experiencia y ayuda a dimensionar lo que implica lidiar con una cocina para alimentar a casi 3 mil personas. Dentro de ellas, lo que más me impresionó fueron las grandes calderas para preparar hasta 150 litros de sopa… todo en tamaño magistral como el propio barco.

Reitero mi invitación a todos los amantes del buen comer® a vivir la experiencia de un crucero. No solo por la aventura que implica per se, sino por los banquetes gastronómicos que pueden disfrutar en un ambiente diferente.

¡Buen Provecho!

Amante del Buen Comer®

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Beatriz Cabrera

Mujer con todo lo que implica, scrapbooking fan, florista de clóset, abogada en horas laborales, amante del buen comer, defensora del amor, fashionista, musical, viajera, coleccionista de recuerdos, madre de dos tortugas y orgullosamente mexicana.

Te puede interesar

#Opinóloga

Estudio Millesime

Comparte en WhatsApp La exclusividad es algo que a todos nos atrae. Un trato personalizado ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>