El principio del tiempo / Opinólogía / Borealis: la poesía que describe el presente

Borealis: la poesía que describe el presente

Por: Marcos Daniel Aguilar


En estos tiempos de redes sociales por internet, en que los críticos y periodistas culturales hablan más sobre las vidas de los escritores que de sus obras publicadas, yo prefiero conversar sobre un libro. Es más, y en específico, vivimos un momento en que existen más poetas que lectores de poesía, por ello, prefiero leer y escribir en torno a ella. Porque ésta, la poesía, no es una evasión de la realidad, como muchos creen; al contrario, tal vez sea uno de los géneros literarios que con más razón y sensibilidad se está ocupando de mostrar la manera en que vivimos en el siglo XXI.

Recuerdo las palabras de Martin Heidegger que en su Carta sobre el humanismo advierte que “el lenguaje es la casa del ser. En su morada habita el hombre. Los pensadores y poetas son los guardines de esa morada”, es decir, los poetas se encargan de encapsular palabra a palabra la esencia de un contexto, la sustancia -como diría Spinoza– de un tiempo y un espacio específico. Cada palabra publicada en un poemario nos significa el instante específico en que fueron escritas, esa “imagen que refulge” y se apaga al siguiente segundo, como describía Walter Benjamin el recuerdo del tiempo pasado.

FOTO: planisferio.com.mx
FOTO: planisferio.com.mx

Borealis de Rocío Cerón (FCE, 2016) me parece un ejemplo claro del escritor que desacelera el tiempo veloz en el que vivimos (porque detenerse a pensar en el siglo XXI es cada vez más difícil). En primera instancia, este libro dividido en siete partes es un texto construido con los elementos técnicos que utilizamos todos los días: está conformado por la parte escrita; tiene un dossier de collages, entre ilustraciones y fotografías, que lo dotan de un sentido plástico que se combina con el performances que la misma Rocío Cerón ha realizado, grabado y subido al Youtube.

Es un poemario multiplataforma que cualquier persona puede leer, ver, escuchar y sentir. Podrá gustar o no esta manera de hacer y entender la poesía actual, pero lo que pienso es que es un claro ejemplo de las aportaciones estéticas a las letras mexicanas, que en muchas ocasiones nuestros narradores y ensayistas no se han atrevido a realizar. Y sin embargo, sí está ocurriendo en la poesía.

En segundo término, este libro está narrado desde la incomprensión de esta etapa de la modernidad. Y no hablo sólo de literatura ni del arte, sino de la sociedad, de la política y la economía. Como dice Enrique Vila Matas en su ensayo La orden de los Finnengans, al describir nuestro mundo como multidimensional y fragmentado, así lo entiende también Cerón en Borealis y representa nuestra “realidad” desde lo no-narrativo, desde la posición de que la vida a estas alturas es inenarrable a la manera lineal-convencional.

Este poemario es un ejemplo de fragmentación, en donde el no-tiempo transcurre en el espacio no establecido y que sin embargo es. Es México, es Islandia, es Latinoamérica, es Europa, es occidente, es el mundo. Fisura. Es una palabra encriptada en el texto. Fisura. Como herida que lastima a cada instante. Fisura. Como la grieta del techo que vemos siempre y de la cual nunca hablamos. Ruptura. Rasguño en el tejido de la piel.

Cada lector puede tener su propia interpretación. A mi parecer este poemario multiplataforma y no-lineal recrea desde la poesía el tejido social que no hemos criticado y que nos ha llevado a la violencia. Una violencia tan común en todas partes -que viene de la política, de la economía y de la amoralidad social- que nos hemos hecho indolentes e incluso hemos llegado a negar su presencia. Lo que hace Cerón es romper paradigmas. Presenta un escenario que es igual en el macrocosmos como en el microcosmos. La misma violencia durante la Segunda Guerra Mundial como en tiempos ancestrales u hoy, en 2017.

Todos somos los asesinados. Los violentados. Todos habitamos esa ciudad intolerante y ruidosa: “Mira tu cuerpo, tan opaco como vidrio estriado, impacto de bala o muertos en canto de grulla… En esta ciudad hay otra ciudad, cerca, más cerca de lo que se piensa… Vista sin que nadie acepte que la mira… Cadáveres… piel de liebre ensangrentada sobre hombre. Fisura… Resguardo y secreto: este hombre no se aventura a escalar una montaña. Y toda montaña es tan mínima”.

Sin pretensiones morales y estéticas, yo encuentro en este libro una interpretación moral de la actualidad, donde no se sabe nada y todo tiene el mismo valor, y una aportación estética que permite al individuo detenerse. Leer. Reflexionar. Porque ¡ay, con qué furia queremos vivir y desvanecernos rápidamente! El ascetismo platónico de fondo y forma es un buen freno contra los amantes deslavados de los kilómetros por hora.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Marcos Daniel Aguilar

Ensayista. Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Articulista de "Relatos e historias en México" y de la revista "Este País". Colaborador de "Laberinto" de Milenio Diario y La Jornada Semanal. Coautor del libro "Uma Suíte Carioca. Alfonso Reyes e o Brasil", editado en Río de Janeiro por 7 Letras (2013). Su libro "Un informante en el olvido" fue publicado por la Dirección General de Publicaciones del Conaculta (2013). En 2015 la Universidad Autónoma de Nuevo León editó su libro "La terquedad de la esperanza", un ensayo sobre el movimiento intelectual juvenil previo a la Revolución mexicana.

Te puede interesar

#Opinóloga

Funeral de flores

Comparte en WhatsApp Para I. Hoy asisto a un funeral, una flor se me ha ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>