El principio del tiempo / Destacadas / La “dueña” del deporte en México; El Caballo de Troya en la CONADE

La “dueña” del deporte en México; El Caballo de Troya en la CONADE

Ciudad de México, 5 de septiembre (Redacción).-  El deporte en México tiene dueña, o al menos hay quien se cree dueña del mismo. Es el caso de Jimena Saldaña de Aja, la actual Directora del Canal 11, vicepresidenta del Comité Olímpico Mexicano (COM) y quien fuera, por muchos años, secretaria particular de Mario Vázquez Raña.

Saldaña encabeza a uno de los grupos que más perjuicio le han traído al deporte nacional, y que a través de la infiltración de directivos en la CONADE, en el COM, en los Institutos del Deporte estatales y en las Federaciones, ha creado una gran red de compadrazgos, que lejos de favorecer al deporte ha privilegiado negocios alrededor del mismo así como beneficios personales, situación que se manifestó en los escasos resultados en la justa olímpica en Rio de Janeiro y que de los que curiosamente salió intacta.

FOTO: Pit Lane
Jimena Saldaña y Mario Vázquez Raña  (FOTO: Pit Lane)

 

De traductora a mandamás

Fueron las habilidades políglotas de Saldaña las que la acercarían al poder, y es que sus orígenes se remiten a la traducción dentro de las reuniones internacionales de directivos del deporte, eso la llevó a que Mario Vázquez contratara sus servicios profesionales de interpretación para así servir al zar del deporte en entrevistas a personajes de talla internacional,  paulatinamente ganaría su confianza hasta convertirse en su mano derecha.

Durante décadas, fue Mario Vázquez Raña, Presidente de la Organización Editorial Mexicana, quien a través de su poder logró juntar a los diversos grupos que respondían a intereses empresariales, deportivos y políticos. Por lo que deportistas, empresarios, y políticos acostumbraban a desfilar para solicitar audiencia con él y obtener algún beneficio de su padrinazgo.

Es ahí cuando Jimena Saldaña comienza a tomar fuerza, un poder prestado, que en su momento le permitía agendar a gobernadores, diputados, atletas, federativos y directores con  su jefe. Su poder crecía y conforme la salud de Don Mario (como le decían sus allegados) se deterioraba; más responsabilidades se le delegaban, acumulando relaciones, amistades, y sobre todo, favores.

FOTO: Esto
(FOTO: Esto)

 

A la muerte de Vázquez Raña, las riendas del deporte en México se balcanizaron. Los diversos grupos, que durante décadas habían vivido bajo su amparo y cacicazgo, comenzaron una batalla por el poder y por los recursos que a expensas de las diferentes instituciones deportivas, gubernamentales y no gubernamentales, pueden obtener. Saldaña no tardó en usurpar el capital político de quien fuese su superior.

Choque de grupos y Alianzas deportivas

Bernardo de la Garza (FOTO: El Universal)
Bernardo de la Garza
(FOTO: El Universal)

No habían concluido los rosarios del funeral, cuando Jimena Saldaña, y el ex titular de la CONADE, Bernardo de la Garza, ya habían formalizado una alianza de facto, privilegiando así los intereses del poder político y empresarial, con la misión de desplazar y minimizar al llamado grupo de los deportistas, liderado por los medallistas olímpicos Jesús Mena y Fernando Platas, división que al poco tiempo tendría como consecuencia el despido de Mena al frente del deporte nacional y que a la postre desencadenaría una lucha por el poder económico y político que el deporte otorga, dejando de lado, por supuesto, a los intereses deportivos.

Al ser Bernardo de la Garza oriundo de la política, con raíces en el Partido Verde y en la Cámara de Diputados, a su paso por la CONADE logró gestionar un presupuesto para el deporte nunca antes visto de más de 7 mil millones de pesos, el gasto en rubros relativos al deporte permitía la posibilidad de crear negocio alrededor de ello. Posterior a su encargo, el ex precandidato a la presidencia se ha desempeñado al frente de negocios enfocados en el desarrollo de proyectos asociados al deporte.

Manuel Portilla FOTO: Ovaciones
Manuel Portilla
(FOTO: Ovaciones)

Producto la alianza entre Saldaña y De la Garza, se impulsó a Manuel Portilla, quien fuese por mucho tiempo el ex secretario particular de este último, y también militante del partido Verde como Subdirector de Calidad para el Deporte en la CONADE, uno de los cargos más relevantes a su interior, de tal forma que al recién llegado Alfredo Castillo, inexperto en la materia, pudiesen tener atado de manos al responder a intereses distintos a los del ex comisionado para la seguridad en Michoacán. El caballo de Troya estaba dentro de la institución deportiva.

La crisis que siguió

Los juegos olímpicos llegaron, las medallas no -o al menos no las esperadas-. Alfredo Castillo fue visto como el responsable mayor, no así las Federaciones, los Institutos del Deporte y el Comité Olímpico, una oleada en su contra exigió su cabeza ¿a quien convenía la destitución de Castillo? No era de esperarse que el primer nombre sobre la mesa para ocupar el cargo fuera el de Jimena Saldaña, le siguió el de Horacio de la Vega, titular del deporte en la Ciudad de México, quien coincidentemente ha recibido recursos públicos del área que encabeza Manuel Portilla. El plan, se fraguó, no funcionó, a Castillo se le ratificó.

Diputados integrantes de la Comisión del Deporto junto a Alfredo Castillo (FOTO: Mexican Times)
Diputados de la Comisión del Deporte junto a Alfredo Castillo
(FOTO: Mexican Times)

El reto de Castillo

La crisis actual del deporte sobredimensiona las facultades y atribuciones de la propia CONADE, o al menos eso fue lo que Alfredo Castillo intentó explicar en las comparecencias ante la Comisión del Deporte de la Cámara de Diputados y de la Comisión de Juventud y Deporte en el Senado, al haber sido llamado a rendir cuentas tras concluirse los Juegos Olímpicos y no haber obtenido los resultados esperados.

Castillo dice no responder a los intereses  de quienes han controlado el deporte dado que no proviene del gremio y como principal bandera propone auditar a las federaciones, una vez que  Peña Nieto le instruyó dejar de lado la disputa con Carlos Padilla, de la COM,  el reto verdadero será desmarcarse de Saldaña, quien ha intercedido en la decisiones al interior de la CONADE, así como en las decisiones y relaciones con el mundo del olimpismo, incluidas las federaciones nacionales e internacionales.

Ante un país lleno de divisiones, fracturas y polarizaciones al presidente Enrique Peña Nieto, en cuanto a deporte se refiere, lo que menos le conviene es seguir teniendo que enfrentar las pugnas deportivas derivadas de herencias mal administradas.

Te puede interesar

FOTO: Visit Mexico

Surf mexicano tendrá otro panorama tras inclusión al programa olí­mpico

Comparte en WhatsAppMéxico, 1 Dic (Notimex).- El presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Carlos Padilla ...