Ciberpunk

Por: Noé Ortiz



El Ciberpunk es un subgénero de la ciencia ficción o ciencia ficción posmoderna; en la década de los años ochenta, William Gibson[1] escritor canadiense publicó su obra Neuromante[2] considerada la precursora de este subgénero que basa sus relatos en un futuro distópico donde no gobierna lo tradicional sino lo que Gibson llama Zaibatsus[3] que son corporaciones multinacionales que controlan a la sociedad a través de la tecnología.

Esa sociedad que gracias a un proceso de tecnificación ha otorgado el control de su vida a los avances tecnológicos y su obsolescencia programada, sociedad identificada con los productos que consumen y que les ayudan a encontrar significado a sus vidas y no así a valores o conceptos clásicos como la familia, nacionalidad, amor, etc.

El Ciberpunk es una crítica a esta tecnificación de la sociedad y es por ello que recurre a la distopía para generar su propia narrativa en una realidad alterna de un futuro ya muy presente en nuestras vidas y que aboga por la programación del futuro hacker en la sociedad que busca ser libre utilizando la tecnología como herramienta anárquica libertadora, seguro estoy que Kropotkin[4] sigue vigente muy al estilo de The Matrix de los hermanos Wachowski.

Foto: theculturetrip.com
Foto: theculturetrip.com

No podríamos entender el Ciberpunk sin el papel que han jugado los hackers que, gracias a su especial habilidad en el manejo del lenguaje computacional han podido democratizar la tecnología y la información para todo el mundo, al menos en la medida de sus posibilidades, y muchos de ellos se han convertido en personas peligrosas para el sistema, argumentando que “la información quiere ser libre”.

Quiero aventurarme a creer que el Ciberpunk ha transitado de un subgénero de la ciencia ficción a un movimiento anárquico que a pesar de utilizar la tecnología del sistema, busca acabar con el sistema partiendo de la desconfianza que se tiene hacia la autoridad, entendida en términos clásicos de la relación gobernante-gobernado, al mismo tiempo que promueve la descentralización en todos sus aspectos.

El ciberpunk ha tenido diversas manifestaciones, desde la tecnológica por supuesto, hasta en el arte, la música, la pintura al grado de convertirse en un estilo de vida donde la droga electrónica que todos utilizamos hoy día, es utilizada de manera distinta por los ciberpunks.

En la pintura, el Ciberpunk refleja grandes ciudades oscuras, extremadamente densificadas, con un desarrollo urbano que ha acabado con el entorno natural, lleno de luces de colores, hologramas y tecnología que aparentemente facilitan la vida del ser humano, cuando en realidad solo la han esclavizado; en el caso de la música el subgénero Trance de la música electrónica es una de las mejores expresiones ya que ayudan a adentrarse y sobrellevar ese mundo sombrío.

Foto: hdw.eweb4.com
Foto: hdw.eweb4.com

En el caso de la literatura el libro ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick (1968) nos ha dado una de las mejores manifestaciones del Ciberpunk en su adaptación cinematográfica con Blade Runner y su continuación 2049 (algunos la catalogan en el subgénero Neo-noir); el anime japonés ha llevado al máximo este estilo de vida expresándolo de distintas maneras regalándonos, por ejemplo, la obra de arte Akira[5] (1988) de Katsuhiro Otomo.

Actualmente el ciberpunk puede estar presente en diversas manifestaciones culturales sin ser esa la intensión original del artista, pues próximamente veremos la nueva entrega de Steven Spielberg Ready Player One basado en la novela de Ernest Cline (2001) donde este subgénero de ciencia ficción vuelve a estar presente.

Es claro que en el mundo la tecnología está dictaminando nuestra forma de vida y no al revés, en mi opinión el ciberpunk es un estilo de vida que se amolda en muchos sentidos a las necesidades y principios de quien utiliza la tecnología y sus capacidades para dominarla, quien sabe, podrías tú ser un miembro del Ciberpunk sin saberlo.

Foto: moesucks.com
Foto: moesucks.com

Si te interesa conocer más de este subgénero o subcultura, te recomiendo el documental Ciberpunk de 1990[6] o bien escucha un set electrónico[7] para adentrarte a este mundo.

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/William_Gibson

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Neuromante

[3] https://en.wikipedia.org/wiki/Zaibatsu

[4] https://es.wikipedia.org/wiki/Piotr_Kropotkin

[5] https://www.youtube.com/watch?v=E6uh-I69wyk

[6] https://www.youtube.com/watch?v=hRwU9zJcT60

[7] https://www.youtube.com/watch?v=9kAq_mjwN8w

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Noé Ortiz

Licenciado en Relaciones Internacionales por la UNAM, especalizado en la RP China, maestrante en Estudios Interdisciplinarios de la Sostenibilidad Ambiental, Económica y Social por la Universidad Autónoma de Barcelona, con estudios en el Programa Universitario de Medio Ambiente y estudiante de desarrollo sostenible por la Universidad de Columbia. En sus temas de interés encontramos la ecología política, ecología industrial y urbana, sistemas de información geográfica, infraestructura verde urbana, justicia ambiental urbana, entre otros. Cuenta con experiencia en la iniciativa privada pero sus últimos años profesionales han sido en gobierno municipal. Actualmente desarrolla investigación sobre la flexibilización del territorio y la Metaciudad a través del Big Data.

Te puede interesar

#Opinóloga

Los beat, la psicodelia y el cine

Comparte en WhatsApp Cualquier época del arte ha sido perfecta. La historia da cuenta sobre ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>