El principio del tiempo / Opinólogía / Compartir para combatir el hambre

Compartir para combatir el hambre

Por: Estefanía Pérez



Hace unos días encontré un Feed Truck mientras tomaba el desayuno en un restaurante del centro de Génova, Italia; aunque al principio no entendí de qué se trataba la labor de los jóvenes que bajaron del vehículo, llamó mi atención ver salir al dueño del lugar con una caja repleta de alimentos en buen estado y entregarla a los mismos. Al ver mi expresión de confusión, una de las chicas que apoyan en el restaurante, me contó de manera breve que se trataba de grupos de personas que combaten el desperdicio de alimentos, a través de la recolección de donaciones en especie, para formar paquetes de valor nutrimental y posteriormente entregarlos a los beneficiarios, actividad similar a la de los Bancos de Alimentos.

Foto: Twitter/ @Omelete
Foto: Twitter/ @Omelete

Este es sólo un ejemplo de los diferentes programas que en todo el mundo se están realizando para poner fin al hambre. Llevando la problemática a un contexto nacional, aunque paradójicamente en México se produce mucha más comida de la que se necesita para nutrir al país, los alimentos no llegan a todos y en su lugar se desperdicia el 37 por ciento de estos, volumen suficiente para cubrir la carencia alimentaria de siete millones de personas en pobreza extrema. Si pudiéramos rescatar o disminuir esas pérdidas de comida y tratar de orientarlo al consumo humano, podríamos hacer frente a la seguridad alimentaria.

¿Qué alimentos se desperdician en mayor medida en México? De acuerdo al estudio Línea Basal de Pérdidas y Mermas de Alimentos, anualmente en nuestro país se desperdicia el 57 por ciento de la leche de vaca, que equivale a más de 1000 millones de litros, cantidad que bastaría para llenar 400 albercas olímpicas; 29 por ciento de las tortillas, 45 por ciento del pan, cifra con la que construiríamos siete estadios de futbol, 39 por ciento de la carne de pollo y 37 por ciento de huevos. Una estadística lamentable, tomando en cuenta que de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, existen 1,194,805 niños con desnutrición crónica en el país.

¿Qué podemos hacer?

Como siempre he dicho, estar conscientes de una problemática, es sólo la primera parte de la solución, más allá de la opinión que me merece esta realidad que enfrentamos, durante el mes de julio, en el ONMPRI y la SMJ Nacional abordaremos esta causa para crear conciencia social sobre la importancia de prevenir el desperdicio de alimentos, haciendo hincapié en darnos la oportunidad de compartir, pues se dice que a mayor producción de insumos mayor es la pérdida de los mismos; por lo que se realizarán a lo largo de la República Mexicana diferentes actividades y jornadas de recolección de alimentos en el marco de la campaña #CompartoyNoDesperdicio. Todos están invitados a sumarse a la causa.

Foto: Twitter/ @SMJNacional en
Foto: Twitter/ @SMJNacional en

Es importante que como sociedad civil unamos fuerzas con Instituciones, el gobierno de México que cuenta con el Programa Sin Hambre, los Bancos de Alimentos como Cáritas que desde hace 21 años realizan una labor excepcional, para cerrar filas a este problema que empaña el desarrollo de nuestra sociedad e impacta principalmente en los niños que sufren de alguna carencia alimentaria.

Te comento que la ONU en su Agenda 2030 de acuerdo a los ODS 1 (Fin de la pobreza), 2 (Hambre cero) y 12 (Consumo responsable) busca que en los siguientes 13 años, se logre reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per capita y disminuir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y distribución, incluidas las posteriores a las cosechas; además de reducir de manera sustancial la generación de desechos mediante políticas de prevención, reducción, reciclaje y reutilización. ¿Te unes? Como verás el reto es enorme, pero iniciar en casa realizando compras responsables y cocinar solo lo necesario, o bien compartir el excedente de comida, es una práctica sostenible para involucrar a tu familia; pues rescatar y hacer llegar los alimentos en buen estado a quien carece de seguridad alimentaria, no sólo impacta en la sociedad, sino también en el medio ambiente.

Foto: segundoenfoque.com
Foto: segundoenfoque.com

Siempre que esté en nuestras posibilidades, podemos tender nuestra mano a quien lo necesite, compartiendo lo bueno que tenemos a quien menos tiene. El hambre no espera, confía, participa y haz equipo con instituciones o personas que como tú buscan hacer un cambio positivo en la realidad de otras personas.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Estefanía Pérez

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad Veracruzana. Estudiante de Comunicación y Marketing Político en Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón, España. Es Coordinadora Nacional del Programa de Causas de la Secretaría Nacional de las Mujeres Jóvenes del PRI y Consejera Política Nacional Suplente. Cuenta con amplia experiencia en Comunicación Política Digital. Kybernauta y orgullosamente veracruzana, convencida que hablar bien de tu entorno, puede cambiar tu mundo.

Te puede interesar

FOTO: @ManceraMiguelMX

Gobierno capitalino invertirá 20 millones de pesos en comedores comunitarios

Comparte en WhatsAppMéxico, 26 Jun (Notimex).- El jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>