El principio del tiempo / Opinólogía / Congruencia y consistencia

Congruencia y consistencia

Por: Carlos López Kramsky


Este mes de febrero no ha parado de sorprendernos con anuncios, encuestas y demás vicisitudes de la res pública. Hay que empezar por un hecho que llama la atención por la coherencia que lo reviste; Roberto Gil Zuarth solicitó licencia a su escaño en el Senado –sin renunciar al Partido Acción Nacional (PAN)- para dedicarse a actividades privadas. En varios medios ha dejado en claro que se retira de la política por un tiempo indeterminado por diversas causas, entre ellas, la descomposición que ha sufrido el PAN, el cierre de espacios de debate y de confrontación democrática en el partido y por la falta de consistencia entre los valores que dieron vida a esa organización política y los fines que actualmente persigue.

Foto: eluniversal.com.mx
Foto: eluniversal.com.mx

Hay que ser muy congruente consigo mismo para dejar el poder político antes de sacrificar los valores que uno defiende y eso es justo lo que ha hecho el senador Gil Zuarth, quien destacó en los últimos cinco años como un parlamentario en toda la extensión de la palabra; comprometido con el estado de derecho, con la democracia y con la defensa a través de argumentos de lo que considera lo correcto. En un tiempo en el que es tan fácil y común descalificar, segregar, condenar, e incluso insultar al contrario por el mero hecho de no pensar igual, el senador Gil Zuarth privilegió el diálogo, el debate inteligente, los argumentos sólidos y el respeto por la dignidad del otro, entendiendo que no existe un “yo” sin el “otro” que me define. Mucho va a extrañar la vida pública el ejercicio de dignidad y autonomía que el senador Gil Zuarth demostró en el parlamento; muchos quizá no estaban de acuerdo con sus posiciones y es completamente legítimo diferir, pero no se le puede reclamar que haya rehuido a alguna confronta de ideas cuando ésta se daba en el terreno del intercambio leal y el reconocimiento de la alteridad.

Y es precisamente él quien puso la llaga en el dedo –así, al revés, pues el dedo parece no querer moverse- pues llamó la atención sobre el hecho de que tenemos que empezar a concebir que es una posibilidad real que Andrés Manuel López Obrador gane las elecciones presidenciales de julio. Y, de nuevo, tiene razón el senador Gil Zuarth –aunque incomode a muchos- al apreciar que hoy más que nunca, existen las condiciones sociales para que una mayoría de mexicanos decida darle su voto a López Obrador y, ante ello, es imperativo analizar el escenario que esa hipotética victoria generaría y establecer los mecanismos de diálogo con el hoy precandidato de Morena, así como avanzar en la construcción de reglas claras de continuidad democrática y de fortalecimiento del estado de derecho, gane quien gane la Presidencia de la República.

Foto: economiahoy.mx
Foto: economiahoy.mx

Todas las encuestas publicadas hasta hoy dan una ventaja de varios puntos a López Obrador sobre su más cercano perseguidor (Ricardo Anaya); esta tendencia se repite en las encuestas de elecciones de gobernador publicadas por la empresa Massive Caller, en las que se aprecia que Morena ganaría los gobiernos de la Ciudad de México, Chiapas, Morelos, Puebla, Tabasco y Veracruz, dejando Guanajuato y Yucatán para el PAN y Jalisco para Movimiento Ciudadano. Bien hace el senador Gil Zuarth al hacer un llamado para no cometer el mismo error que en Estados Unidos durante la elección de Donald Trump; no podemos ignorar que hoy es posible y probable que López Obrador gane la presidencia y que su partido gane la mayoría del Congreso de la Unión y de los gobiernos estatales en julio; en este caso –como en ningún otro- la política del avestruz es un lujo que no nos podemos dar. Va a hacer mucha falta esa voz crítica y objetiva en los momentos de tribulaciones que se avecinan. Siempre harán falta los políticos que tiendan puentes.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Carlos López Kramsky

Abogado, Maestro en Derecho Constitucional y Doctor en Derecho por la Universidad Marista, Campus Ciudad de México; tiene estudios de maestría en Derechos Humanos y Democracia por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO); diplomado en Análisis Político por la Universidad Iberoamericana y en Diversidad Cultural, Políticas Públicas y Derechos de los Pueblos Originarios de México, por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Ha sido catedrático en diversas universidades, asesor legislativo y servidor público en el Gobierno Federal.

Te puede interesar

#Opinólogo

Locura en la Antártida

Comparte en WhatsApp Estoy seguro que los debates nos han vuelto una sociedad nihilista, digna ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>