El principio del tiempo / Opinólogía / De ambición y cosas peores

De ambición y cosas peores

Por: Gerardo Garibay



El lenguaje es reflejo de la identidad, las palabras y el significado que les damos no son casualidad, ni una inofensiva convención, sino una puerta a los entretelones de los valores conscientes y subconscientes que asumimos como individuos en nuestra convivencia con los demás a través de la estructura social.

Por eso el hecho de que en México y en América Latina el concepto de ambición está encuadrado como algo negativo, y la palabra “ambicioso” se considera como un insulto, constituye más que una curiosidad semántica, especialmente si lo comparamos con el hecho de que, por ejemplo, en la cultura norteamericana, el concepto de ambición tiene una connotación positiva y la palabra “ambicioso” tiende a ser un halago.

FOTO: posta.com.mx
FOTO: posta.com.mx

Y es algo que vale la pena detenernos a reflexionar, porque justamente la causa de muchos de nuestros problemas en América Latina es el buenoidismo esquizofrénico de nuestras sociedades, reflejado, entre otras cosas, en el rechazo a la ambición.

Condenamos la “ambición” y alabamos la mediocridad y la “humildad” (mal entendida), pero luego nos quejamos de que nuestros países sean mediocres y limitados. Rechazamos a quien plantea abiertamente sus ambiciones, mientras alabamos por su sencillez y humildad al que las disfraza bajo un manto de demagogia sensiblera.

Nos decimos indignados por la pobreza, pero al mismo tiempo consideramos a los pobres como moralmente superiores y a la riqueza como algo de qué avergonzarse. Y como reacción malsana a esa represión acumulada, surgen los “mirreyes” y la narco cultura, que representan para muchas personas la encarnación de esa fantasía de una ambición sin escrúpulos y una riqueza sin esfuerzo.

Consideramos como humillante el dedicarse a las ventas y como admirable el andar de chairo o de “licenciado”, aunque de esto último sólo se tenga el título y no los conocimientos, y a consecuencia de ello creamos una titulitis cuyas primeras víctimas son los egresados universitarios que ahora enfrentan cifras de desempleo mayores en comparación con quienes no llegaron al nivel educativo superior.

Desconfiamos de los empresarios por ser “explotadores” y de los políticos por ser “rateros”, pero queremos que los políticos tengan cada vez más poder, y que controlen la economía, la educación, la salud y todo lo que se pueda, con el pretexto de que “privatizar es malo”, aunque hasta los líderes del coro de los servicios públicos, como López Obrador, corran a hospitales privados para atenderse cuando se enferman.

Alabamos al “pueblo bueno”, pero buscamos la primera oportunidad para alejarnos de él tanto como sea posible, en fraccionamientos cerrados y lugares por el estilo. Nos indigna el muro de Trump, pero claro, que a los de nuestras colonias les suban otros tres metros, no sea que alguien se vaya a meter.

Para acabar pronto, nos creemos la espiritual “Ariel” latinoamericana que se enfrenta al materialista “Calibán” anglosajón, pero en el fondo sabemos que no es verdad, y por eso es que en México todo el mundo es re-quete bueno, pero todo está re-quete mal.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Gerardo Garibay

Católico en la fe y libertario en la política. Profesor universitario, escritor y analista político. Maestro en Política y Gestión Pública y licenciado en derecho por la Ibero León. Durante los últimos 13 años mis artículos han aparecido en medios impresos y electrónicos en varios países. Soy autor de dos libros: “Sin Medias Tintas” y “López, Carter, Reagan”. Creo en personas libres y mercados libres.

Te puede interesar

FOTO: Euronews

Hasta 1 de diciembre, nuevo encuentro entre Peña Nieto y López Obrador

Comparte en WhatsAppMéxico (Notimex).- Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia de la República, afirmó que ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>