El principio del tiempo / Opinólogía / De cómo me acerqué a la literatura y la televisión cultural en México

De cómo me acerqué a la literatura y la televisión cultural en México

Por: Alfredo Godínez



Mi acercamiento a la lectura fue tardía, extraña. Recuerdo que el primer libro que leí y logró gustarme fue Macario de B. Traven (cursaba el 1ero de secundaria). Fue hasta 3ero de secundaria y gracias a una amistad que entablé en aquellos años con Luis Javier Pedraza (actualmente un cineasta poblano que ha figurado en diversas selecciones internacionales como: ConstruirCine en Argentina y el SFC del Festival de Cannes 2016 con su película: Espantajo), fue que comencé a leer a Hermann Hesse y Nietzsche; empero fue hasta que leí Diablo Guardián de Xavier Velasco y, casi al mismo tiempo, entablé amistad con Pedro Ángel Palou que realmente me adentré al mundo de la lectura.

Sin embargo, los cimientos los colocó –aunque cueste difícil de creer- la televisión. Además de ver los programas típicos de todo niño y adolescente, yo disfrutaba de ver programas: Zona abierta con Héctor Aguilar Camín, Círculo rojo con Javier Solórzano y Carmen Aristegui, En Caliente con José Ramón Fernández, El diario de la noche de Brozo; aunque poco o nada tenían que ver con el mundo literario, fueron programas que me formaron y en los que llegaba a ver/escuchar la opinión de algunos escritores. Posteriormente, no me perdía las opiniones que Carlos Monsiváis, Germán Dehesa, Elena Poniatowska, Ernesto de la Peña, Javier Aranda Luna, por nombrar algunos, daban en los noticieros de Televisa. Sin olvidar, desde luego, las novelas que se realizaron con la asesoría de Clío: El vuelo del águila y La antorcha encendida.

Foto: feanari.files.wordpress.com
Foto: feanari.files.wordpress.com

Y más tarde, a la par que ya leía constantemente, veía programas como: Domingo 7, Un día con…, Claves, Retomando a… y Final de partida, que eran transmitidos en los canales de Televisa o Tv Azteca; y al mismo tiempo llegué a ver: Entre líneas, La Dichosa palabra, El show del insomnio, Así la libro en Canal 22.

Y antes de mí, otras generaciones se educaron viendo a Juan José Arreola, Ricardo Garibay y Octavio Paz en diversos programas que eran transmitidos en televisión abierta.

Actualmente los programas culturales-literarios -más allá de lo realizado por Canal 22, TvUNAM, Canal 11 y el surgimiento que está teniendo el Canal 14- recaen en La otra aventura, Clío-tv, El foco, Creadores universitarios y las retransmisiones de Retomando a… por la madrugada. Básicamente la televisión comercial no está apostando por los programas culturales y los noticieros televisivos tampoco están dándoles voz a los intelectuales mexicanos.

Muchos dirán: ¿para qué quiero que Tv Azteca y Televisa apuesten por darle espacio a la cultura si ya se pueden ver en todo el país los canales cuyo contenido apuesta a eso? Simple: los canales culturales ya cuentan con un público cautivo y a ellos llegarán la gente ávida de cultura; empero alguien que toda la vida ha visto Tv Azteca y Televisa, probablemente nunca tenga la oportunidad de ver/escuchar/conocer a alguno de nuestros intelectuales.

Para ejemplo dos botones: en los funerales de Octavio Paz (dicen los testigos) y Carlos Monsiváis (algo que sí pude ver en las transmisiones que se realizaron) asistieron un número importante de mexicanos, entre los que se encontraban amigos, lectores y personas que los conocieron a través de sus participaciones televisivas. Y sin duda, alguien que haya tenido la oportunidad de verlos en la televisión comercial, es muy probable que se anime a leerlos en algún momento.

Por otro lado, los canales culturales deberían apostar por programas más dinámicos y donde se les dé espacio a los jóvenes; y que cada uno de sus contenidos contribuyan a la formación de públicos.

¿Y usted, caro lector, qué opina?

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Alfredo Godínez

Gestor cultural, poeta, lector empedernido, amante del fútbol y del teatro; es colaborador de Distrito Teatral y ocasionalmente de 24Horas-Puebla. Ha publicado en revistas como Relatos e historias de México, UniDiversidad, Laberinto del Diario Milenio-El Portal de Veracruz y Revista 360°-Puebla.

Te puede interesar

#Opinólogo

Antología mínima de poesía electoral

Comparte en WhatsApp Antología mínima de poesía electoral ¡Qué silbidos de venenos candidatos se sentían! ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>