El principio del tiempo / Opinólogía / De la chinampa a tu casa

De la chinampa a tu casa

Por: Deborah López


“El problema de la agricultura actual es que no es un sistema orientado a la producción de comida, sino a la producción de dinero”

-Bill Mollison

Creo firmemente que debemos consumir localmente, para lograr cambios significativos a nivel global. He recibido la puerta mi canasta con productos orgánicos de temporada cultivados de forma sustentable en las chinampas de Xochimilco. No puedo estar más emocionada al poder cocinar con las mismas verduras que los cocineros mexicanos más reconocidos utilizan en sus restaurantes, mientras se apoya la preservación de una comunidad entera y un método de agricultura ancestral que debe ser un orgullo de México y que define nuestro pasado prehispánico.

Este gran proyecto surge en 2011, por YOLCAN, un grupo de jóvenes preocupados principalmente por la amenaza que el crecimiento de la mancha urbana supone para la comunidad de las familias chinamperas en Xochimilco, especialmente de la reserva de Cuemanco. Actualmente han logrado integrar exitosamente una red de pequeños productores en la zona, Texcoco y otros estados como Hidalgo.

Foto: youtube.com/ Yolcan
Foto: youtube.com/ Yolcan

El apoyo a los productores de la zona se basa en 3 ejes de impacto: social, ambiental y cultural. En este último con la intención de preservar la tradición milenaria de las familias chinamperas que han utilizado esta forma de cultivo como medio de vida. Tradición que se pasa de padres a hijos y que cada vez se va perdiendo debido a la falta de impulso y apoyo, y es aquí donde el comercio justo cobra vital importancia. Una loable iniciativa ha sido la intención de construir una escuela chinampera que apoye en el traspaso de conocimientos de las nuevas generaciones de estas comunidades, con capacitación y todo el soporte de un equipo de expertos que buscan rescatar este método de agricultura sostenible.

Hoy son muchos los retos, para que la agricultura sostenible sobreviva en una ciudad como esta. Han tenido que enfrentarse de primera mano con la contaminación, la más latente de nuestras amenazas. En la cual YOLCAN se impuso la titánica misión de limpiar el agua de Xochimilco. Para ello utilizan el poder de las alianzas estratégicas y las nuevas tecnologías para brindar capacitaciones efectivas en el tema. Un gran ejemplo es la colaboración con el CINESTAV (Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional) en la introducción de un sistema de biofiltración para descontaminar el agua en los canales de cultivo.

La diversidad es la fuerza vital para nuestro planeta. Así como los policultivos de estación de las chinampas mantienen un balance en su ecosistema. En México, el principio de Permacultura, o el diseño de medio ambientes humanos sostenibles, respetando los espacios naturales, sustentando a familias y comunidades, reciclando nutrientes y residuos y aprovechando al máximo los recursos de los que se disponen va impulsándose y este es uno de los mayores exponentes en una superficie característica de un sistema de cultivo que se adapta a su medio y lo enriquece.

Foto: sinembargo.mx
Foto: sinembargo.mx

Por otro lado está el tema de la cocina de temporada: Tan importante para el cambio climático y la preservación de los ingredientes nativos. Una nueva generación de cocineros mexicanos ha tomado el papel de embajadores de este movimiento. En esta corriente, el aprecio por lo local es la clave para que restaurantes de la calidad de Pujol, Lalo, Lardo o Rosetta entre otros elijan a YOLCAN como proveedores de los ingredientes más frescos para sus platillos.

La ecogastronomía en el ámbito culinario mexicano es cada vez más presente y fomentada, precisamente por estas nuevas voces que incorporan el valor ético de la cadena productiva que lleva al producto final de sus cocinas. Es elegir con sabiduría y profunda reflexión la calidad, pero sobre todo el impacto de los insumos que han de componer un platillo.

Todo esto deriva en una cadena de valor más que positiva. Se incentiva la economía local, se fomenta el consumo ecológico y responsable y se genera un ciclo de comercio justo para los productores y sus familias, pero quizás el valor intrínseco reside en un término denominado food sovereignity o el regreso del control de la producción y distribución de los alimentos a quienes son verdaderos dueños de sus tierras, sus métodos y conocimientos, pero sobre todo quienes participan activamente de la importancia del proceso para el respeto de sus comunidades.

Pienso que más proyectos como el de YOLCAN son necesarios porque luchan de manera integral por una causa que nos compete a todos. Va más allá del tema ecológico, sino de la parte humana, de nuestras raíces, de volver a sentir esa soberanía por el patrimonio que representan nuestros productos nacionales y de paso permitir la trascendencia del legado de este país. Así las emblemáticas chinampas son una muestra de la riqueza cultural prehispánica que se resiste a desaparecer. Y esa riqueza está hoy disponible y tan accesible como recibir una canasta a las puertas de tu casa.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Deborah López

Licenciada en Negocios Internacionales por la Universidad Anáhuac. Estudiante de Maestría en Responsabilidad Social. Ha participado en proyectos sociales de AIESEC en Brasil sobre conciencia medioambiental. Es activista y voluntaria en asociaciones como Animal Heroes y Slow Food Movement. Le interesan los temas de sustentabilidad, comercio justo y medio ambiente. Se considera la oveja orgánica de su familia y cree firmemente que a través de la acción social conjugada se lograrán cambios significativos y de impacto para el desarrollo sostenible en México.

Te puede interesar

#Opinólogo

Mi relato del terremoto en las calles

Comparte en WhatsApp La rabia del suelo movió todo lo que había en la superficie ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>