El principio del tiempo / Opinólogía / De la comedia, el amor y otros placeres

De la comedia, el amor y otros placeres

Por: Jimena Ladu


Todo comienza aquí, ¿el amor vale el dolor que nos causa, por el placer que nos encanta? Sí, así lo demuestran las películas de comedia romántica. Basta ver Una Eva y dos Adanes (Some like it hot, 1959) de Billy Wilder y Una dama es una dama (Une femme est une femme, 1961) de Jean-Luc Godard. Ambas, aunque muy diferentes en narración y estilo, reflejan dos formas de sentir el enamoramiento: sincero y divertido.
En realidad, los individuos siempre estamos en búsqueda de la fórmula científica para que nos salga el amor como lo vimos en las películas, pues algo tiene el romance que nos molesta sobre manera: la incertidumbre.
Foto: debravega.wordpress.com
Foto: debravega.wordpress.com
Así, todos protagonizamos nuestra propia película y lo divertido es que, en nuestra vivencia del día a día, pareciera actuamos siguiendo las reglas de los diferentes géneros cinematográficos. El cine es un reflejo de nuestra realidad social y cada quien se apropia del estilo que va más con su personalidad.
Cabe aclarar que la comedia romántica no es de los géneros más taquilleros en el cine. Las marquesinas son dominadas por las cintas de aventura, los dramas, las cintas animadas o las películas de acción. Con todo, las comedias románticas cumplen un papel fundamental en el imaginario del quehacer amoroso.
En el mes de febrero, “mes de los enamorados”,  encontramos en cartelera películas que reflejan historias entretenidas y románticas, en el mejor de los casos; en el peor, encontramos temáticas incoherentes, sostenidas por las mismas fórmulas clichosas, en las siempre se sabe qué va a pasar. En ambos casos impera una cantaleta moral, quizás por ello caen de mi preferencia, por incoherentes, pues se les olvida algo: el amor carece de moral y de prejuicios. Así lo vemos en Una Eva y dos Adanes y en Una dama es una dama.
Si tomamos en cuenta que, en México el cine es un artículo de lujo, cuyo acceso equivale al salario mínimo de un obrero, inmediatamente colocamos la condicional: si va uno al cine va a divertirse. Sin embargo, el cine es también un producto de consumo, y debemos exigir estándares mínimos de calidad.
No sé si las grandes productoras crean que los temas están agotados o que estamos atrapados en la tendencia existencialista o dramática de ver el amor como algo muy interno que carece de entendimiento, diversión y espontaneidad.
En Una Eva y dos Adanes se habla de la liberación sexual de la mujer y de la homosexualidad, no como un tema, como un hecho que sucede. Sugar (Marilyn Monroe) se muestra libre y natural ante sus múltiples fracasos amorosos, deja de lado los hechos del pasado e, incluso, cede ante su consciencia planificada y termina enamorándose de un saxofonista, Joe (Tony Curtis). Lo importante es saber vivir la vida, porque todo llega de la forma más inesperada posible, como el amor de un millonario a un músico, Jerry (Jack Lemmon).
Foto: laweekly.com
Foto: laweekly.com
Por otro lado, Jean-Luc Godard, quien en sus primeros trabajos explora la relación de pareja hombre y mujer, plasma de una forma filosófica y didáctica los roles de la mujer y el hombre en una correlación amorosa.
En Una dama es una dama, Godard muestra a una pareja que sigue unida, quizá por la frescura de su sentimiento, en donde el hombre impone, la mujer se encapricha y la negación es el peor enemigo de quien se cree enamorado. Y aunque ambos (Émile y Angela) se enfrentan, hay una fuerza extraña con la que ninguno de los dos puede luchar.
¿Qué fue lo que se vio? ¿Una comedia o una tragedia? Pues, como el amor encierra odio, placer, sueños y un sin número de sentimientos contradictorios, no nos queda más que pensar que la comedia romántica va más allá de un juicio moral. El placer de sentirse amado, la confusión más extraña de nuestro ser.
Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Jimena Lagunes

Maestra en Comunicación y Cultura por la UNAM. Se ha especializado en estudios sobre cine, música, migración, poscolonialismo y otredad. Apasionada de la vida, la moda, el arte y los viajes. Investigadora de cine.

Te puede interesar

#Opinóloga

Las múltiples educaciones sexuales

Comparte en WhatsApp La educación sexual es tan compleja, que abarca varios aspectos sociales, psicológicos ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>