El principio del tiempo / Opinólogía / De la euforia por la libertad al desánimo por la tragedia

De la euforia por la libertad al desánimo por la tragedia

Por Julio Cesar Rojas González


El mes de septiembre guarda un sentido especial en la memoria de la comunidad mexicana, pues se conmemora el inicio de la independencia, asimismo se recuerdan los eventos trágicos de los sismos que azotaron al país en los años de 1985 y 2017. Se puede decir que de la euforia por la libertad se pasa al desánimo provocado por la tragedia. Al cumplirse un año de los terremotos del 7 y 19 septiembre, las ruinas son todavía un componente del paisaje, lo mismo en Oaxaca que en la Ciudad de México hay muros destruidos, tiendas de campaña y algunos espacios donde los damnificados se resguardan después de haber perdido por completo las viviendas donde habitaban.

Fuente: hernandezesquivel.blogspot.com
Fuente: hernandezesquivel.blogspot.com

Conforme va pasando el tiempo resulta más difícil la reparación de los inmuebles dañados parcialmente, todavía más complicado es dar solución a todas aquellas personas cuyas construcciones fueron evaluadas como pérdidas totales. Los sismos vinieron a evidenciar la ineficacia, el descuido y la corrupción en las dependencias encargadas de dar seguimiento a las construcciones tanto en la Ciudad de México como en diversos estados del país, donde después de los terremotos se descubrió que un factor en la generación de los derrumbes fue el uso indiscriminado de materiales precarios o insuficientes para dar cimentación a los edificios. La indignación sobre la corrupción abrió la mirada hacia un ámbito descuidado: el desarrollo inmobiliario.

En un trabajo realizado por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad que revisó cerca de 300 inmuebles afectados en la Ciudad de México y de los cuales 28 fueron estrictamente evaluados para determinar cuáles aspectos habían influido en los daños, se concluyó que algunas constantes eran: el uso de material barato y de mala calidad, edificaciones que violaban los reglamentos de construcción y el mal diseño de los edificios1. Esta situación pone de manifiesto las relaciones de intermediación y de intereses gestadas en una ciudad que es inhóspita e inhabitable pero que a pesar de ello continúa ampliando sus espacios como si fuera posible el crecimiento infinito.

Entonces queda decir que los gobiernos de la Ciudad de México han puesto en práctica una política urbana desastrosa que privilegia los negocios antes que la seguridad de sus habitantes. Ni antes ni después del sismo, el gobernante en turno realizó una acción de autocrítica y tampoco reconoció los errores u omisiones que estaban dándose, contrario a ello, hemos visto una y otra vez a funcionarios de la administración local, así como federal, prometer y posponer acciones concretas para la reconstrucción de la entidad. La confianza hacia los gobernantes está dañada por un asunto que no es político, eso demuestra que ante urgencias creadas por fenómenos naturales la capacidad gubernamental es limitada.

Ahora bien, si los daños materiales son los más evidentes, las afecciones en los ritmos de la vida cotidiana son mayores, ya que actividades como la asistencia al trabajo o a la escuela cobraron un significado de angustia, aflicción que se manifiesta en cada nuevo acercamiento con lo imprevisible de un sismo. Aspectos como la seguridad y la confianza pueden desaparecer ante el sonido de la alarma sísmica que ahora es considerada como un tono detestable pero del que nadie puede desistir en hacer caso. Para quienes se vieron afectados, la organización y la autogestión ha sido una manera de sobreponerse a los daños provocados a su vida y al mismo tiempo es una respuesta a la ineficiencia gubernamental. Aspectos como estos hacen recordar a la noción de sociedad civil de 1985, que de manera oportuna rescató Carlos Monsiváis y que significa

“esfuerzo comunitario de autogestión y autoconstrucción, espacio al margen del gobierno y de la oligarquía empresarial”.2

La organización de la comunidad ha permitido socialmente proporcionar algún sentido a la vida de las personas, dar confianza y es una muestra de solidaridad, aunque hasta el momento no se conoce del todo la eficacia política de esta sociedad civil, es importante resaltar su organización, ya que tiempo después esos lazos pueden ayudar a modificar el horizonte de acción de las personas que comparten como causa común: el bienestar del otro.

Julio Cesar Rojas Gonzálezpolitólogo por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, reseñista de la revista metapolítica de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Transcriptor de la Memoria del conversatorio “Uso y disfrute del espacio público” CDHDF (2018), relator del “Primer Encuentro Internacional Anticorrupción: Hacia una nueva ley de profesionalización para el siglo XXI” (2017), Integrante de la comisión redactora del “Encuentro Internacional sobre la Constitución de la CDMX”, (2017). Actualmente es colaborador de la asociación civil ACCESO MX

Mexicanos contra la corrupción y la impunidad, “¿Por qué se cayó mi edificio?”, 2018. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=6sQfZe6wX1g.

2 Carlos Monsiváis, “El día del derrumbe y las semanas de la comunidad”, Cuadernos Políticos, número 45, enero-marzo de 1986, p. 18.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Acceso MX

Es una asociación civil sin fines de lucro conformada por jóvenes y activistas sociales con interés de construir espacios socialmente organizados, por medio de la investigación, capacitación y articulación. Aspiramos trabajar por un estado democrático sin impunidad, corrupción, desigualdad, inseguridad y violencia. Participamos en la promoción de las agendas ciudadanas y a favor de un Gobierno abierto.

Te puede interesar

FOTO: Sopitas.com

Legisladores proponen creación de fondo de reconstrucción local

Comparte en WhatsAppMéxico, 8 Nov (Notimex).- Diputados de Morena plantearon la creación de un fondo ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>