El principio del tiempo / Opinólogía / Debates electorales a la vista

Debates electorales a la vista

Por: Javier Esquivel


Debates atractivos para el ciudadano e intercambio equitativo de ideas, el reto.

Lluvia de debates para competir por la presidencia y 9 gubernaturas.

 Se buscan nuevos debates para un intercambio equitativo de ideas con participación ciudadana

En México se aproxima la hora de los debates electorales como herramienta efectiva de incentivar al ciudadano a participar en la jornada electoral e informarse de las diversas propuestas que ofrecen las fuerzas políticas.

El Instituto Nacional Electoral (INE) estudia diferentes propuestas para hacer de este ejercicio un intercambio equitativo de ideas y garantizar el derecho a un voto informado.

Sin embargo, hasta ahora existe resistencia en el número de encuentros a celebrarse y si todos los candidatos debieran participar.

Imagen: ted.com
Imagen: ted.com

A pesar de que el INE cuenta con autonomía plena para decidir el número de debates sí debe garantizar la participación de todos los candidatos de los partidos registrados y de las y los independientes que logren registrarse.

El tema de fondo, más allá de las estrategias de campaña de los aspirantes a la presidencia si participan o no, es la efectividad del modelo que se vaya a proponer.

El formato de los debates en México no ha permitido exponer de manera contundente, al elector, las diferentes propuestas de solución a las demandas y necesidades más urgentes de la población.

El modelo televisado, por su complejidad técnica en duración y el número de intervenciones por candidato lo complica aún más. Hasta ahora los formatos de debate desarrollados para las elecciones estatales de 2017 y anteriores para competir por la Presidencia no han sido capaces de captar en 120 minutos la atención y comprensión del televidente o radio escucha en la propuesta electoral.

En diferentes grupos de enfoque se demuestra que los momentos de mayor recordación y donde se centra mayor atención en los debates anteriores son los breves instantes donde los aspirantes atacan a sus rivales.

Por otro lado, los datos demoscópicos también demuestran que es menor el número de electores inscritos en la lista nominal que ven o escuchan los debates electorales. La contradicción es cada vez mayor a la hora de procesar y analizar la respuesta a la pregunta ¿Usted escuchó o vio el debate electoral? Ya que una mayoría indican que, si lo hizo, sin embargo, al responder ¿Qué es lo que recuerda del debate fuera de las descalificaciones? Las respuestas son vagas y pocos precisas.

Por lo cual, el reto es aún mayor para el Instituto, ya que no solo deberá propiciar que los electores se interesen en mirar y escuchar los debates electorales, sin importar el número que se vaya a desarrollar y, proponer un formato atractivo que permita dar a conocer de manera contúndete las propuestas de los aspirantes.

Si bien es cierto que los debates electorales presidenciales pudieran generar expectación en los ciudadanos, su efectividad es aun limitada. La complejidad radica en que los tiempos y horarios de televisión deberán ser conciliados con los concesionarios de los medios a pesar de la utilización de los tiempos de estado.

Por otro lado, también se deberá analizar en la comisión especial de debates del INE el uso de medios digitales para la transmisión, así como métodos alternos para hacer llegar la transmisión a la mayor parte de las comunidades del país con estratos rurales o que no cuentan con tecnología adecuada para recibir sin interrupciones la señal.

Aunado a lo anterior, también habrá un número similar de intercambio de ideas para las entidades federativas donde se compite por la gubernatura, incluyendo la Ciudad de México, y para algunas presidencias municipales que cuentan con importante peso electoral.

Así que estimado lector, estemos listos para la lluvia y la fiebre de debates electorales y hagamos votos porque los nuevos modelos dejen en el pasado los monólogos rígidos adecuados al lenguaje de la televisión y demos paso a la nueva época de los debates en México que contenga un alto componente ciudadano.

 

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Javier Esquivel

Consultor político. Especialista en inteligencia mediática, comunicación de gobierno, cabildeo, manejo de crisis, y preparación de voceros de alto nivel. Cuenta con una trayectoria profesional de 15 años en los cuales ha asesorado a clientes como Presidencia de la República, gobiernos estatales, municipales, partidos políticos y medios de comunicación en México. En el sector público de su país, ha sido Director de Comunicación de la Cámara de Diputados, el Instituto Nacional Electoral, la Procuraduría General de la República, la Secretaria de la Función Pública, entre otras instituciones federales.

Te puede interesar

#Opinóloga

Un paso más rumbo a la definición del 2018

Comparte en WhatsApp PAN, PRD y Morena darán un paso más rumbo a la definición ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>