El principio del tiempo / Opinólogía / Defender a los defensores

Defender a los defensores

Por Marcela Méndez


Margarito Díaz González, líder wixárika que defendía el medio ambiente, el suelo sagrado wixárika, y la cultura de su comunidad, fue asesinado el 8 de septiembre en su casa, ubicada en la comunidad de Aguamilpa, en Nayarit.

mexico.com informa que Díaz González y su esposa se encontraban en su casa cuando un hombre tocó.

“Al incorporarse y acercarse a la puerta, el hombre dio un disparo directo en la cara con un arma de 9 mm de calibre”.

El martes fue enterrado en su comunidad y ese mismo día diferentes medios de comunicación reportaban los hechos.

Fuente: notipuebla.com.mx
Fuente: notipuebla.com.mx

Margarito Díaz, quien rondaba los 60 años, era Marakame: un tipo de chamán que hace de intermediario entre el mundo de los hombres y el de los dioses, y un guardián de la cultura wixárika; y se opuso a la construcción de la presa “La Maroma” y a otras obras en varios municipios de San Luis Potosí: Real de Catorce, Villa de Guadalupe y Matehuala.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) explicó en un comunicado emitido el día de ayer, que: dicha presa “abastecerá de agua a los estados de Durango, Jalisco y Guanajuato”, pero afectando al pueblo sagrado wixárika, según había manifestado Díaz González. No obstante –se lee en el mismo comunicado– en la consulta previa, libre e informada al pueblo Wixárika, las autoridades federales y estatales dijeron a la comunidad que sus centros ceremoniales serán preservados en el área natural protegida, que se reforestará la zona y habrá cuidado del medio ambiente, por lo que la comunidad accedió a la construcción del proyecto.

Además de su oposición a esta presa, el Marakame Díaz González  buscaba que la zona sagrada Tatei Haramara fuera protegida con un cerco, porque ha sido quemada.

La CNDH deploró el homicidio del defensor, y además pidió a las autoridades incluir como línea de investigación su defensa del medio ambiente, que su muerte no quede impune y que sean evitados otros hechos similares.

La muerte del guardián wixárika alimenta la lista de personas que defienden la tierra, el territorio y el medio ambiente en México, uno de los países más peligrosos en el mundo para realizar esta labor. Según la organización Global Witness, en México se registraron tres asesinatos de personas defensoras en 2016, mientras que un año después la cifra se elevó a 15.

Como si eso no bastara, el nivel de impunidad es también elevado, lo que abre la puerta a que este tipo de hechos sigan ocurriendo, pues los responsables no reciben un castigo.

Para muchas de las personas que leemos ésta y otras noticias relacionadas con la defensa del territorio y del medio ambiente, con las agresiones que sufren quienes se dedican a ello –que pueden ir desde intimidaciones, criminalización, hostigamiento y hasta la muerte– y con la resistencia de las comunidades a lo largo y ancho de todo el país, puede parecer una realidad no sólo lejana sino ajena.

Sin embargo, la labor que realizan las personas defensoras no es en nombre de un individuo, sino de una comunidad, que por lo general se encuentra en un estado de vulnerabilidad y que, literalmente, tiene que pelear por que su voz sea escuchada para decidir el rumbo de su vida y también el del lugar en el que vivimos; son personas que luchan por que los derechos más básicos de las personas sean respetadas, porque pelean por instituciones más fuertes en las que en realidad quepamos todos, porque su trabajo también es para construir un México más justo. Y son personas que precisamente por su labor se convierten individuos más vulnerables y en riesgo, pues se colocan en la mira de intereses políticos o económicos.

Conocer sus realidades, acompañar sus luchas y exigir justicia es cada vez más necesario en un país como el nuestro, en el que el pleno ejercicio de los derechos no está garantizado.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de CENCOS

El Centro Nacional de Comunicación Social, A. C., Cencos, es una asociación civil fundada en 1964 por José Alvarez Icaza y Luzma Longoria. Un espacio de reivindicación de justicia social para visibilizar a aquellos sectores de la población que no tienen a su alcance a los grandes medios de comunicación o las herramientas suficientes para transmitir sus mensajes.

Te puede interesar

#Opinólogo

La otra revictimización de Nestora Salgado

Comparte en WhatsApp Conocí el caso de Nestora Salgado el 21 de agosto de 2014. ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>