El principio del tiempo / Opinólogía / Del buen comer y el gran corazón de México

Del buen comer y el gran corazón de México

Por: Beatriz Cabrera



Muchos sentimientos embargan mi ser en estos momentos, sin duda alguna el más grande es la gratitud. A mi familia y amigos por ofrecerme apoyo y techo cuando supieron que mi casa era inhabitable. A todos los voluntarios que siguen rescatando gente, animales y bienes incluso a costa de poner en riesgo sus propias vidas.

Al Ejército, la Marina, la Cruz Roja, los Topos, las brigadas de otros países y demás instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil que coordinan todos los esfuerzos para volver a levantar a México.

A mi profesión, porque a la vez de que empacaba mi casa, pude coordinar donaciones institucionales de tráileres y camiones de agua y alimento para destinar a otras personas con mayores necesidades que las mías.

A Dios, porque estoy viva, amada y bendecida.

Pero este espacio es del buen comer y por ello quiero aprovecharlo para reconocer a todos aquellos cuya misión es deleitar paladares y que ante la adversidad, decidieron suspendieron la exquisitez para trabajar mano a mano en alimentar a brigadistas, damnificados y trabajadores.

Foto de Daniel Ovadía
Foto de Daniel Ovadía

Desde el pasado 19 de septiembre, los manteles largos se cambiaron por servilletas de papel, los grandes maridajes fueron suplantados por lunch boxes y el tiempo de cocción lento se sustituyó por más producción en menos tiempo.

Gracias Daniel Ovadía, Aquiles Chávez, Mickel Alonso, Enrique Olvera y muchos otros grandes representantes de la cocina mexicana que hoy son más grandes mexicanos.

Foto de Aquiles Chávez
Foto de Aquiles Chávez

Gracias doña Carmen de los tamales, Don Juan del pan, Don José del café, Doña Anita de las tortas de huauzontles y todos aquellos que teniendo poco lograron que los panes se multiplicarán.

Gracias Sonora Grill, A de acento, Raíz, Fonda Garufa, Nicos, Loncherías Bravo, Astrid y Gastón, Universidad de Claustro de Sor Juana, Taquerías el Califa, Huerto Roma Verde y tantos otros restaurantes que han saciado nuestro estómago pero que hoy llenan nuestro corazón.

Foto de Aquiles Chávez
Foto de Aquiles Chávez

El espacio no me es suficiente para los otros miles de nombres que omito, disculpa pido a todos ellos, sin embargo mi agradecimiento es profundo para con cada uno, por regalarle a México la dicha del buen comer en momentos de obscuridad y por recordarnos en cada bocado que México sabe rico en el estómago y mejor aún, en el corazón.

Gracias México por permitirme ser hija tuya, porque no importa si retiembla en sus centros la tierra… piensa ¡Oh patria querida! que el cielo, un soldado en cada hijo te dio.

P.D. Como publicó Daniel Ovadia “Restaurantes de Roma/Condesa han ayudado y seguirán ayudando. Ahora los necesitamos a ustedes. ¡Vengan a comer y reactivemos nuestra Colonia!” Y diría yo… a nuestro país #FuerzaMéxico.

Imagen de Aquiles Chávez
Imagen de Aquiles Chávez

¡Brindemos por la vida!

Amante del buen comer®

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Beatriz Cabrera

Mujer con todo lo que implica, scrapbooking fan, florista de clóset, abogada en horas laborales, amante del buen comer, defensora del amor, fashionista, musical, viajera, coleccionista de recuerdos, madre de dos tortugas y orgullosamente mexicana.

Te puede interesar

#Opinóloga

Restaurante J by José Andrés

Comparte en WhatsApp La vida como el baseball… tres strikes. Esta filosofía la aplicó para ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>