El principio del tiempo / Opinólogía / Del rencor también se aprende

Del rencor también se aprende

Por: Úrsula Albo


Es increíble como los rencores pueden durar tanto tiempo, más que el amor por una persona querida, y lastimar tanto. Es incluso que los rencores de otros pueden llegar a disciplinarnos a través de la culpa. Así, el rencor es un sentimiento que va después del enojo, que en algunos casos puede ser constructivo para otros y a la vez lastimar tanto a uno mismo, más que a los demás.

Cuando alguien que nos importa siente rencor hacia nosotros, puede que comprendamos las cosas que hicimos y a quienes lastimamos, así como el por qué lo hicimos, es donde la culpa hace su función de educadora, que nos lleva a la reflexión de nuestras acciones para que el grupo al que pertenecemos no nos rechace. Pero para lograr que el rencor sea constructivo, a través de esta introspección, tenemos que dejar el ego a un lado y preguntarnos lo que llevó a los otros a sentir rencor hacia nuestra persona. Es decir, preguntarnos lo que hicimos mal para no volverlo a repetir y aprender mientras sufrimos el desprecio de un ser querido.

Tal vez sea ese maltrato de los que queremos, de aquellos más cercanos y que nos importan, uno de los peores castigos, pero de los que más enseñan y más lastiman. Es decir, se puede volver un aprendizaje a través de un trago amargo lento y doloroso, el cual no necesariamente logra su cometido. Sin embargo, también puede que ese sean el motor que nos lleve a hacer las cosas de diferente manera y a buscar el perdón, volviéndonos mejores personas, comprendiendo de qué se va formando la vida.

Es así como nos hace reflexionar la película del El Juez (2014), en donde un abogado de la ciudad de Chicago, Hank Palmer (Robert Downey Jr.), regresa a su hogar de la infancia en un pequeño pueblo de Indiana tras la muerte de su madre. En ese momento se entera de que su padre, que es juez y del que lleva un tiempo distanciado, es sospechoso de haber cometido un crimen. Hank se propone descubrir la verdad sobre el asunto, reencontrándose en sus pesquisas con su familia de la que se alejó hace ya tiempo. Es en este recorrido que se encuentra con amores del pasado y aventuras del presente que resultan conflictivas en su vida, lo que lo lleva a cuestionarse su juventud en ese lugar.

Foto: imdb.com
Foto: imdb.com

Las reflexiones en torno a esta película, que nos va develando secretos de forma lenta pero constante, son muchas. Nos hace preguntarnos si un evento el cual causó mucho daño a nuestros seres queridos, puede ser utilizado para que seamos mejores personas, más responsables y salgamos de nuestra zona de confort. Sin duda de los momentos difíciles se aprende, pero al parecer de los que nos generan culpa, la lección es dolorosa pero eficiente.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Úrsula Albo

Licenciada en Ciencias de la Comunicación y Sociología de la UNAM; cuenta con el grado de Maestra en Docencia para la Educación Media Superior en el Área de Ciencias Sociales por la misma institución. Asimismo, ha estado involucrada en cuestiones artísticas, culturales y teatrales de manera profesional desde hace más de 16 años. Actualmente trabaja como consultora de comunicación política e imparte clases en la UVM campus sur.

Te puede interesar

#Opinóloga

Por el cine sabemos de dinosaurios

Comparte en WhatsApp La construcción social de lo que los dinosaurios son ha estado marcada ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>