Del voto parejo

Por: Alejandro Robles



A escasos setenta días de la elección, la voluntad de cambio es una efervescencia, las encuestadoras más escépticas del triunfo de Andrés Manuel López le reconocen al menos 10 puntos de ventaja.

Foto: proceso.com.mx
Foto: proceso.com.mx

La campaña negra se mantiene como la estrategia del régimen, así lo evidencian las acciones tomadas a partir de los acuerdos del festejo del expresidente Carlos Salinas, el Bronco y Slim le entran a la campaña para intensificar esa campaña.

El PRIAN no cerró filas en torno a José Antonio Meade, este se quedó tan sólo como el candidato del presidente y López Obrador personifica a un pueblo agraviado ansioso de paz, honestidad y justicia. Es el punto de referencia para los más diversos sectores de la sociedad desde los olvidados hasta los verdaderos empresarios pasando por intelectuales, artistas y activistas de derechos humanos.

El escenario de cambio inminente hace pensar que al régimen no le alcanza con el control de los órganos electorales, ni el Instituto ni el Tribunal podrán evitar su triunfo bajo el escenario de una amplia ventaja, si las encuestas le reconocen ir arriba por al menos de diez puntos, ¿de cuánto será realmente la ventaja? Esto sólo será posible saberlo la noche del primero de julio.

El llamado del voto masivo es la campaña que hacemos los simpatizantes de López Obrador contra el fraude bajo la conciencia de que si la ventaja es reducida será arrebatada por el Instituto y el Tribunal, esto se confirma con la sentencia que ordena la candidatura del Bronco.

El optimismo debe considerar el voto parejo por Morena porque a ras de piso los caciques empiezan a suavizarse apelando al voto cruzado, su apuesta es soportar el tsunami obradorista ganando sus candidaturas para deslindarse de la derrota de sus candidatos presidenciales.

Así que el voto por despensa se cae para pedir el voto tan sólo para el cacique, sin embargo, con todo y lo alentador que es el hecho de que las resistencias siguen cayendo, se debe poner especial énfasis en el voto parejo, porque lo que se quiere es un cambio de régimen y este sólo será posible con un gobierno de unidad.

En el mundo sobran ejemplos de buenos gobiernos que son atacados por intereses obscuros, la incursión de Carlos Slim a la campaña es sintomática, el poder económico se resiste a renunciar a su negocio más rentable: el gobierno corrupto. Esta previsible reacción oligárquica de combinarse con un Congreso dividido y dominio territorial del régimen en la oposición sería condenar el cambio.

Queremos que llegue López Obrador para cambiar las cosas, no tan sólo para que cuente con la experiencia presidencial, no es tan sólo un cambio de presidente lo que deseamos los que votaremos por él, lo que queremos es que cambien las cosas, que se recupere lo público, que se ordene el alto al fuego, que haya ley y autoridad para cumplirse.

Un presidente honesto es tan sólo el punto de partida para cambiar verdaderamente a México, pero ¿qué sentido tendría si carece de la fuerza para hacer que las grandes fortunas paguen impuestos? El acompañamiento del pueblo que hoy tiene como candidato debe significar el acompañamiento de legisladores, gobernadores y alcaldes.

Someter a los grandes intereses es una definición de nación, no tan sólo cosa de buena voluntad, por más virtudes que concentre el poder presidencial si realmente trabaja para el pueblo enfrentará las más encarnizadas resistencias, la campaña negra en su contra será un recital de poemas a lado de los ataques de una oposición respaldada por los intereses corruptos.

La división de poder mandatada por la Constitución es pura ficción, el presidencialismo es más un orden de hecho más que de derecho, pero al llegar un presidente que vea por el pueblo no lo dudemos se invocará y ejercerá la división de poderes con tal de dinamitar el cambio, así que, si este es el deseo de fondo ni un voto al PRIAN, votemos parejo por Morena.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Alejandro Robles

Académico; maestro en derecho por la UNAM; defensor de derechos humanos. Actualmente, activista del Movimiento de Regeneración Nacional. Hombre de izquierda con una militancia en el PRD, por el que fue diputado a la VI legislatura, electo por el distrito XXX de Coyoacán. Padre de dos: hijos Sahara de 6 años y Fidel de 2 años, casado con Sara Zuñiga.

Te puede interesar

#Opinólogo

El capital no debe mandar, la democracia sí

Comparte en WhatsApp El ejercicio inédito de democracia participativa que significó la Consulta sobre el ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>