Del voto seguro

Por: Alejandro Robles



Recientemente el Instituto Nacional Electoral (INE) acordó un nuevo criterio para contar los votos, en apariencia abona a la democracia al considerar como válido el voto que se realiza al poner el nombre, acrónimo o apodo del candidato en la boleta aun cuando vaya más allá del recuadro del partido o partidos que los postulan.

Fuente: Diario Plaza Juárez
Fuente: Diario Plaza Juárez

Esta decisión se apoya en criterios que se han pronunciado por el máximo respeto a la voluntad del elector, sin embargo, es un ensayo desafortunado en una elección en la que se juega el destino del país.

Su introducción dará lugar a un sin fin de controversias en las casillas a la hora del escrutinio y cómputo, lo que incluso podría ser determinante en caso de una elección cerrada.

El criterio lleva dedicatoria

¿A quién favorecería el hecho de aceptar el llamado voto nominativo cuando se vota colocando en la boleta el nombre, acrónimo o apodo del candidato?

Todo indicaría que el favorecido sería Andrés Manuel López Obrador por ser el político más reconocido, AMLO o el ‘Peje’ son expresiones ampliamente reconocidas e inequívocas, lo que nos hace preguntarnos

¿De cuándo acá el INE toma resoluciones que podrían beneficiar a López Obrador?

Impensable, naturalmente hay plan con maña, la disposición por más benéfica y democrática que aparente va más allá de la marca en el recuadro que establece la ley y peor aún con la histórica tradición, por lo que la única certeza que habrá será la confusión.

La campaña que realiza el INE para reconocer como válido este tipo de voto en realidad pretende anular la mayor cantidad de votos a López Obrador, podría parecer intrascendente ante el escenario de dos a uno que las encuestas pronostican, pero hay más formas de abonar al eventual fraude.

Es de advertirse que existen altas posibilidades de que el Tribunal Electoral revoque el acuerdo por ir más allá de lo que establece la Ley, lo que no sería ninguna novedad, de hecho, pese a servir al mismo interés -PRIAN- son instancias que se han caracterizado por actuar en contradicción en este proceso.

Aunque las contradicciones entre estas se realizan bajo la condición del mejor proveer al interés del PRIAN, por lo que no hay que arriesgar nuestro voto, hay que irnos a la segura a la hora de votar y hacerlo dentro del recuadro.

Los cálculos del poder son hechos a fin de enrarecer para ganar a la mala lo que no logran por las buenas, a menos de quince días de la elección la compra de voluntades esta a todo lo que da, como ejemplo Ricardo Anaya, el candidato de la oligarquía anda repartiendo tarjetas con la promesa de 1,500 pesos mensuales para todo aquel que le entregue el voto.

Grotesca campaña que tiene su antecedente en la tarjeta rosa de Alfredo del Mazo en el Estado de México y si nos remontamos aún más en las de monex de Peña Nieto, prácticas deplorables que no son más que un burdo engaño en especial a los que menos tienen.

Así se las gasta el régimen corrupto que se desgañita para convencer de que no hay posibilidad de cambio, de que el cambio es imposible por el hecho de que la corrupción es de todos, el todos somos iguales es la idea central del poder.

Así que el voto en esta histórica elección además de masivo por Obrador y parejo por Morena debe ser seguro marcando sólo dentro del recuadro para cerrarle el margen a la perversión de las instituciones que están a la orden del PRIAN y por tanto dispuestas a anular la mayor cantidad de votos.

La noche del primero de julio será una larga noche para el pueblo quizá la más larga que hasta ahora haya vivido, aunque para la oligarquía será tan sólo un parpadeo del cual se lamentará profundamente al momento de abrir los ojos darse cuenta que ya no está el PRIAN.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Alejandro Robles

Académico; maestro en derecho por la UNAM; defensor de derechos humanos. Actualmente, activista del Movimiento de Regeneración Nacional. Hombre de izquierda con una militancia en el PRD, por el que fue diputado a la VI legislatura, electo por el distrito XXX de Coyoacán. Padre de dos: hijos Sahara de 6 años y Fidel de 2 años, casado con Sara Zuñiga.

Te puede interesar

#Opinóloga

Nuestra incipiente democracia

Comparte en WhatsApp El pasado triunfo electoral ha provocado una ola de emociones y acciones ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>