El principio del tiempo / Opinólogía / Desarrollo y bienestar ¿para todos?

Desarrollo y bienestar ¿para todos?

Por: Beatriz Olivera



Durante años, se ha considerado al término desarrollo como sinónimo de crecimiento económico, progreso, prosperidad e incluso bienestar. Y es bajo este concepto, que en las últimas décadas han predominado en México los megaproyectos energéticos, mineros y de infraestructura, a la par del surgimiento de planes y políticas públicas que los fomentan, como la última reforma al sector energético, las diversas modificaciones a la Ley minera, la firma de tratados internacionales de comercio exterior como el TLCAN (Tratado de Libre Comercio con América del Norte) o bien, proyectos de integración como el Proyecto Mesoamérica, uno de cuyos objetivos es realizar las interconexiones eléctricas, la interconexión de la infraestructura de transporte, telecomunicaciones, la facilitación comercial y competitividad entre los países de la región mesoamericana.

Foto: http://www.marmorinforma.mx/inai-preocupado-por-desigualdad-en-todo-el-pais/
Foto: http://www.marmorinforma.mx/inai-preocupado-por-desigualdad-en-todo-el-pais/

Por más bueno que parezca, es un hecho que el modelo actual, no es un modelo de desarrollo inclusivo que aporte beneficios a la población por igual. Las promesas de desarrollo continúan siendo usadas por los gobiernos como argumento principal para la proliferación de proyectos eléctricos y mineros y para la construcción de infraestructura asociada a ellos. Un análisis realizado en los principales centros mineros de oro y plata de México, -municipios con una larga trayectoria minera-, señala que el 76 % de los municipios productores de oro tienen niveles de pobreza mayores al promedio nacional y más del 50% tiene niveles de pobreza extrema que sobrepasan el promedio nacional. Las cifras no distan mucho de los municipios productores de plata, en estos, el 87.5 % tienen niveles de pobreza mayores al promedio nacional y 75 % mayores al promedio nacional de pobreza extrema. En estos casos ¿Dónde está el desarrollo y bienestar para las personas que habitan en las zonas con intensa actividad minera en México? ¿Para quién es el beneficio de estos proyectos? Oxfam, en su reporte sobre desigualdad extrema en México, destaca que nuestro país está inmerso en un ciclo vicioso de desigualdad y falta de crecimiento económico y señala que tan sólo el 1% de la población posee el 43% de toda la riqueza en el país.

Es así, que bajo la promesa de desarrollo y crecimiento económico local y nacional, se realizan planes y megaproyectos, cuyos impactos hasta ahora, -más allá del aporte que hagan estas actividades a la economía-, han propiciado un buen número de conflictos socioambientales en las comunidades donde se realizan. Para 2016, el Grupo de Trabajo sobre Empresas y Derechos Humanos (2016) reportaba al menos 61 casos de abusos de derechos humanos perpetrados por el Estado o empresas, de los cuales 17 involucran afectaciones al medioambiente y/o tierra y territorio causados por la industria minera y 11 por la industria de hidrocarburos.

Aunado a esto, el modelo de desarrollo tradicional, ha generado importantes problemas globales como el cambio climático. Se trata de un modelo adictivo que fomenta el consumo de recursos como si no existieran límites en el planeta.

Foto: http://hilodirecto.com.mx/alcanza-mexico-cifra-record-en-desigualdad-revela-la-cepal/
Foto: http://hilodirecto.com.mx/alcanza-mexico-cifra-record-en-desigualdad-revela-la-cepal/

En ese sentido, ¿no deberíamos reflexionar sobre nuevas formas de desarrollo que repercutan en beneficios para todos, en particular para los habitantes de las comunidades donde se realizan los proyectos y no únicamente para unos cuantos?

Uno de los retos más grandes es crear nuevas formas de conceptualizar el desarrollo, un desarrollo incluyente y equitativo, con respeto a derechos y a los límites naturales del planeta. Al respecto, ya existen experiencias en América Latina que fomentan el buen vivir, filosofía que se basa en la creación de una sociedad donde conviven los seres humanos entre sí y con la naturaleza y se nutre de reflexiones intelectuales, prácticas ciudadanas y saberes ancestrales. Es tal la relevancia que está cobrando el buen vivir en algunos países, que, en Ecuador, por ejemplo, la misma Constitución Política plantea una transición hacia una economía solidaria y sustentable, que incluye el decrecimiento del extractivismo. En México, sin duda, deberíamos empezar a discutir otras formas de desarrollo que ya están surgiendo en comunidades y pueblos de toda la región.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Beatriz Olivera

Es maestra en ingeniería egresada de la UNAM y profesora de la misma institución, cuenta con varios diplomados sobre género, energía y diseño de política pública. Actualmente forma parte de la Alianza de Mujeres Rurales frente al cambio climático, de la Red de Mujeres en Energía y de la Red por la Transición Energética en México. También es orgullosa estudiante de náhuatl desde hace año y medio de la variante hablada en el centro del país.

Te puede interesar

FOTO: CDMX

Comisión para la Reconstrucción analiza ley en la materia

Comparte en WhatsAppMéxico, 5 Dic (Notimex).- Integrantes de la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>