El principio del tiempo / Opinólogía / #DesdeLaParticular Candidaturas independientes: su evolución

#DesdeLaParticular Candidaturas independientes: su evolución

Por: Diego García


Existen diversas y variadas formas de participación en las que la ciudadanía, amplía cada vez más el ejercicio de sus derechos, lo que le permite tener una mayor injerencia con sus decisiones en las funciones del Estado, ello ha contribuido al fortalecimiento de la democracia en nuestro país.

Uno de esos derechos de los que goza la ciudadanía y que se encuentra previsto en el Artículo 35 Constitucional, es el de poder acceder a un cargo público a través de una Candidatura Independiente, situación que anteriormente solo estaba considerada de manera exclusiva para los partidos políticos.

La trayectoria para su consolidación no ha sido fácil, de acuerdo a Mariana Hernández Olmos (La importancia de las candidaturas independientes / TEPJF, 2012), desde la Independencia y hasta inicios del siglo XX, prevalecían los “ciudadanos candidatos”, quienes eran postulados por diversos actores, pero en ese entonces no por los partidos políticos. Las candidaturas independientes no estaban reguladas por las leyes de aquella época, por lo que esa situación no fue resultado de una decisión estructural, más bien por la inexistencia de un sistema de partidos.

Imagen: e-tlaxcala.mx
Imagen: e-tlaxcala.mx

En 1946 a fin de reforzar el control ejercido por el partido hegemónico sobre el sistema político y electoral del país y para fortalecer el sistema de partidos la nueva Ley Electoral estableció el derecho exclusivo de estos (los partidos políticos) a postular candidatos, prohibiendo con ello la postulación de cualquier candidato sin un partido político.

Después de casi 50 años de su prohibición cuando en 2004, Jorge Castañeda Gutman solicitó su registro como candidato independiente a la Presidencia de la República y, ante la negativa, y después de haber agotado los medios internos, presentó una queja ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La Corte, en su sentencia (Castañeda Gutman vs México), determinó que los Estados gozan de amplia libertad en la configuración del derecho al sufragio pasivo, no sin antes obligar al Estado mexicano a crear un medio efectivo para la protección de los derechos políticos de los ciudadanos.

Este reconocimiento constitucional del derecho ciudadano a ser candidato obligó a cambiar las reglas para los procesos electorales y en la reforma constitucional de 2014 se configuró un nuevo marco legal, la legislación determinó la regulación de las candidaturas independientes, permitiendo a los candidatos independientes competir en igualdad con los candidatos de los partidos políticos, regulando su registro, las maneras de hacer campaña, las posibilidades de financiamiento y las reglas de fiscalización; todo ello a nivel federal y dejando el ámbito local en la gestión de los estados.

Y derivado de que los derechos políticos son considerados derechos humanos, es una obligación Constitucional de todas las autoridades el respetarlos promoverlos y garantizarlos, lo que ha originado que la normatividad relativa a las candidaturas independientes se encuentre en constante evolución.

Uno de los avances más visibles es el de la utilización de la tecnología para recabar el porcentaje de apoyo ciudadano, que resulta necesario para poder registrarse como candidato independiente, mismo que transitó desde que los aspirantes tenían que recabar las firmas de apoyo mediante una cédula física en la que el ciudadano plasmaba su firma y tenía que proporcionar copia de su credencial de elector (lo que fue considerado por la autoridad jurisdiccional como un requisito excesivo), hasta la ahora utilización de la moderna aplicación móvil, que se lleva a cabo mediante un dispositivo móvil, en la cual el aspirante solo requiere de una cuenta de correo electrónico y que sus auxiliares cuenten con un teléfono inteligente o tableta electrónica mediante los cuales se toma una fotografía por ambos lados de la credencial de elector del ciudadano que otorga el apoyo y se realiza la captura automática de datos de identificación; nombre, clave de elector; se realiza la firma digital y los datos se envían directamente de los registros captados cuando se tenga acceso a red o Wifi.

Aunado a lo anterior, la aplicación permite generar reportes de los apoyos ciudadanos por aspirante lo que le permite identificar su porcentaje de avance.

Sin embargo, a pesar de que cualquier ciudadano puede solicitar su registro como candidato independiente a un cargo de elección popular, es de observar que, de los 48 aspirantes a la candidatura de la Elección Presidencial del proceso electoral 2017-2018, aproximadamente el 70% no llega siquiera a las mil firmas de apoyo ciudadano y considerando que se requieren 866,593 firmas, esto no representa ni el 0.11% del total.

Considerando a las candidaturas independientes como una nueva forma de participación con la que cuentan los ciudadanos para el acceso y el ejercicio al poder público, resulta interesante preguntarse ¿cuáles son los causas por las que un ciudadano que obtuvo la calidad de aspirante, decidió no continuar recabando el apoyo ciudadano? Si la oportunidad está al alcance y el contexto y el momento parecen ser los adecuados.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Diego García

Maestro en Administración Electoral. Con más 20 años de experiencia en la administración pública. Se desempeña como secretario particular del Consejero Presidente del Instituto Electoral del Estado de México. Autor de diversos artículos sobre comunicación política, elecciones y participación ciudadana. Universitario y fan de la disciplina del futbol americano como estilo de vida.

Te puede interesar

#Opinólogo

La democracia del resentimiento

Comparte en WhatsApp La historia de la democracia pasa por uno de los momentos más ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>