El principio del tiempo / Opinólogía / #DesdeLaParticular OPLEs versión 2.0

#DesdeLaParticular OPLEs versión 2.0

Por Diego García


Hace poco más de dos años escribí sobre el futuro que en aquel entonces se vislumbraba para los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs). Eran muchas las voces que no les daban mucho tiempo de vida tras la reforma político electoral de 2014 y esperaban con ansias un mal desempeño por parte de los OPLEs desde las elecciones de 2015 para justificar su desaparición y centralizar las elecciones de todo el país en el Instituto Nacional Electoral (INE). El mal desempeño nunca llego.

Ha sido ya casi una cíclica tradición en nuestro país que después de cada elección presidencial se hagan reformas electorales. A cuatro años de la gran reforma vale la pena darle seguimiento al actuar de los diferentes actores del Sistema Electoral Nacional, en particular a los encargados de organizar y llevar a cabo las elecciones locales, los OPLEs.

Fuente: Diego García
Fuente: Diego García

Al amparo del nuevo esquema electoral, el cual tiene como principal herramienta la coordinación entre el INE y los OPLEs, el instituto como autoridad rectora ha instrumentado un sin número de procedimientos, guías, formatos, sistemas informáticos y en pocas palabras todo lo que hasta el momento se ha requerido para el buen funcionamiento de este Sistema Electoral Nacional, por su parte los OPLEs han tenido que ir haciendo los ajustes necesarios para combinar, por un lado los estándares solicitados por el INE y por otro atender las diferentes y particulares idiosincrasias de cada entidad, así como acatar la legislación local.

Quizá pueda sonar un tanto sencillo lo anterior, pero, amable lector, debemos tener presente que muchas veces la forma es fondo así en lo político como en lo electoral, una manual elaborado en el centro del país puede indicar que al llegar se debe saludar, pero no puede decir que palabras usar para dicho saludo, pues en cada región y cada entidad se saluda de manera diferente, quizá un “buenas tardes” sea lo más común en muchas partes, pero no dudo que un “Quiúbole” sea mejor visto y bien recibido en algún lugar de nuestra amplia geografía nacional.

Así las cosas, hasta la fecha se han realizado ya dos elecciones concurrentes (son cuando se eligen cargos federales y locales el mismo día), la de 2015 en la que se eligieron diputaciones federales, así como diferentes cargos locales, gubernaturas, diputaciones y miembros de los ayuntamientos y la reciente de 2018 para presidente, senadurías y diputaciones más todas las elecciones locales en las que, si bien se realizan con la supervisión del INE son los institutos estatales quienes llevan a cabo todo el proceso.

En términos generales las elecciones locales han salido muy bien, como todo lo realizado por el ser humano siempre será perfectible, y quienes forman parte de los OPLEs trabajan día a día para ello, el análisis y la evaluación continua reditúan en una mejora constante.

Será muy difícil que todos estén de acuerdo en mi aseveración anterior, sobre todo a quienes no les alcanzaron los votos para ganar las diferentes contiendas electorales que se han dado, en particular aquellas en las que la diferencia de votos entre el primero y segundo lugar ha sido muy poca y por ello se acusa a la autoridad y se le acusa de todo, hasta de cuestiones en las que no tiene atribuciones; siempre será más fácil manchar la reputación de la autoridad que asumir la derrota. Para la autoridad electoral no hay mejor escenario que una victoria contundente sin importar la fuerza política que la obtenga.

Es indispensable planear sobre el buen futuro de los OPLEs, hoy en día no se puede hablar ya de injerencias políticas por parte de los gobiernos locales como en la exposición de motivos que sustento la reforma político electoral de 2014, por el contrario, se deben encontrar los mecanismos para seguir fortaleciendo su autonomía y que esta no tenga relación alguna con el tema presupuestal como lamentablemente ha pasado en algunas entidades, prueba real de que las autoridades electorales locales no están al servicio del gobernante en turno.

Poner a los OPLEs en un lugar privilegiado dentro de la agenda electoral así como en la vida democrática del país, es apostar al fortalecimiento del federalismo y la independencia de las autoridades; es por ello que hoy se tiene la gran responsabilidad de buscar la continuidad del aún novel Sistema Electoral Nacional, debemos, si es necesario, defender a todos estos organismos públicos con bases sólidas, es importante seguir fortaleciendo su identidad local como autoridad electoral.

Hoy como en 2014, no se puede retroceder, estamos en la etapa de maduración de una reingeniería integral en la que los procesos de identidad siguen día a día formando la personalidad de nuestra democracia; así como la imagen de cualquier institución no solo se constituye por el contexto real y objetivo, sino por el imaginario y sustantivo, es decir, el de las percepciones que existen como referentes de algo, la confianza de la ciudadanía es de vital importancia y esta se fortalece con resultados como los que se han obtenido.

Es bien conocido que las personas tienden a crear una concepción propia con base en factores no siempre directos, sino muchas veces indirectos. En este caso, el conocimiento directo que sería lo netamente electoral pasa a segundo plano y se construyen idearios con base en la opinión de terceras personas o de fuentes secundarias. Se puede decir que la construcción de la percepción es resultado de una cadena informativa alimentada por innumerables factores: actores y partidos políticos, ganadores y perdedores, noticiarios, comentarios de amigos o familiares, experiencias propias, obra editorial y por supuesto, las redes sociales.

En la psicología, el concepto de personalidad hace referencia a una organización dinámica, que designa al conjunto de características de una persona. Hay dos aspectos inherentes al concepto de personalidad: distinción (diferencia entre un individuo de otro, o de un estado a otro para el caso concreto) y persistencia (constancia, permanencia y congruencia del comportamiento, que mantiene relativamente estable la personalidad, a través del tiempo). Ambos aspectos resultan de vital importancia en el proceso de construcción de la identidad; a lo largo ya de casi 20 años de existencia, los organismos locales cuentan presencia, personalidad e identidad propias.

Si bien es cierto que el que puede lo más puede lo menos a maiori ad minus, también es una realidad que el que puede lo más no necesariamente lo puede todo. Tanto la autoridad nacional como la local, requieren fortalecerse más allá de lo temporal que puedan ser los tiempos electorales, debemos desde todos los niveles de decisión buscar el fortalecimiento en el aspecto local, que quienes votan en los Consejos Generales de los OPLEs se sepan acompañados y respaldados tanto por la autoridad nacional como por las diferentes fuerzas políticas con representación en cada estado, para que sigan ejerciendo sus facultades y tomen decisiones propias en el marco de sus propios principios rectores y así se fortalecerá en su conjunto el Sistema Electoral Nacional, el cual debe administrase sin intervención ni influencia externa.

Como siempre, se agradecen sus comentarios vía twitter a @dgv1968.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Diego García

Maestro en Administración Electoral. Con más 20 años de experiencia en la administración pública. Se desempeña como secretario particular del Consejero Presidente del Instituto Electoral del Estado de México. Autor de diversos artículos sobre comunicación política, elecciones y participación ciudadana. Universitario y fan de la disciplina del futbol americano como estilo de vida.

Te puede interesar

#Opinologos

Apuntes de las elecciones 2018 desde la perspectiva distrital

Comparte en WhatsApp Con la validación de la elección presidencial por el Tribunal Electoral del ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>