El principio del tiempo / Opinólogía / #DesdeLaParticular Si no es a tiempo, mejor guardar silencio

#DesdeLaParticular Si no es a tiempo, mejor guardar silencio

Por: Diego García



No es exclusivo de algún grupo o sector, se da en la vida diaria, se da entre amigos y en las propias familias inclusive, comentar las cosas fuera de tiempo es digamos que hasta común, delatar las travesuras entre amigos se comprende por el sentido de la complicidad, esa que cuando son travesuras hermanan y se quedan como recuerdos, como anécdotas.

Totalmente opuesto es cuando ya de mayores no se dicen las cosas de manera oportuna, existe la posibilidad de que no trascienda.

Fuente: ingramllp.com
Fuente: ingramllp.com

El tema adquiere otros tintes cuando se trata de delitos. De acuerdo al Código Federal de Procedimientos Penales en su Artículo 116 dice que:

“Toda persona que tenga conocimiento de la comisión de un delito que deba perseguirse de oficio, está obligada a denunciarlo ante el Ministerio Público y en caso de urgencia ante cualquier funcionario o agente de policía”.

Y, para el caso de servidores públicos en el marco del Sistema Nacional Anticorrupción, la Ley General de Responsabilidades Administrativas, Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de julio de 2016, en su Artículo 49 establece que, incurrirá en falta administrativa el servidor público cuyos actos u omisiones incumplan o transgredan sus obligaciones, dentro de las cuales se encuentra

“Denunciar los actos u omisiones que en ejercicio de sus funciones llegare a advertir, que puedan constituir faltas administrativas…”

Todo lo anterior lo menciono como marco para tratar de explicar una actividad y actitud que desgraciadamente es muy común en nuestro país, en nuestra sociedad.

Políticos y servidores públicos o quienes los fueron, suelen aprovechar cualquier medio, ya sea una entrevista, un foro, alguna columna o incluso las redes sociales para comentar situaciones que, según ellos se dieron, las vivieron, fueron testigos o les platicaron y que dichas situaciones en caso de ser ciertas configurarían uno o varios delitos.

El problema es que, en su imaginario, el salir y decirlo después de algún tiempo, en ocasiones varios meses o años después creen que es denunciar y no lo es.

No se confundan, presentarlo por escrito, en tiempo y forma, y ante la autoridad competente es denunciar, todo lo demás por muy doctos que se crean no sirve para nada, quizá para llamar la atención, escribir algún libro lleno de falacias o conseguir algunos aplausos, comentarios y likes en las redes sociales, pero nada más.

Es muy fácil señalar y acusar sin la presión de caer en el delito de falsedad de declaración, quizá esta sea la razón por la que no lo hacen de manera oficial, por ello no acuden a la autoridad competente, pues las mentiras y chismes sin fundamento no sirven de manera legal, pues el problema es que hay que demostrar, aportar pruebas y en su caso, saber deslindarse de la responsabilidad compartida.

Pero lo quizá más importante, para poder denunciar hay que quitarse el miedo a que lo denuncien a uno mismo ya sea por haber obtenido algún beneficio para sí mismo o sus familiares gracias al cargo público, no sé, algún viaje, el haber contratado algún aviador, conseguirle trabajo al hijo o la hija, cosas desgraciadamente muy comunes.

Por ello, cuando no se es congruente entre el decir y el actuar, cuando se teme ser descubierto de negligencia, lo mejor es no denunciar y salir a hacer circo, maroma y teatro algún tiempo después.

Si cuando se dio la oportunidad no se tuvo el valor, ojalá por lo menos se tuviera la vergüenza de quedarse callado. Siempre hay que tener cuidado con profecía de algunos refranes. “El que escupe para arriba, en la cara le cae…”

Cualquier parecido con la realidad es meramente adrede.

Gracias como siempre por su lectura.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Diego García

Maestro en Administración Electoral. Con más 20 años de experiencia en la administración pública. Se desempeña como secretario particular del Consejero Presidente del Instituto Electoral del Estado de México. Autor de diversos artículos sobre comunicación política, elecciones y participación ciudadana. Universitario y fan de la disciplina del futbol americano como estilo de vida.

Te puede interesar

FOTO: Impacto MX

Diseñan alumnos universitarios aplicación contra la corrupción

Comparte en WhatsAppMéxico, 2 Jul (Notimex).- Estudiantes de la Universidad Politécnica de Santa Rosa Jáuregui ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>