El principio del tiempo / Opinólogía / #DesdeLaParticular Un ciudadano, una voz

#DesdeLaParticular Un ciudadano, una voz

Por: Diego García



Hace unos días en voz de un personaje de la comunicación escuche algo que me llamo la atención, “la ciudadanía no quiere…”, “los ciudadanos piden” y se refería a un tema el cual no comparto, quizá por eso me llamo la atención y mi primera reacción fue cuestionarme ¿Quién le da derecho de asegurar y generalizar que la ciudadanía no quiere? ¿Cuándo me pregunto a mí, como ciudadano, si estoy o no de acuerdo?

A consecuencia de lo anterior empecé a poner más atención sobre el tema y me he percatado que es un mal generalizado, son muchos los políticos y los comunicadores (algunos, mal llamados líderes de opinión) que, con toda tranquilidad, desfachatez y cinismo se sienten dueños de la verdad absoluta, ellos deciden, de acuerdo a lo manifestado en sus discursos y pronunciamientos, que es lo que como sociedad queremos o no queremos, se roban a día a día nuestra voz y se sienten con el derecho de hablar por nosotros (como diría un amigo “ni que fueran nuestros abogados, médicos o confesores”).

Foto: compartirpalabramaestra.org
Foto: compartirpalabramaestra.org

En el caso de los políticos quizá habría una explicación, se supone que cuando ostentan un cargo de representación popular fungen como nuestros representantes y llevan la voz, necesidades e inquietudes de sus representados a las diferentes instancias y tribunas, pero considero que deberían de ser más cautos y consientes pues suponiendo que, efectivamente, sean portadores de la voz de sus representados, tendrían que especificar los pobladores de “x” o “y” localidad necesitan o piensan tal cosa.

Y en lo que respecta a los comunicadores deben de entender que no son nuestra voz, su labor es informativa, deben de poner a la vista los sucesos diarios, los resultados de sus investigaciones, las opiniones de sus entrevistados o lo dicho por los personajes de la vida pública y entonces dar su opinión, su punto de vista, deben de aprender a hablar en primera persona y entender que nadie los eligió ni les hemos autorizado a hablar por nosotros, o por lo menos yo no (para no caer en el mismo error).

Hoy en día tenemos muchas herramientas para levantar la voz y manifestar nuestras necesidades, expresar nuestra opinión y decir lo que cada quien quiera decir. Pero la herramienta más poderosa que tenemos como ciudadanos es el derecho que nos otorga, la Declaración Universal de Derechos Humanos, que en su Artículo 19 expresa

“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”

Y nuestra Carta Magna en su Artículo 6 dice

“…La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, … Toda persona tiene derecho al libre acceso a información plural y oportuna, así como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión…”

Se aproximan tiempos decisivos para el camino que seguirá nuestro país, no basta con quejarnos de lo que hacen o no hacen unos cuantos, es hora de levantar la mano para pedir silencio y que nuestra voz se escuche, no permitamos que otros hablen, actúen, piensen y decidan por nosotros sin autorización.

Levantemos la voz y respaldemos nuestro dicho con hechos, con acciones; seguro estoy que, en ningún estado, municipio o colonia, es más, en nuestra propia casa, estar todos de acuerdo en algún tema es complicado, la unanimidad es muy difícil de lograr, pero si todos decimos lo que pensamos, lo que queremos, si todos respetamos (que es muy diferente a tolerar) la opinión de los demás podemos llegar a consensos.

Si hacemos uso de nuestra voz, existe la posibilidad de que alguien la escuche y quizá comparta con nosotros y se anime a levantar la suya también, si nos quedamos callados hacemos nugatoria esta posibilidad y seguiremos dejando que otros digan lo que quieran en nuestro nombre.

Si por cada ciudadano se levanta una voz, haremos latir este país y sabrán que estamos aquí, sabrán y sentirán que estamos vivos…

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Diego García

Maestro en Administración Electoral. Con más 20 años de experiencia en la administración pública. Se desempeña como secretario particular del Consejero Presidente del Instituto Electoral del Estado de México. Autor de diversos artículos sobre comunicación política, elecciones y participación ciudadana. Universitario y fan de la disciplina del futbol americano como estilo de vida.

Te puede interesar

#Opinóloga

El perfil demócrata

Comparte en WhatsApp Cansada y desgastada deambula la democracia por el mundo. En su mejor ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>