El principio del tiempo / Opinólogía / El candidato presidencial que hizo un ritual satánico en la Basílica

El candidato presidencial que hizo un ritual satánico en la Basílica

Por: Luis M. Sada



Seguramente usted está leyendo este artículo porque le causó curiosidad el título – o bien, porque es uno de mis cinco fieles lectores; como seguramente le pasó lo mismo en el grupo de Whatsapp de su familia con el familiar que compartió notas falsas sobre el terremoto o los huracanes del Atlántico. Es así, en parte, cómo funcionan las famosas fake news o lo que es lo mismo: propaganda 2.0.

Le explico. La propaganda, se ha utilizado desde hace milenios por unos cuantos (algunos historiadores de la American Historical Association la ubican desde la época de la Antigua Grecia) para alcanzar un objetivo común: influir en el pensamiento y/o acciones de los muchos a través de la manipulación de las ideas, los hechos o las mentiras.

Foto:  http://www.dinodday.com/?page_id=7
Foto: http://www.dinodday.com/?page_id=7

Ahora bien, si aunado a eso entendemos que como seres humanos somos curiosos por naturaleza y, en muchas ocasiones, ignorantes o perezosos mentalmente, entonces la idea transmitida mediante este recurso, tendrá más arraigo en los destinatarios. Para lograr lo anterior, por lo general se apoyan en información escandalosa y títulos llamativos, así como datos falsos o manipulados para el contenido del mensaje, lo que hace que al destinatario le parezca real a primera vista.

Uno de los usos más recientes que se ha documentado de manera fehaciente, ha sido en las guerras. En esas situaciones, el uso de la propaganda se ha limitado a plantar ideas falsas del enemigo o exaltar las cualidades del país que las difunde. Hay numerosos casos de estudio al respecto, por lo que me parece ocioso enumerarlas en este artículo.

Sin embargo, nunca como ahora el efecto de la propaganda había tenido las consecuencias que hoy observamos: inmediatez en la propagación y alcance. Esto se debe (lo adivinó usted bien) al número de usuarios y rapidez en la transmisión de las redes sociales y el internet.

Ante todo esto, se sospecha que algunos países como Rusia – y evidentemente Estados Unidos también, han aprovechado la nueva era de la información para empujar sus agendas en diversos países. Lo más reciente son las fake news en la elección presidencial de Francia, Estados Unidos y la campaña del Brexit en Reino Unido.

Foto: https://www.vox.com/policy-and-politics/2016/12/15/13955108/fake-news-2016
Foto: https://www.vox.com/policy-and-politics/2016/12/15/13955108/fake-news-2016

Es por ello que se sospecha que, en octubre de 2016, el Banco Nacional de Westminster – filial del Royal Bank of Scotland, cerró sin dar explicaciones las cuentas bancarias de RT, la agencia de noticias rusa después del proceso Brexit, y la semana pasada en Estados Unidos el Departamento de Justicia solicitó a la misma agencia RT que se registrará en la lista que prevé la Ley del Registro de Agentes Extranjeros (Foreign Agents Registration Act), la cual se creó en 1938 con el fin de registrar a los ciudadanos estadounidenses que trabajan para otros gobiernos. Todo ello, levanta sospechas ante una posible intervención propagandística de Rusia en procesos electorales.

Con todo lo que está pasando en esta nueva etapa de la propaganda 2.0, esté usted seguro que nuestro país también verá este tipo de fake news en las que se hará proselitismo a favor o en contra de uno u otro candidato a la presidencia. Lo hemos visto en el pasado de manera limitada con la famosa “guerra sucia” que se vive en cada proceso electoral, pero le aseguro que en 2018 veremos algo totalmente distinto, y tal vez definitorio en los resultados del 2 de julio del próximo año.

Por eso cuando vea títulos como el de esta columna, por favor infórmese, sea crítico y, sobre todo, no difunda información falsa que lo único que hace es propagar desinformación entre sus contactos.

Seamos responsables y evitemos que intereses de otros actores prevalezcan (aunque no nos demos cuenta) sobre los nuestros.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Luis M. Sada

Es Licenciado en Derecho por la Universidad de Monterrey y Maestro en Derecho Internacional por la Georgetown University. Actualmente es estudiante de la Licenciatura en Economía por la UNAM y se desempeña como subsecretario de asuntos internacionales del Comité Ejecutivo Nacional del PRI. Se ha desempeñado, entre otros, como abogado para el Banco Interamericano de Desarrollo en Washington, DC, y como Agregado Regional adscrito al Consulado General de San Diego, California.

Te puede interesar

#Opinólogo

El pivote indo-pacífico de contención de influencia

Comparte en WhatsApp Con la gira presidencial estadounidense de 15 días en Asia con foco ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>