El principio del tiempo / Opinólogía / El cerebro en acción: la obesidad

El cerebro en acción: la obesidad

Por: Víctor Rodríguez



El pasado 12 de noviembre se celebró el día mundial de la lucha contra la obesidad. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que es perjudicial para la salud. Desde 1975, la obesidad se ha triplicado en todo el mundo. En 2016, más de 1900 millones de adultos mayores de 18 años tenían sobrepeso y alrededor de 650 millones eran obesos. En México se estima que alrededor del 30 % de la población padece obesidad. Este panorama muestra una situación de salud alarmante en México y en el mundo. La obesidad no se restringe únicamente a una situación de aumento de peso, un trastorno de alimentación o un cambio de la imagen corporal. Padecer obesidad conlleva un universo de cambios en la salud del individuo y de la sociedad, que reducen de manera importante la calidad de vida. Padecer obesidad predispone a otras enfermedades y reduce significativamente la expectativa de vida.

Foto: clinicadotempo.com
Foto: clinicadotempo.com

La leptina es una hormona producida por las células de la grasa, y se encarga de controlar los niveles de energía que requiere el cerebro. Cuando las reservas de grasa están llenas, la leptina envía señales que disminuyen la sensación del hambre. Su principal acción es actuar sobre algunas neuronas del hipotálamo que son las responsables de regular nuestro apetito para comer. Cuando una persona consume grandes cantidades de grasas saturadas por periodos largos de tiempo, se produce una respuesta inflamatoria en el hipotálamo que puede causar una resistencia a la acción de la leptina, lo que provocará que el sujeto tenga la necesidad de seguir comiendo sin parar, creando así un circulo vicioso.

Ante un aumento en el consumo de grasas, nuestro cuerpo responde con una serie de cambios que incluyen un estado de baja inflamación generalizada que puede perdurar por años. Dentro de los órganos que sufren de dicha inflamación se encuentra el cerebro (neuroinflamación), lo que ocasiona alteraciones del estado de ánimo y de las emociones, llegando incluso a producir depresión. Recientemente los investigadores especialistas en esta área, han establecido que existe una fuerte relación entre la obesidad y el desarrollo de depresión. Otra de las alteraciones que la neuroinflamación puede ocasionar, son deficiencias en la capacidad de concentración, de memoria y de aprendizaje.

Los cambios inflamatorios que el aumento de grasa produce también puede conducir a enfermedades como el síndrome metabólico o la diabetes mellitus tipo 2. Otro factor importante que puede influir para el desarrollo de sobrepeso y obesidad es el estrés crónico, ya que causa serios desajustes hormonales que afectan nuestro metabolismo.

Imagen: practicavida.es
Imagen: practicavida.es

Es importante reiterar que la obesidad produce graves daños en el organismo, por lo que cuando se adquiere a edades tempranas de la vida, las consecuencias pueden ser aún más serias. La obesidad infantil y juvenil es un grave problema de salud en México, y pudiera representar una condena de salud para las futuras generaciones. Los cambios metabólicos que el sobrepeso produce en nuestro cuerpo pueden tener una relación con daño en nuestro sistema nervioso. Recientemente, los expertos en obesidad han determinado que existe una fuerte relación entre el aumento de peso y el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer y Parkinson. En este sentido, las acciones tendientes a reducir el sobrepeso a nivel individual y social, son de extrema importancia. Realizar ejercicio al menos 30 minutos diarios, comer adecuadamente siguiendo las recomendaciones de balance del “plato del bien comer” y comer con horarios bien establecidos, son la base para combatir la obesidad.

Tenemos que recordar que nuestra salud requiere de grandes cuidados y es nuestra responsabilidad procurarla. Recordemos que cuando nos alimentamos no solo cuenta qué comemos y cuánto comemos, sino también a qué hora comemos.

¡No privemos a nuestros hijos y a nosotros mismos de un futuro sano!

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Víctor Rodríguez

Médico cirujano, maestro en ciencias con especialidad en fisiología y doctor en ciencias por la universidad de Albert Ludwigs de Friburgo, Alemania. Dedicado a la investigación científica y la docencia en el área de las neurociencias. Es catedrático de la Facultad de Medicina de la UNAM. Cuenta con 25 años de experiencia docente y labores de divulgación científica. Le interesa el estudio de los procesos mentales desde sus bases neuro fisiológicas, hasta sus procesos psicodinámicos.

Te puede interesar

#Opinólogo

#19S Salud mental y cannabis terapéutica

Comparte en WhatsApp Se cumplió un mes del sismo que sacudió la zona central del ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>