El principio del tiempo / Opinólogía / El costo de las elecciones

El costo de las elecciones

Por: Alejandro Bonifaz


El primer domingo de julio de 2018 iniciará posiblemente una “nueva era” en la vida democrática del país. Las coyunturas políticas enarbolan y presagian un proceso electoral distinto a otros. Los aires de una elección presidencial en dónde los nombres danzan al limbo del poder, para que el que “más suela tenga llegue a la famosa primerísima silla, corren en un viento de zozobra. Más aún el idílico escenario, el devenir histórico patenta un preocupante análisis del compartimiento que ha tenido el electorado; en el 2000 el 63.9 % [1]del Padrón Electoral inscrito determinaba la transición del poder hegemónico, en 2006 la participación social democrática mermó un 5.42% comparado al anterior, pues sólo un 58.55% participó en los comicios que elegirían al nuevo presidente., para 2012 tampoco fue la excepción, el 63.08% del Padrón Electoral ejerció su soberanía en las elecciones presidenciales confirmando el fenómeno, no rebasar el umbral máximo de participación.

FOTO: periodicotiempo.com
FOTO: periodicotiempo.com

¿Cuáles son las razones de éste fenómeno? Respondo a ello criticando el sistema de “Partidocracia” establecido en nuestra Constitución. El artículo 41 que en su párrafo 2° fracción I constitucional, describe la naturaleza de dichos como “entes de interés público” con el principal fin de promover la participación del pueblo en la vida democrática, promoción que la hará a través de una serie de prerrogativas que el Estado Mexicano pone a su disposición. El juicio recae, en la paradoja que representa el mandato constitucional, es un hecho notorio que la credibilidad en éstas instituciones detrimenta constantemente, convirtiendo a éstos en entes de desinterés político.

El andamiaje de financiamiento establecido en el artículo en comento, establece que el presupuesto para sufragar las actividades ordinarias éste año, es de: cuatro mil cincuenta y nueva millones, doscientos trece mil novecientos cinco pesos [2]  ni más ni menos-, asignados de forma equitativa en primer término, y proporcional al número de votantes de la elección de diputados pasada, correspondiendo así, en primer lugar al Partido Revolucionario Institucional con $1, 034, 468,127, y en último al Partido Encuentro Social con $237, 108,146 millones de pesos. Con ello se pretende mantener “viva” la participación democrática ¿Y los tiempos de austeridad?

Tan cara es la democracia en nuestro país, que si bien el número de inscritos al padrón electoral ha crecido de manera constante, no menos cierto es que el abstencionismo fluctúa delicadamente en el desinterés proporcional. ¿Qué necesitan los procesos electorales para alcanzar un umbral de participación mayor? Pero sobre todo ¿qué deben realizar los partidos políticos para incentivar la actividad democrática?

1994 fue ejemplo de la posibilidad en alcanzar una sociedad participativa, el SICEEF registró el 77.16% de participación ciudadana, lo que evidencia la eventualidad de aspirar a una participación mayoritaria. La solución desde ésta trinchera se relaciona al fenómeno de “legitimidad” o “credibilidad” que lastra al sistema de partidos, es decir, de la correspondencia en sentirse representados; la austeridad es el primer paso para lograrlo, claro ejemplo fue la elección de Pedro Kumamato como legislador de Jalisco, mismo que hoy propugna por un “#SinVotoNohayDinero”. Pero sobre todo, que en la tesitura propuesta por Juan Carlos Monedero seamos gente decente, que rompa los marcos de desinterés y desesperanza para aspirar algún día a una verdadera democracia representativa.

[1] Instituto Nacional Electoral. “Sistema de Consulta de la Estadística de las Elecciones Federales, 1999-2015” Consultable en: http://siceef.ine.mx/campc.html?p%C3%A1gina=1

[2] Instituto Nacional Electoral. “Cifras del Financiamiento Público de 1997 A 2017” Consultable en: http://www.ine.mx/archivos3/portal/historico/recursos/IFEv2/DEPPP/PartidosPoliticosyFinanciamiento/DEPPP-financiamiento/financiamientopublicopartidosnacionales/financiamiento-publico-97-17.pdf

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Alejandro Bonifaz

Chiapaneco, estudiante de la Licenciatura en Derecho, Crítico, Proactivo, Propositivo, Ejecutivo y Soñador. Amante de los deportes. Investigador en Potencia, Campeón Estatal y Regional en Concursos de Litigación Penal y Polemista. Coautor del libro “Tópicos selectos de Propiedad Intelectual” Ediciones Nueva Jurídica. 2016

Te puede interesar

#Opinólogo

Colegiación obligatoria para abogados

Comparte en WhatsApp Ya van varios años en que se debate dentro del gremio jurídico ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>