El principio del tiempo / Opinólogía / El dinero por La Fuerza

El dinero por La Fuerza

Por: Sergio Tabares



Este espacio usualmente es aprovechado para hablar sobre temas urgentes y reflexiones vigentes sobre el escenario político actual en México y el mundo. Pero por esta ocasión a manera de auto regalo con espíritu navideño, aprovecharé las siguientes líneas para hablar de uno de los elementos más determinantes de mi historia personal de vida: Star Wars.

Acudir a la función de estreno de una película de Star Wars es un ritual indescriptible. Caminar por los pasillos de una sala de cine a la medianoche con un batallón de devotos disfrazados es algo que se tiene que vivir al menos una vez en la vida si esta saga te ha marcado.

Foto: Lucasfilm
Foto: Lucasfilm

El anuncio del estreno de una nueva trilogía, con los episodios VII, VIII y IX, representaba la oportunidad de volver a vivir esos momentos de niñez, y también de presentarle a mis hijos ese momento único de la experiencia cinematográfica.

Star Wars se distingue por lograr uno de los choques más importantes entre la cultura pop y el séptimo arte. El Episodio VIII, Los Últimos Jedi, representaba la oportunidad de vivir en primera fila y en familia, ese suceso cinematográfico. Pero entonces, sucedió la película.

Su servidor, al igual que muchos de los seguidores que se han manifestado en las redes, no amó The Last Jedi. Por el contrario, lo que empezó como algo tremendamente emocionante fue convirtiéndose gradualmente en una experiencia que iba entre el desconcierto, la desilusión y el coraje.

Para luego casi salvarse por momentos tremendamente emocionantes pero un tanto ajenos a la mitología de la saga. Mi principal problema con Los Últimos Jedi es que nos regala esa toma de riesgo que tanto exigimos por su ausencia en El Despertar de la Fuerza, pero al mismo tiempo desvirtúa todo lo que se ha construido en los últimos cuarenta años.

¿El motivo aparente de esto? Plantar las bases para poder generar más películas y trilogías completas, sin mantenerse atados a la historia de la dinastía Skywalker y los preceptos básicos de La Fuerza.

Al final, la compra de Star Wars por parte de Disney se evidencia como un movimiento meramente comercial, aunque el cariño por esta franquicia y sus personajes se extienda mucho más allá de eso.

Existe un paralelismo, aún difuso y que exige mayor reflexión por mi parte, pero esta tendencia comercial de capitalizar sin importar la esencia del material original es incómoda.

En cambio, al final de la función vi la expresión de mis hijos y ellos eran felices. Aunque la gratitud tal vez no perdure tanto como los episodios originales.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Sergio Tabares

Lector por afición, político por vocación. Ex regidor de Guadalajara, académico universitario y Miembro Activo del PAN desde 1995. Licenciado en Estudios Políticos y Gobierno por la UDG. Con estudios en Comunicación Política por la Universidad Iberoamericana. Ha participado desde 1995 en distintas campañas federales y locales del PAN. Iniciando su carrera de servicio público en 2001. Fue Secretario Estatal Juvenil. Consejero Nacional y Estatal del PAN. Director de Giras Presidenciales, Director General del Instituto Jalisciense de la Juventud. Atiende personalmente comentarios a través de sus redes sociales.

Te puede interesar

#Opinóloga

La maestría del misterio en estas dos películas

Comparte en WhatsApp En esta selección especial de cine elegí las películas Nunca estarás a salvo ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>