El enemigo

Por: Luis Jaime Estrada


 

Umberto Eco, en su ensayo titulado Construir al enemigo, discute distintas aristas en torno a la otredad, la comunidad, la ciudad, el hombre político y el enemigo. El escritor italiano explica el origen de su obra a partir de un encuentro que tuvo en Nueva York con un taxista pakistaní, quien le lanzaría una pregunta detonadora de sus reflexiones: “¿Para los italianos quiénes son los enemigos?”. Ante la sorpresa por la pregunta, Eco responde, en un primer momento, que los italianos no tienen enemigos; sin embargo, el suspicaz taxista le insiste en que

todos tenemos enemigos, individuos y naciones

Para lo cual usa como ejemplo los múltiples enemigos bélicos que tiene Estados Unidos, incluido, por supuesto, el terrorismo.

Foto: psyciencia.com
Foto: psyciencia.com

A partir de este encuentro, Eco recorre diversos pasajes en torno a la idea de la construcción del enemigo explorando su carácter político, antropológico, filosófico, ético, moral y literario, reconociendo su naturaleza oscilante entre los aspectos psicológico, social, estatal, e internacional con temas como el atentado a la revista Charlie Hebdo o las denuncias y exhibiciones públicas de los manejos de los gobiernos en distintos aspectos a través de WikiLeaks.

Umberto Eco señala que el ser humano desde que es tal, ha necesitado siempre de la figura del Otro para reconocerse a sí mismo, para darse identidad y sentido a partir de ese afuera que resulta ser constitutivo del adentro; es decir, un reconocimiento del otro y en el otro, en un sentido ético y moral, pero también desde una perspectiva política para legitimar la propia existencia y las acciones que derivan de ésta.

La construcción del enemigo siempre se ha basado en un principio de diferencia, el que está afuera y es distinto, como una forma de diversidad que puede ser una expresión de pluralidad como principio político, incluso sin negar el conflicto, pero que también puede derivar en enfrentamientos y violencia a partir de la exacerbación de las contradicciones. Cuando esto sucede, el otro no cumple ya un sentido de Otredad, de reconocimiento de la humanidad intrínseca del diferente, sino que pasa por un proceso de degradación, denigración e inferioridad.

Esto implica que, desde un punto de vista político, la diferencia que permite la propia legitimación para atacar a Otros, exige su denigración, tanto física como simbólicamente. Esto se presenta a lo largo de la historia ya que el enemigo es arquetípico, y si bien presenta múltiples configuraciones históricas dependiendo de las culturas y épocas, lo cierto es que hay una base estructural compartida que es transhistórica. Todos los grandes mitos de la humanidad tienen como figura imprescindible al enemigo, sin el cual ningún mito cosmogónico tendría sentido.

En la vida contemporánea, advierte Eco, tal vez valdría la pena pensar en nuestros enemigos construidos, pero, sobre todo, en quiénes nos han construido como sus enemigos. Así, tal vez, logremos establecer algunas claves para descifrar nuestro tiempo.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Luis Jaime Estrada

Doctor en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM, con estudios de investigación doctoral en el área de Sociología del delito en la Universidad de Salamanca, España. Colaboró en la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de la SEGOB para la elaboración metodológica y conceptual del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia; y como asesor en materia de prevención del delito en la Jefatura del Estado Mayor Policial de la Ciudad de México. Actualmente es profesor-investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y Director de Investigación Social en el Instituto Ciudadano para la Gobernanza Democrática S.C. Ha participado como ponente en diversos congresos nacionales e internacionales y ha escrito distintos artículos académicos en torno a la violencia y la inseguridad. Es autor del libro Violencia, discurso y simbolismo de crueldad.

Te puede interesar

#Opinóloga

Los otros

Comparte en WhatsApp El pacto fundante de toda sociedad moderna se basa en las ideas ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>