El principio del tiempo / Opinólogía / El fin de las ideologías

El fin de las ideologías

Por: Bryan Lechuga



Examinar los acontecimientos de la Historia contemporánea, por su dinamismo y profundidad, es una labor compleja que precisa compaginar la paciencia y pericia de un fotógrafo del presente con la imaginación del arqueólogo que recrea episodios del pasado. Tal empresa implica aproximarse a fenómenos cambiantes, a los cuales la posibilidad de mirar in situ no resta dificultad en su caracterización.

Si bien para muchos autores actuales vivimos los tiempos del “fin de las ideologías”, y se señala, como dice Sartori, que el pragmatismo ha difuminado el ideario de los partidos, no puede negarse que en el terreno político siempre va a haber un discurso normativo, que hará distinguirse, en conjugación con las prácticas, a los actores políticos de otros; como plantea Sánchez Vázquez, ningún ideario, ningún discurso axiológico, ninguna búsqueda de valores políticos nace de la nada. Por el contrario: provienen de condiciones históricas específicas y, están siempre en contraste con otros discursos normativos.

Foto: liberal.com.mx
Foto: liberal.com.mx

¿Y ahora qué? Nuestro Estado, con su burocracia, con su tecnocracia intervencionista, ha entrado en un proceso de decadencia implacable, un proceso profundo y global de agotamiento de un modelo de democracia que está resultando ineficiente por insuficiente. Incluso ha regresado el virus de la autodestrucción. Un virus que estimula a las fuerzas contrarias para que actúen sobre un mismo cuerpo hasta autodestruirse sin querer. Miremos lo que sucede al interior de los partidos hegemónicos para ver su poder destructor. En fin, la tormenta está servida porque el tiempo es implacable y lo envejece todo. En otras palabras, que las cosas siempre tienden a ir mal si se abandonan a sí mismas, si no se interviene, si no se cambia.

Nos dicen que todo se soluciona con alternancia. No nos engañemos. Las cosas se pueden y deben hacerse mejor con los mismos medios y en la misma crisis y por eso exigimos responsabilidades a los actores. Pero la decadencia del sistema es más profunda, es una crisis de las estructuras de gobierno, judiciales y legislativas.

Sí, vivimos el precario momento del fin de un régimen y el comienzo de otro, donde las antiguas melodías ya no sirven. Nos toca demostrar de nuevo que el Estado no es la causa de los males, que no tiene nada trascendente, que no es un fin en sí mismo, que el Estado es una estructura fruto de conquistas parciales, mejoras y reivindicaciones. Sin duda el mejor mecanismo inventado para defender nuestros derechos, pero necesita ser afinado y transformado constantemente, porque si no avanza, desaparece.

Foto: peruenel21.blogspot.mx
Foto: peruenel21.blogspot.mx

A partir de esta crisis, nos toca idear entusiasmo para construir nuevas formas de involucrarnos, defender los despojos de la democracia mexicana y buscar alternativas para comunicarnos y organizarnos, franqueando las distancias y las diferencias. Pequeños gestos que se transformen en grandes revoluciones.

Porque si no lo hacemos, la anormalidad comenzará a parecer normal, confrontemos a través de las ideas y la participación al gobierno que no sabe cómo gobernar, cómo reformar, cómo comunicar, cómo lidiar con las crisis que crea por ineptitud, irresponsabilidad o corrupción.

Nos corresponde transfórmanos en una sociedad más participativa, más igualitaria, más eficiente y menos tímida. Uniendo fuerzas para recuperar nuestras libertades y con ellas nuestra paz social.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Bryan Lechuga

Abogado, asesor y analista político, con estudios de posgrado en la UNAM. Ha ocupado diversos cargos en la administración pública de la Ciudad de México, espacios donde ha promovido la incorporación de conocimientos e ideas que permitan el desarrollo de políticas públicas más eficientes.

Te puede interesar

#Opinólogo

El recuento de los daños

Comparte en WhatsApp Ha pasado poco más de un mes del sismo de 8.2° Richter ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>