El principio del tiempo / Opinólogía / El inexistente mundo de Markus Gabriel

El inexistente mundo de Markus Gabriel

Por: Eduardo Martínez



Afirma Markus Gabriel que el mundo no existe, pero sí todo lo demás. Es claro que el catedrático de la Universidad de Bonn niega la existencia de un todo que debería incluirse a sí mismo.

La existencia, según Markus Gabriel, es la aparición en un campo de sentido. El mundo, según Heidegger, es el ámbito de todos los ámbitos. ¿Existe el mundo? Para responder esta cuestión tenemos que precisar el concepto que Markus Gabriel elabora del mundo: “…es el campo de sentido de todos los campos de sentido; el campo de sentido en el que aparecen todos los demás campos de sentido.” Esa decir, todo lo que existe, existe en el mundo, ya que este es el ámbito en el que sucede todo.

Foto: oceano.com.mx
Foto: oceano.com.mx

Ahora, la existencia necesariamente incluye una ubicación. Así, si el mundo existe, ¿en que campo de sentido aparece? Markus Gabriel responde lo anterior de la manera siguiente:

…supongamos que el mundo aparece en el campo de sentido (cs1). En este caso (cs1) es un campo de sentido entre otros, pues junto a (cs1) existen también (cs2), (cs3), etc. Si el mundo aparece en (CS1), el cual existe además de otros campos de sentido, entonces, el mundo existe. ¿Es posible esto?

El mundo es el campo de sentido en el que parecen todos los campos de sentido. Así pues, en (cs1) aparece cada uno de los demás campos de sentido como subcapas, pues en (CS1) aparece el mundo, y en el mundo aparece todo.

También (CS2), (CS3), etcétera, aparecen no solo además de (CS1), sino que aparecen también en (CS1), porque el mundo aparece en (CS1) y, por definición, todo aparece en el mundo. Por lo tanto, (CS2) existe dos veces: además del mundo y en el mundo. Pero (CS2) no puede existir además del mundo, pues ¡fuera del mundo no existe nada! Lo mismo vale para (CS3) y para todos los demás campos de sentido.

Por lo tanto, es imposible que el mundo aparezca en un campo de sentido y aparezca además de otros campos de sentido. Por lo tanto, de aquí se sigue que no pueden existir los demás campos de sentido. Por eso podemos asegurar: el mundo no existe en el mundo.

Hay otro problema añadido. Si el mundo aparece en (CS1), ¿en dónde aparece entonces el mismo (CS1)? Si el mundo es el campo de sentido en el que aparecen todos los campos de sentido, ¡entonces (CS1) debe aparecer también en el mundo que, a su vez, aparece en (CS1)! La situación es absurda.

Imagen: Por qué no existe el mundo, Editorial Océano, México, 2016 p. 52.
Imagen: “Por qué no existe el mundo”, Editorial Océano, México, 2016 p. 52.

En suma, el nuevo realismo de Markus Gabriel pregona que no existe algo que contenga todos los campos de sentido porque sería una contradicción. Esta idea que Markus Gabriel toma de Bertrand Russell, según la cual el conjunto de todos los conjuntos (en este caso, el mundo) no podría ser un conjunto porque entonces estaría incluido en sí mismo, implica simplemente que el todo no puede ser parte de sí mismo.

Por qué no existe el mundo (Editorial Océano, 2016) es un libro molesto pues invita a pensar. Lo invito a molestarse un poco.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Eduardo Martínez

Abogado Postulante en las Materias de Extinción de Dominio y Derecho Procesal Penal Acusatorio y Oral. Maestro en Política Criminal por el INACIPE. Catedrático de la Facultad de Derecho de la UNAM, del INACIPE y de la Escuela Libre de Derecho de Puebla. Socio de Número del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México y Miembro de la Comisión de Derecho Penal del Colegio. Capacitador Certificado, en razón de sus méritos, por SETEC. Escritor de más de 10 libros, conferencista y articulista.

Te puede interesar

#Opinóloga

Sobre nuestro funesto existir

Comparte en WhatsApp Ya que el mundo adopta un curso delirante, debemos adoptar sobre él ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>