El principio del tiempo / Opinólogía / El Pacto por México estuvo bien

El Pacto por México estuvo bien

Por: Antonio Cárdenas



Uno de los reclamos que más se repiten ad nauseam a los partidos de oposición (y más especialmente al PRD) su participación en, lo que ellos llaman “El Pacto Contra México”. La verdad es que, como cualquier fenómeno social, el Pacto por México (PxM) tuvo aciertos y errores. Sin embargo, me parece algo burdo descalificarlo de manera tan rápida y gratuita. Es por eso que hoy quiero exponer tres puntos para defender al Pacto por México.

Foto: 24-horas.mx
Foto: 24-horas.mx

1. La agenda de la izquierda en el gobierno federal

En primera instancia en necesario apuntar y aclarar que el PxM no fue, en ningún momento, un sometimiento del PAN y el PRD a la agenda del Gobierno Federal. Si revisamos los puntos enlistados y el programa que se planteó nos daremos cuenta que realmente es al revés. Estamos terriblemente acostumbrados a ver la política como un cuento de buenos y malos, donde la alianza y el acuerdo son algo perverso, cuando la realidad es que en democracia no solamente son deseables, sino necesarios.

La izquierda pudo llevar su agenda a convertirse en realidad con el PxM. Ante el escenario de ser fácilmente mayoritarios por fuerzas de derecha, la inclusión del PRD en el PxM evitó medidas como el IVA a alimentos y medicinas y, en su lugar, aprobó una reforma fiscal que justamente hace pagar más a los que más tienen. Sorprendentemente hay personas que se dicen de izquierda y están en contra de más impuestos.

Todos aquellos que usan la frase “Pacto Contra México” deberían preguntarse si quisieran seguir viviendo en el México sin candidaturas independientes, sin medios de comunicación acotados por una autoridad autónoma, sin autoridades capaces de desintegrar monopolios, con roaming o con plazas educativas heredadas o compradas.

2. Un Congreso activo, con discusión y cambios.

El PxM representa por primera vez un programa con objetivos comunes y claros que nos dieron un Congreso que tenía un papel central y vital en la vida democrática del país. Antes de 1997 teníamos un Congreso sometido a la voluntad presidencial, antes del PxM uno sin acuerdos, sin producción.

El Congreso recuperó su papel central para la vida democrática y no se encerró en él mismo (como está ahora) en reformas a leyes menores y que no representan los grandes cambios que requiere el país. Para los que se espantan de que funcione así les vendría muy mal la noticia de que precisamente para eso es un Congreso, no solamente para subirse a tribuna a despotricar contra las instituciones o para enviar mil iniciativas que no van a aprobarse. Ninguna iniciativa del PxM pasó sin cambios antes de aprobarse, ni sin discusión entre las tres fuerzas.

Foto: prireynosa.org.mx
Foto: prireynosa.org.mx

3. Reconocimiento de que nadie puede solo

En cualquier país democrático los partidos aceptan esta verdad y no se dan golpes de pecho diciendo que ellos son los guardianes del interés del pueblo. Un pueblo como el de México es tan diverso que tiene los intereses de los ex trabajadores de Luz y Fuerza del Centro y a la vez los de los empresarios de la COPARMEX. Todos son mexicanos y tienen derecho a una opinión y a incidir en la política.

No seamos ilusos pensando que las oposiciones deben de estar en contra de todo siempre. En ese caso nos encontraremos con casos tan ridículos como los de los legisladores de Morena que votaron e intentaron parar la reforma de la Ciudad de México y luego se llenaban la boca con sus victorias electorales de la elección al constituyente. Una oposición responsable asume su papel dentro del sistema político y no se encierra, sino que pone sus puntos en la agenda, se lo debe a sus electores.

Recordemos que este gobierno se hundió en espiral cuando el Pactó dejó de existir. Porque dejó de tener a la oposición ahí para observar y negociar. Por todo esto y mucho más sostengo claramente que el Pacto por México estuvo bien.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Antonio Cárdenas

Estudiante de Ciencias Políticas en la UNAM, PRDista, Campeón de Debate pero sobre todo michoacano. Fue asesor del ahora gobernador Silvano Aureoles en la LXII legislatura de la Cámara de Diputados a los 19 años, convirtiéndose en el asesor más joven de la historia del PRD y fue asistente de investigación de la Dra. Jacqueline Peschard. Es Profesor adjunto de la FCPyS UNAM de Teoría de la Administración Pública y de Sistema Electoral Mexicano a cargo del Dr. José Woldenberg.

Te puede interesar

#Opinólogo

La mafia mexicana. Operación blanqueo de secuaces

Comparte en WhatsApp La causa de Odebrecht señala a Emilio Lozoya como el político mexicano ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>