El principio del tiempo / Opinólogía / El problema del amor de tu vida: Ulises ante las sirenas

El problema del amor de tu vida: Ulises ante las sirenas

Por: Eduardo García Valencia



Dice la sabiduría popular que “las piedras rodando se encuentran”. El fuerte pensamiento de que estamos destinados a estar con aquella persona especial que comparta nuestros anhelos, cielos, tiempos y lugares (Sic). Así, el amor de nuestra vida algún día llegará en el momento indicado, terminando con la ansiada espera. Todo esto, sin aún conocerlo, sin saber cómo será, ¿O sí?

En términos generales, un problema es una “cuestión que se plantea para hallar un dato desconocido a partir de otros datos conocidos”. Una respuesta al problema es una inferencia: “conocer algo que desconocemos a la luz de algo que conocemos”.

Foto: mages.fineartamerica.com
Foto: mages.fineartamerica.com

El encontrar al amor de tu vida es un problema, pues te planteas hallar a alguien desconocido a partir de tus preferencias que ya conoces. El buscar al amor de tu vida es una inferencia, pues quieres conocer a alguien que desconoces, pero para ello usas la luz de lo que ya conoces.

En la búsqueda del amor de nuestra vida inferimos: tenemos un criterio del amor de nuestra vida, cuando aún no la hemos encontrado. Salimos a buscar algo, pero antes de esto ya sabemos lo que estamos buscamos. Inferimos, porque aún no lo hemos encontrado, pero ya sabemos, con base en ciertos criterios, cómo debe de ser. Uno parte de que tiene características previas: la edad, la forma de ser, el físico, inclusive el tiempo.

El pensador noruego Jon Elster aborda estas cuestiones en sus estudios sobre la racionalidad e irracionalidad del hombre, retomando la anécdota de la Odisea: Ulises y las Sirenas. En este apartado, Ulises, antes de zarpar en busca de Penélope, fue advertido por la hechicera Circe sobre los poderes devastadores del canto de las sirenas en alta mar. Es decir, había un problema: el canto de las desconocidas sirenas. Ulises, (des)conociendo esto, decidió amarrarse fuertemente al mástil del barco para que, aunque escuchara el canto, no caería en su encanto. Había una inferencia al problema.

Foto: articulo.mercadolibre.com.uy
Foto: articulo.mercadolibre.com.uy

Si Ulises se considerara y fuese una persona completamente racional, es decir, que tiene un pleno control de sí mismo, no habría tenido la necesidad de atarse al mástil, hubiese podido resistirse, pero como no lo es y él lo infiere, decidió hacerlo. A esto, Elster lo llamaría: La Racionalidad Imperfecta.

Uno sabe perfectamente que es imperfecto. Por ejemplo, si llevas cigarros y eres fumador sabes que no resistirás fumarte alguno, ante ello decides mejor no llevarlos. Así es como nos entendemos racionales imperfectos, decidimos amarrarnos al mástil, como Ulises, que consideró que caería en el canto de las sirenas.

El amor se encuentra en esta situación, para Elster es una emoción, una forma de actitud incongruente e irracional.

Aún no sabes quién es el amor de tu vida, pero ya tienes una idea con criterios previos de ella, vas considerando características. Como Ulises ante las emociones (el canto), desconociendo lo que podía suceder, a sabiendas de su irracionalidad, redujo el número de opciones disponibles para tomar su decisión.

Entonces lo que hacemos cuando buscamos a la persona con la cual queremos pasar el resto de nuestra vida, paradójica y racionalmente, es considerar cosas que no vamos a considerar. Al saber que somos seres racionales imperfectos podemos atarnos a nosotros mismos para protegernos contra la irracionalidad.

Los “amores disruptivos” son aquellos que trasgreden nuestra atadura al mástil, cambian nuestra idea de la persona ideal, cambian los aspectos que habíamos considerado. Cualquiera puede ser el “amor de tu vida,” pero lo que haces es inferir y te atas -en diferente medida- a ti mismo para hacerlo, pues reduces el número de opciones de las cuales vas a escoger.

Cuando buscamos a nuestra pareja ideal utilizamos el método de atarnos a nosotros mismos ante la irracionalidad humana, dando forma a la idea previa del amor de nuestra vida; somos Ulises ante las sirenas.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Eduardo García Valencia

Presidente de la Fundación Liderazgo Joven. Licenciaturas en Ciencia Política & Administración Pública y de Estudios Latinoamericanos, Facultades de Ciencias Políticas y Sociales, y de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Te puede interesar

#Opinóloga

Y… ¿si nos seducimos?

Comparte en WhatsApp   La seducción es un concepto interesante, abordarla desde la filosofía; nos ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>