El principio del tiempo / Opinólogía / El teatro altera a la sociedad en “El bien del país”

El teatro altera a la sociedad en “El bien del país”

Por: Mónica Aquino



El estreno mundial en español de la obra de teatro El bien del país era algo sumamente esperado puesto que no era sólo una enorme producción la que se veía venir, sino que era la primera que Producciones Foro Shakespeare llevaría a cabo fuera de casa.

Así pues, vimos al talento de 10 actores interpretar a 19 personajes que ponían ante nuestros ojos una traducción de Héctor Álvarez de la dramaturgia realizada por Timberlake Wertenbaker de la obra The Playmaker de Thomas Keneally bajo la dirección de Zachary Fine.

El argumento de la obra es de lo más común, triste y vigente que se pueda imaginar, un grupo de gente que pertenece al gobierno (capitán, tenientes, soldados al frente de una colonia penal británica en la Nueva Gales, Australia en 1788) abusa del poder que tiene en contra de los que integran la comunidad (ladrones, traidores, prostitutas) que está ahí cumpliendo una condena.

Foto: Mónica Aquino
Foto: Mónica Aquino

Aún con esto, la trama no es en absoluto desesperanzadora, ya que presenta una alternativa a la crueldad y los malos tratos en los argumentos que expone el gobernador designado, Artur Phillip, quien sostiene que sería absurdo pensar que tratando mal a los presos se puede hacer que su conducta mejore y que su reinserción a la sociedad sea provechosa para el Estado.

Estos pensamientos provocan que lo miren como un idealista que no sabe qué es lo que hace y que se ponga en tela de juicio su capacidad para estar al frente de la colonia, aún así confía que una actividad artística puede hacer que la relación entre los presos y de ellos con sus represores, mejore. Con esto en mente encarga al teniente Ralph Clark que monte una obra de teatro con los integrantes de esta comunidad y es ahí donde vemos lo mejor de esta puesta en escena.

Foto: Mónica Aquino
Foto: Mónica Aquino

Si bien es un buen texto, no podemos negar que la parte más fuerte son aquellas escenas en las que se viven los preparativos de ese montaje que jamás veremos llevarse a cabo; en ellas encontramos la complejidad de las relaciones que se gestan cuando hay un fin común y éste es hacer teatro.

Entre risa, angustia, identificación, sucede esta obra de teatro que tan aclamada ha sido a lo largo de su historia, desde la primera vez que se montó en el Teatro Royal Court en Londres en 1988 hasta ahora. Así que, si tienen ganas de ver talento como el de Alejandra Ambrosi, Antonio Algarra, Jerónimo Best, Kriss Cifuentes, Teté Espinoza, Nohemí Espinosa, Salvador Petrola, Itari Marta, Artús Chávez y Everardo Arzate; pueden acudir al Teatro Helénico todos los jueves, viernes, sábados y domingos hasta el 25 de marzo, porque “el teatro no cambia al universo, pero sí altera a la sociedad”.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Mónica Aquino

Licenciatura en Letras Hispánicas por la Universidad Autónoma Metropolitana; diplomado en Gestión Cultural por la UCES, Argentina; especialización en Gestión Cultural por la Universidad de Cervantes, España; ha impartido cursos de iniciación a las artes para niños, curso en clínicas del IMSS a jóvenes referente a prevención de adicciones, creación de campañas de publicidad, participación en compañías de danza folclórica nacionales e internacionales y actualmente es directora de Educación Continua y Gestión de Proyectos en el Instituto Ciudadano para la Gobernanza Democrática S.C.

Te puede interesar

#Opinóloga

La otra cara de Frida Kahlo

Comparte en WhatsApp En la constante necesidad de aprehender todo, catalogamos hasta el talento que ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>