El principio del tiempo / Opinólogía / El teatro está de vuelta: “La Divina Ilusión” regresa al escenario

El teatro está de vuelta: “La Divina Ilusión” regresa al escenario

Por: Mónica Aquino



En el Coloquio ¿Qué pasa con la escena en México? llevado a cabo el año pasado, se escuchaba recordar en boca de Héctor Bonilla la esencia política del teatro, su carácter transgresor y el eco a que genera a pesar de su carácter efímero.

Parece fácil enunciar estas palabras, pero reconocer en la escena dramática estas características en las piezas actuales no lo es tanto. A pesar de toda la teoría que se pueda desprender de las características fundamentales de la construcción escénica, tenemos que aceptar que no todo lo que se presenta en el teatro, es teatro.

Si bien, como ya he apuntado, la teoría escapa a los puntos que las obras de teatro cumplen en estos días, no todo está perdido y para muestra de ello tenemos en este momento, en su segunda temporada, La Divina Ilusión que expone el carácter político del teatro, su lugar en la reflexión y acción social, su poder de sensibilización, pero sobre todo el poder de “decir lo que nadie dice”.

Foto: Mónica Aquino
Foto: Mónica Aquino

Así pues, vemos al teatro encarnado en Sarah Bernhardt, una actriz francesa a principios del siglo XX durante su visita a Canadá, que se encuentra en plena lucha por seguir siendo admirada y el tener que acoplarse a nuevo gusto del público. La llegada de este maravilloso personaje a un pueblito es lo que funcionará como botón dramático para tener frente a nosotros la exposición de una de las luchas más intensas de la historia entre religión y capitalismo, así como la manera en la que el arte termina recorriendo las grietas que genera la inconformidad, la desigualdad, la injusticia hasta hacerlas tan visibles que es imposible negarlas.

La magistral construcción de los personajes, la increíble dirección y las actuaciones impecables, permiten situarnos en una lucha histórica de clases, pero también en esa batalla personal en la que todos nos batimos por encontrarnos a nosotros mismos y de la cual nunca nadie ha salido ileso.

Foto: Mónica Aquino
Foto: Mónica Aquino

La genialidad de este texto no sólo radica en la historia que cuenta, que ya por sí sola es muy buena, sino que se permite reflexionar acerca del papel del teatro a nivel social, su construcción, pero sobre todo sus repercusiones.

Si se está dispuesto a hacer teatro, a ver teatro, a vivir el teatro, se debe estar dispuesto a trastocar, a cuestionar, a hablar con verdad, a salir de un recinto con esa inquietud que genera a acción.

Bajo la dirección de Boris Schoemman, el texto de Michel Marc Bouchard, estará en escena en el Centro Cultural Helénico hasta el 16 de abril del presente todos los lunes a las 20:30. Dense la oportunidad de asistir a una verdadera obra de teatro.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Mónica Aquino

Licenciatura en Letras Hispánicas por la Universidad Autónoma Metropolitana; diplomado en Gestión Cultural por la UCES, Argentina; especialización en Gestión Cultural por la Universidad de Cervantes, España; ha impartido cursos de iniciación a las artes para niños, curso en clínicas del IMSS a jóvenes referente a prevención de adicciones, creación de campañas de publicidad, participación en compañías de danza folclórica nacionales e internacionales y actualmente es directora de Educación Continua y Gestión de Proyectos en el Instituto Ciudadano para la Gobernanza Democrática S.C.

Te puede interesar

#Opinóloga

‘El zoológico de cristal’, una prueba de la existencia de varios tiempos

Comparte en WhatsApp Entre la ‘gente de teatro’ existen dos grupos polarizados – no lo ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>