El principio del tiempo / Opinólogía / ‘Embroncados': las candidaturas independientes

‘Embroncados': las candidaturas independientes

Por: Vladimir Juárez


“La voluntad política de un país reside

en la integridad de su ciudadanía” 

En muchos países de América Latina, los sistemas electorales son un entramado institucional a menudo insensible a las necesidades de los ciudadanos. México no es la excepción, prueba de ello es que hasta hace poco tiempo los puestos de elección popular electoral solo podían ser propuestos por los partidos políticos.

Si bien es cierto que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos permitía que cualquier ciudadano pudiera competir a un cargo de elección popular, también lo es que la reglamentación secundaria, específicamente el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, lo prohíba en su Artículo 218, que textualmente exponía:

“Corresponde exclusivamente a los partidos políticos nacionales el derecho de solicitar el registro de candidatos a cargos de elección popular.”

Esta situación, no menor en el sistema político electoral mexicano, dio pauta a generar estructuras encaminadas a privilegiar las lealtades personales, dejando fuera toda posibilidad de desarrollar un sistema político competitivo, incluyente y ciudadano.

En 2011 se estableció de manera expresa a nivel constitución la posibilidad de que los ciudadanos se postularan a cargos de elección popular sin la necesidad de hacerlo a través de un partido político, sin embargo, fue hasta 2015 cuando se reguló la figura de las candidaturas ciudadanas (independientes) a nivel federal.

Durante 2011 a 2015 en diferentes entidades federativas se estableció la regulación que hace posible la postulación de candidaturas independientes en los procesos electorales locales. Esto también ha obligado a que existan diferentes pronunciamientos por parte de las autoridades electorales, particularmente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Los pronunciamientos se han dado, principalmente, respecto de la constitucionalidad de la regulación de las candidaturas independientes, así como de la legalidad de los actos de las autoridades electorales tanto en el registro de los aspirantes a candidatos independientes, como en el otorgamiento de las prerrogativas que por ley le corresponden.

La más polémica de todas las resoluciones de justicia electoral sucedió el pasado 9 de abril de 2018, en la cual el Tribunal Electoral incorporó al “Bronco” a la boleta electoral presidencial argumentando una violación garante a sus derechos político electorales por parte del Instituto Nacional Electoral.

Fuente: 9 de abril / 2018 / TEPJF, https://www.youtube.com/watch?v=gT9fKGIJrFE
Fuente: 9 de abril / 2018 / TEPJF, https://www.youtube.com/watch?v=gT9fKGIJrFE

Fuera de lo que ha implicado la mala percepción de las candidaturas independientes a manos de los candidatos como Armando Ríos Piter, Margarita Zavala o Helidoro Rodríguez “El Bronco”, la figura de las candidaturas independientes es un paso gigantesco hacia la consolidación de nuestra democracia; Pedro Kumamoto es un caso ejemplar.

Sin embargo, los casos de los candidatos independientes señalados por malas prácticas (fraude) demanda reconocer que existe una necesidad absoluta por monitorear y vigilar este nuevo proceso democratizador mediante el diseño y la aplicación de herramientas civiles que permitan transparentar las candidaturas independientes que hoy en pleno 2018 tienen a una candidata y un candidato con esta figura en las elecciones presidenciales, sin haber cumplido con la legalidad y la integridad que demandamos como país al momento de crear esta nueva figura democrática a nivel federal y local.

Foto: animalpolitico.com
Foto: animalpolitico.com

Desde la perspectiva del empoderamiento ciudadano, monitorear y generar herramientas públicas de fácil acceso para consolidar las estrategias electorales de las candidaturas independientes representa un reto invaluable, pero también una gran oportunidad para conocer cómo un nuevo ordenamiento constitucional consolida o no el funcionamiento de la democracia mexicana. Por ello, hoy el Instituto Nacional Electoral tiene un reto imprescindible para consolidar una herramienta ciudadana a la altura de las circunstancias.

Fuente: 9 de abril / 2018 / TEPJF, https://www.youtube.com/watch?v=gT9fKGIJrFE
Fuente: 9 de abril / 2018 / TEPJF, https://www.youtube.com/watch?v=gT9fKGIJrFE

Como Integridad Ciudadana, consideramos que el sistema electoral mexicano ganaría mucha legitimidad al contar con candidatos independientes capaces de identificar las características y las necesidades de la población para así hacer propuestas que eleven la calidad de vida y que promuevan los derechos cívicos, esto no sólo daría pluralidad a la contienda, sino que también enriquecería el debate político en las campañas electorales.

Sin duda, el éxito de las candidaturas independientes radicará en cada uno de los contextos sociopolíticos en los cuales se desarrolle la contienda política (federal-local), así como en las características propias de los candidatos.

Pero sin temor a equivocarnos, podemos asegurar que todas las candidaturas tienen la obligación de trazar su camino por la integridad y transparencia de sus candidatos; si las candidaturas independientes se convierten en lo que hoy representa “el Bronco”, habremos desperdiciado la oportunidad de construir un México capaz de creer en sus instituciones democráticas, lo que a la postre nos ’emBroncará’ de frente con las candidaturas independientes o ciudadanas.

Por Vladimir Juárez, Colaborador de Integridad Ciudadana A.C. Twitter: @VJ1204 Mail: integridadciudadana@hotmail.com

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Integridad Ciudadana A.C.

Asociación no lucrativa, independiente, sin afiliación partidista, que se creó en 2008 por un conjunto de profesionistas provenientes de diferentes disciplinas, y cuyo objetivo es impulsar la participación ciudadana, la investigación, la divulgación, la docencia, la elaboración de propuestas de políticas públicas, así como fomentar la cultura de la legalidad, la transparencia, la corresponsabilidad, la rendición de cuentas y la anticorrupción.

Te puede interesar

#Opinólogos

¿Quién le habla a las juventudes?

Comparte en WhatsApp Cada vez más jóvenes utilizan las redes sociodigitales como fuente de información ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>