El principio del tiempo / Opinólogía / Entrevista con el artista plástico y visual Krishnamurti Gutiétrrez

Entrevista con el artista plástico y visual Krishnamurti Gutiétrrez

Por: César Navarrete


Krishnamurti Gutiérrez Hermosillo. Ciudad de México, 1978. Licenciado en Artes Plásticas, egresado de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda. Colaboró como diseñador en la edición de imágenes y redibujo de mapas para libros y revistas de Antropología en el Departamento del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM (2004), y en el apoyo académico en el área de imagen en movimiento del Centro Multimedia, CNA (2003). Su trabajo se ha desarrollado en diversas exposiciones como: Deconstructor (2017), Maratón internacional de arte – 24 horas (2017), Primer Salón Abierto de Arte Chiquito (2017), Entre Libros (2016), Transgresiones (2016), Proyecto Hardware (2015), Morte per Acqua (2014), Colect ATA SERIAL (Abril y Junio 2009), Flashback (2008), Noches de CIRCUS-Stancias y Curiosidades (2008), Deconstructor (2007), Estudio Aglomerado (2005), Zoom Urbano (2003) y Bufet (2002).

Screen Shot 2018-03-10 at 19.13.24

César Navarrete: Krishnamurti, ¿cómo se dio tu acercamiento al arte?

Krishnamurti Gutiétrrez: De chico no tuve una educación artística formal, pero puedo decir que hubo una persona que me confirmó el interés por expresarme por medio del arte. Mi abuelo materno, Salvador Hermosillo fue un pintor retratista y paisajista originario de Ocotlán, Jalisco. Con unos ejercicios que me puso cuando era niño, supe que de grande quería dedicarme a las artes plásticas. Fueron pocas las enseñanzas que me dejó pero contundentes, de tal modo que continué practicando de forma autodidacta hasta que en 1998 entré en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, para estudiar la licenciatura en Artes Plásticas. En la carrera me di cuenta de lo amplio que era el panorama artístico, en cuanto modos de expresión.

En esa época se comenzó a gestar la búsqueda temática particular. Por un lado, ciertos movimientos artísticos y algunos de sus representantes que descubría. Hubo unos que me impresionaron desde el concepto, el proceso de trabajo hasta el resultado visual. Primero me encontré con el pintor estadounidense Mark George Tobey, perteneciente al expresionismo abstracto. Me cautivó mucho su obra pictórica meditativa, que trabajó a partir de la saturación de caligrafías, señales y signos, hasta que se volvían ininteligibles, creando atmósferas totalmente abstractas. Luego me encontré con el movimiento Arte Povera (Arte pobre en español), surgido en Italia a mediados de 1960. Lleva dicho nombre porque en la realización de sus obras se utilizaron materiales humildes y pobres. De ese movimiento el artista que me dejó una fuerte huella fue el griego Jannis Kounellis. De él me atraparon sus poéticas instalaciones hechas con puertas, ventanas, armarios, telas de sacos, tierra y plantas en las que buscaba conectar el arte, la naturaleza y la sociedad. Otro de los movimientos que me atrajo mucho fue el Land Art o arte de la Tierra, en el que la obra y el paisaje están estrechamente entrelazados. Se puede decir que el soporte o lienzo, así como los materiales están dados por espacios naturales: rocas, madera, tierra, arena, agua, viento… Mayormente son instalaciones efímeras, determinadas por la exposición de los cambios climatológicos. Dos de sus representantes que me causaron gran interés fueron Richard Long y Christo.

Screen Shot 2018-03-10 at 19.13.51

Por otro lado, al crecer en una familia en que mi padre se dedica a la programación de sistemas y mi madre ha trabajado en el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática por muchos años, he integrado algunos aspectos de sus profesiones a mi universo temático, como el ser mediado y datos que indican el comportamiento de la sociedad contemporánea.

CN: ¿Cuáles definirías como tus principales motivaciones artísticas?

KG: Desde mi punto de vista, siendo nativo y constante residente de un ciudad como la de México, gran parte de mis proyectos se han desarrollado en torno al Urbanismo, consecuencia de un análisis constante de la configuración del entorno establecido, de comprender cómo los asentamientos humanos planifican la intervención de espacios, la naturaleza a la que obedecen y cómo el comportamiento social dentro de un espacio deriva en una estructura en su totalidad; algo así como una especie de fenómeno fractal entre comportamientos sociales, necesidades, crecimiento poblacional y demanda de espacio. Cómo la ciudad es cada vez más compleja y ya no puede ser reducida a una única dimensión.

Screen Shot 2018-03-10 at 19.14.05

Mis referencias visuales y conceptuales inmediatas son mi vida diaria dentro de la ciudad, la contemplación diaria del paisaje urbano, así como fenómenos particulares que se desarrollan dentro de la misma. Igualmente, a lo largo del desarrollo de proyectos plásticos y visuales me he apoyado por mapas, fotografías satelitales, gráficas y datos de índices poblaciones, así como por la investigación de manera personal con fotografías y apuntes realizados, a partir de la constante reflexión sobre la síntesis y analogía de la construcción, deconstrucción y reconstrucción del espacio visual urbano y su constante transformación en diferentes escalas; desde lo matérico, hasta la mancha urbana.

Me parece importante mencionar que parte de mi proceso creativo es complementarme de escuchar música, la lectura, las conversaciones, la contemplación, análisis y reflexión de mi entorno.

Screen Shot 2018-03-10 at 19.14.14

CN: ¿De qué modo crees que el material determina la obra? ¿O acaso es la obra la que determina, trasciende el material?

KG: A estas alturas de mi búsqueda conceptual pienso que es importante que exista una simbiosis entre el material, el soporte y el concepto para que se genere un resultado más aproximado a lo que se quiere expresar.

En el principio de mi exploración temática abordaba los proyectos en soportes bidimensionales y medios como dibujo, pintura y gráfica digital, siendo el caso de los proyectos o series «Registro de una ciudad», «Pinturas de Sistemas», «Pinturas de sistemas lado B», «Constructos de mi entorno» y «Síntesis de identidad». Utilicé pinturas acrílicas, esmaltes, óleo, grafito, carboncillo, pastel… Después de esos proyectos utilicé los materiales cemento, tierras y pigmentos en el proyecto «Vista aérea urbana» porque concluí que la técnica debía reforzar parte del concepto de la obra. Es en ese punto, en el que comprendí la importancia de los materiales como parte integral del proceso de trabajo, del resultado de la obra y su concepto.

Posteriormente experimenté con materiales y soportes tridimensionales hasta llegar a medios como el arte-objeto y la instalación, con el fin de tener una relación más estrecha entre el concepto y el espacio. Tal es caso de los proyectos «Deformación de la Tierra», en el que utilicé encapsulado de objetos en resinas, el proyecto «Explosión demográfica fase 1,2,3,4,5,6», instalación modular compuesta por prismas rectangulares hechas con yeso, la cual, cada vez que la presentaba cambiaba su montaje y aumentaba la cantidad de prismas. Otro de los proyectos que me parece importante porque lo he ido desarrollado desde el año 2002 es «Proyecto Guakal», en el que exploro de manera formal y conceptual los guacales de madera como objetos de estudio y elementos generadores de sistemas. Apuntando hacia los usos observados que se les da al contenedor, haciendo énfasis en la potencia del reciclaje funcional. Dicho proyecto ha evolucionado hasta el presente con el nombre de «Deconstructor», en el que voy incluyendo maderas recicladas de diversos inmuebles y que cada vez agrego más materiales reciclados, propios de sistemas constructivos dentro de una megalópolis.

Dependiendo del tema o concepto, sea de una pieza o todo un proyecto trato de utilizar materiales y soportes que apoyen y refuercen al mismo concepto.

Screen Shot 2018-03-10 at 19.14.22

CN: ¿Sientes que existe una evolución en tu obra? ¿Cuál sería el rumbo que sigue tu temática?

KG: Sí siento que mi trabajo ha tenido una evolución tanto formal como conceptual y temáticamente. Naturalmente como parte del desarrollo personal, profesional y artístico, estoy en una constante búsqueda por aproximarme cada vez más a un encuentro entre mi existencia, mi modo de expresión y mi percepción de la vida. En dicho proceso siempre busco y experimento con nuevos materiales y soportes para establecer una aproximación honesta hacia el resultado visual. Ello no significa que nunca deje de dibujar, pintar y tampoco que siempre trabaje con el tema urbano y social, más bien es hablar de forma periférica sobre la condición humana y su relación con el espacio, la vida en esta era terrestre.

CN: Desde tu perspectiva, ¿cuál es la diferencia entre ser artista en México y serlo en otra parte del mundo? ¿existe alguna peculiaridad?

KG: En mi opinión, siento que existe una diferencia muy marcada. Es evidente el subdesarrollo de un país cómo México, determinado por la gran variedad de fenómenos políticos, económicos, sociales, religiosos y culturales, en el que el arte no es una parte fundamental e integral en la educación y vida de las personas como se da en otros países. Esa condición de vida provoca que sea mayor el grado de dificultad para que uno como artista logre un constante desempeño profesional con proyectos totalmente artísticos. En este país, si uno tiene que subsistir como persona, como artista uno tiene que esforzarse al triple para seguir en actividad, buscando espacios para exponer la obra. Sin embargo tanto las problemáticas y fenómenos que se dan en México, nos ofrecen un material ilimitado para abordarlo en la expresión creación artística. Es muy importante que en México se use al arte como medio de expresión, denuncia, crítica y documentación de los hechos que han marcado históricamente el rumbo de nuestro país y no sólo en un nivel estético. Tal vez, en países de primer mundo, las personas que se dedican al arte tienen mayor facilidad para mover su trabajo, realmente no lo sé, pero tienen sus propias problemáticas y aspectos sociales que se desvelan en las obras.

Screen Shot 2018-03-10 at 19.14.34

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de César Navarrete

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Valle de México, con un Diplomado en Nivelación Pedagógica para profesores de Educación Secundaria por el Centro de Actualización del Magisterio en el Distrito Federal. Profesor universitario, escritor, viajero, traductor, fotógrafo, bloguero, documentalista y etnomusicólogo. Ha traducido textos literarios en más de diez idiomas y publicado en medios tradicionales y virtuales de México, Honduras, Perú, Colombia, España, Francia y Portugal. Es autor de los libros: Poenimios (México, 2014), Fábulas-o-heces (México, 2014), 20 Poenímios (Coimbra, Portugal, 2016) y Epigramas y maxinimias (México, 2017).

Te puede interesar

#Opinóloga

Cerith Wyn Evans: la electricidad hecha arte

Comparte en WhatsApp Este fin de semana terminó la exposición del artista inglés Cerith Wyn ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>