El principio del tiempo / Opinólogía / ¿Es posible una política deliberativa en México?

¿Es posible una política deliberativa en México?

Por: Luis Jaime Estrada



Una de las preocupaciones más importantes del filósofo alemán Jürgen Habermas, fue el de construir las condiciones de posibilidad para establecer en los Estados modernos occidentales una democracia sostenida por la política deliberativa basada en la racionalidad argumentativa de los ciudadanos, quienes mediante el uso de la racionalidad pusieran a discusión en el espacio público las distintas agendas, proyectos y formas de asociación, tanto para dar sentido a las condiciones políticas del presente como para la construcción de un futuro colectivo incluyente.

Foto: sueddeutsche.de
Foto: sueddeutsche.de

Para Habermas, la política entendida como la formación democrática de la opinión y de la voluntad común se establece mediante una especie de conexión e interdependencia entre negociaciones, discursos de autocomprensión (el ciudadano delibera consigo mismo antes de deliberar públicamente) y discursos referentes a la idea de justicia para la toma de decisiones gubernamentales racionales y equitativas en beneficio general de la comunidad política en el marco de un Estado de derecho. De esta forma, la sociedad autónoma del Estado y del mercado, establecerá en el espacio público las bases y plataformas para la percepción, identificación, jerarquización y deliberación de los problemas que aquejan a la sociedad en su conjunto y, entonces, actuar en consecuencia.

Sin embargo, la propuesta del filósofo autor de la Teoría de la acción comunicativa se enfrenta a más de una interrogante en el momento en el que se pretende implementar su modelo democrático. Alguna vez un profesor de la Universidad comentaba una anécdota que sucedió en una conferencia que ofreció Habermas en Estados Unidos, en donde un investigador boliviano le cuestionaba respecto a la dificultad de implementar su teoría en el país sudamericano, y planteaba algunas particularidades que su propuesta no consideraba y que eran factor constitutivo de la sociedad boliviana. Ante este cuestionamiento, Habermas contestó con toda claridad que, en efecto, “cuando escribí la Teoría de la acción comunicativa lo hice pensando en Europa, no en Latinoamérica”.

Y es que si se revisa con cuidado la propuesta, particularmente de la comunicación política posibilitada por la deliberación en tanto ejercicio de una racionalidad argumentativa, uno se enfrenta a ciertas condiciones que no necesariamente están dadas o posibilitadas en sociedades como las latinoamericanas, por ejemplo, en su obra La inclusión del otro, el filósofo alemán señala con claridad que la posibilidad de la deliberación y la racionalidad “depende de los recursos del mundo de la vida” de una sociedad, tales como una cultura política libre, una socialización política de tipo ilustrado y de las iniciativas de las asociaciones conformadoras de opinión pública; tres características condicionantes complejas a las que tal vez tendríamos que aspirar, pero que definitivamente escapan de la situación política actual, en la que ciudadanos, instituciones, partidos políticos y Estado, nos encontramos, cuando menos, en México. Y para muestra, el proceso electoral que estamos padeciendo.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Luis Jaime Estrada

Doctor en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM, con estudios de investigación doctoral en el área de Sociología del delito en la Universidad de Salamanca, España. Colaboró en la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de la SEGOB para la elaboración metodológica y conceptual del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia; y como asesor en materia de prevención del delito en la Jefatura del Estado Mayor Policial de la Ciudad de México. Actualmente es profesor-investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y Director de Investigación Social en el Instituto Ciudadano para la Gobernanza Democrática S.C. Ha participado como ponente en diversos congresos nacionales e internacionales y ha escrito distintos artículos académicos en torno a la violencia y la inseguridad. Es autor del libro Violencia, discurso y simbolismo de crueldad.

Te puede interesar

#Opinólogo

El otro error de Zedillo

Comparte en WhatsApp Hace unos días el expresidente, Ernesto Zedillo, declaró haber errado en su política de ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>