El principio del tiempo / Opinólogía / Evidencia indica que a más armas, más crimen y más violencia

Evidencia indica que a más armas, más crimen y más violencia

Por: Aram Barra



Hace 20 años, América Latina le dio un ejemplo al mundo con la adopción de la Convención Interamericana contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Otros Materiales Relacionados (CIFTA). Este fue el primer tratado multilateral legalmente vinculante contra el tráfico ilegal de armas.

Foto: eldiariomontanes.es
Foto: eldiariomontanes.es

La semana pasada se llevó a cabo en la Ciudad de México la cuarta reunión del mecanismo de seguimiento de CIFTA. Por primera vez en su historia la convocatoria abrió sus puertas a la observación de expertos, sociedad civil y otros actores multilaterales y organizaciones de seguridad.

Esta es una buena noticia pues significa que un debate mucho más amplio y basado en evidencia puede comenzar a dirigir los esfuerzos del control de armas internacional, específicamente en el marco de la Organización de Estados Americanos. Lo que es más, incorpora a más voces expertas a la discusión previa a cualquier toma de decisión en la materia.

La renovación de la discusión sobre armas es pertinente, pues en los últimos veinte años hemos visto un avance significativo en el paradigma científico sobre la relación que guarda el crimen (y en particular la violencia letal) con la accesibilidad y la disponibilidad de armas en la sociedad. De acuerdo con una revisión de literatura que hizo Thomas Conti a finales del año pasado, hay aprendizajes recientes que podemos concluir a partir de la evidencia disponible, a saber:

  1. El 90% de las revisiones de literatura apuntan a que entre más armas, no hay menos crímenes. Por el contrario, de las 10 revisiones de literatura o meta-análisis publicadas en periódicos con revisión por pares entre 2012 y 2017, nueve concluyeron que la literatura empírica disponible es ampliamente favorable a la conclusión que la cantidad de armas tiene efecto positivo sobre los homicidios, sobre la violencia letal y la violencia, así como sobre algunos otros tipos de crimen.
  2. La gran mayoría de los estudios empíricos concluyen que a más armas, no hay menos crímenes. De 2013 a octubre de 2017, además de las revisiones de literatura, hay 34 publicaciones de estudios empíricos con conclusiones contrarias a la idea de que el aumento del número de armas en circulación disminuye la cantidad de crímenes. Se identificaron sólo 7 publicaciones nuevas con conclusiones favorables a alguna versión de la hipótesis de “a más armas, menos crímenes”, siendo la mayoría de ellas textos de respuesta a críticas a trabajos más antiguos o textos que ya fueron criticados por publicaciones más recientes.
  3. El mejor estudio internacional, más metodológicamente riguroso, que tenemos hasta el momento es 100% contrario a la tesis de a “más armas, menos crímenes.” La publicación más rigurosa desde el punto de vista metodológico y exhaustivo desde el punto de vista de los datos utilizados es el estudio de Donohue et. al. (link) divulgado en junio de 2017 y cuya conclusión es ampliamente favorable a la hipótesis que más armas aumentan el número de crímenes.
  4. Las encuestas realizadas en el caso brasileño corroboran ampliamente la hipótesis de que el aumento del número de armas está asociado con un aumento de los delitos y / o de la violencia. Renombrados investigadores del país firmaron el reciente Manifiesto a favor del Estatuto del Desarme (link).
  5. El 90% de los expertos internacionales discrepan con la afirmación “el porte de armas de fuego por ciudadanos comunes aumenta la seguridad pública“. Una investigación académica obtuvo la opinión de 109 expertos sobre una diversidad de temas relacionados al problema de la relación entre armas y crímenes. La gran mayoría de ellos acordó con las principales afirmaciones sobre el aumento del número de armas y su causalidad en el aumento de crímenes y / o de mayor violencia.
  6. No tenemos evidencia de que el efecto disuasivo de las armas de fuego sea algo que la gente perciba. El principal argumento teórico detrás de la tesis de a “más armas, menos crímenes” es la disuasión: más civiles armados aumentan los costos esperados del crimen para potenciales agresores, que por lo tanto cometen menos crímenes. Sin embargo, la investigación pionera de Fortunato (2015, link) mostró que no parece haber relación entre cambios en la legislación y las variaciones de armas en circulación y las percepciones del público sobre la cantidad de armas en circulación. El autor concluye que si no hay ese vínculo entre armas disponibles y percepciones de mayor número de personas armadas, es imposible encontrar empíricamente que más armas causan la disuasión de criminales potenciales de forma eficaz.
  7. La intensidad del efecto de la mayor disponibilidad de armas puede variar por tipo de crimen o por tipo de agresión violenta que se está midiendo. Hay un margen razonablemente amplio para discutir qué reglas de control de armas son realmente eficaces y sobre qué tipos de crímenes y / o intensidades de uso de la violencia tienen efecto. Por ejemplo, hay más indicios que más armas aumenten la proporción de crímenes violentos que más armas aumenten las tasas de crímenes como un todo. Hay más evidencias que más armas aumenten las tasas de crímenes que se espera que utilicen armas en mayor proporción que más armas aumenten las tasas de crímenes que no se espera que utilicen armas. Aún más, hay más evidencias a favor de la eficacia de leyes más estrictas de verificación de antecedentes y de limitar el tamaño de los cartuchos de munición disponibles que de leyes que prohíban cualquier forma de comercio.
  8. Las evidencias empíricas dejan poco o casi ningún margen para afirmar que a “más armas, menos crímenes”. No sólo los estudios en favor de la idea que las armas reducen los crímenes son menos en número, también son más viejos. Hoy no hay margen empírico para expresar confianza o menos aún certeza en la tesis de que a “más armas, menos crímenes”.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Aram Barra

Internacionalista por la UDLA México y maestro en política y administración pública por New York University y University College London. Actualmente se desempeña como consultor independiente en temas de salud, seguridad y derechos humanos.

Te puede interesar

#Opinólogo

Campañas de sangre… ¿las merecemos?

Comparte en WhatsApp Hace unas semanas empezaron las campañas electorales, las cuales incluso antes de ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>