El principio del tiempo / Opinólogía / Fuegos de artificio desde la ASF

Fuegos de artificio desde la ASF

Por: Tadeo RC



Muchos columnistas, tanto de medios tradicionales como ciudadanos, hacen constante referencia en sus textos a los trabajos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), un órgano técnico –sí, que no se olvide– de la Cámara de Diputados. “La ASF hizo observaciones por miles de millones de pesos a X secretaría”, “la ASF encontró un desfalco (sic) millonario en la administración pública”, “la ASF determinó irregularidades en la implementación de X programa social”, y así.

Primero, hay que recordar que ése órgano es integrante de complejos entramados como el Sistema Nacional de Fiscalización y –como parte del Comité Rector de éste– del Sistema Nacional Anticorrupción, mismos que no operan del todo por resultar un tanto novedosos y encontrarse (en el caso del Sistema Nacional Anticorrupción) incompletos a falta de nombramientos en cargos clave, como el del titular de la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción.

David Colmenares en toma de protesta como auditor Superior de la Federación.Fuente: Canal del Congreso. Foto: elfinanciero.com.mx
David Colmenares en toma de protesta como auditor Superior de la Federación.Fuente: Canal del Congreso. Foto: elfinanciero.com.mx

Ello no obsta para que la ASF “fiscalice” el uso de recursos públicos federales en los tres Poderes de la Unión, los recién multiplicados órganos constitucionales autónomos, las entidades federativas, los municipios y quien se deje quien resulte responsable. Producto de esa “fiscalización” hay cada año una vasta retahíla de señalamientos adornados por palabrejas jurídicas, como Pliegos de Observaciones, Promociones de Responsabilidades Administrativas Sancionatorias y muchos otros, en los que, para decirlo sin eufemismos, la ASF expresa que esos recursos públicos, o se los robaron, o de plano ya nadie supo en dónde quedaron. Cuando el fiscalizado es parte de la administración pública federal (por ejemplo), ése señalamiento es enviado (con soporte documental conciso, aunque muchas veces sin él) a la Secretaría de la Función Pública para que investigue y, en su caso, sancione.

Pero ¿de qué va esa “fiscalización” todopoderosa? Para continuar con el ejemplo de la administración pública federal, la ASF revisa contrataciones, entre ellas, las que tienen que ver con adquisiciones. Si el propósito era que el gobierno comprara, digamos, 30,000 unidades de determinado artículo, y 500 o 1,000 resultaron defectuosas, no es inusual en la práctica que la ASF determine que hay un daño al erario por el importe total del contrato (aunque la mayoría de las unidades hayan resultado funcionales). Ese es un solo prototipo de los cientos de asuntos que cada año la ASF le manda a la Secretaría de la Función Pública, para que ésta determine “lo que en derecho corresponda”.

Esto de las auditorías siempre ha sido muy complicado, especialmente para los mexicanos. Normalmente el que audita es un contador público u otro tipo de profesionista y las consecuencias legales de sus hallazgos las ha de determinar un abogado (¡póngalos de acuerdo!), mientras que el superior de ambos no es ni contador ni abogado, o –peor– es un político con intereses personales y partidistas (en ese orden de prelación) determinado a que se haga el menor ruido posible a su gestión y la de sus congéneres. Mientras tanto, los amantes del latrocinio siguen en lo suyo.

Así pues, la ASF en su desempeño hace gala del dicho popular de “mucho ruido y pocas nueces” y yo aprovecho otra vez para recordarle a usted, que es un organismo de la ampliamente desprestigiada Cámara de Diputados, aunque –se dice– con autonomía.

Por ello, invito a los respetables lectores de este espacio a asumir una postura crítica y analítica de toda la información que se genera en torno a las acciones de la ASF, la cual extrañamente –en mi opinión– pareciera gozar de un inusitado prestigio entre quienes dicen saber de estos temas.

Por cierto que, David Colmenares acaba de ser nombrado por los finísimos diputados como nuevo titular de la ASF, antes encabezada por Juan Manuel Portal.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Tadeo RC

Bloguero independiente, actualmente autor en Advox y Global Voices; antes colaborador en Sopitas.com. Los temas de interés son rendición de cuentas, transparencia, derechos fundamentales y todo sobre la #CDMX. Ocasionalmente escribo de deportes y cine.

Te puede interesar

FOTO: La Crónica de Hoy

INBA revisa de forma anual uso de donativos a Fundación José Luis Cuevas

Comparte en WhatsAppMéxico, 1 Mar (Notimex).- El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) indicó que revisa ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>