Habitat III

Por: Janina Márquez


La semana pasada, la ciudad de Quito, Ecuador fue anfitriona de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, mejor conocida como Habitat III. Tomando en cuenta que para 2050, la población urbana será el doble de la actual, los gobiernos de 167 países tomaron los siguientes ejes rectores:

  • El desarrollo urbano sustentable para la inclusión social y la erradicación de la pobreza.
  • La prosperidad urbana sustentable e inclusiva que garantice oportunidades para todos.
  • Desarrollo urbano resiliente y sustentable a nivel ambiental.
  • La construcción de una estructura de gobernanza urbana que establezca un marco de apoyo.
  • Planear y administrar el desarrollo del espacio urbano.

Y se dieron un lapso de 20 años para:

  1. Proveer servicios básicos para todos los ciudadanos.
  2. Asegurar que todos los ciudadanos tengan igual acceso a las oportunidades y no sean discriminados.
  3. Promover medidas para apoyar ciudades más limpias.
  4. Fortalecer la resiliencia en las ciudades para reducir el riesgo e impacto de desastres.
  5. Tomar las acciones necesarias para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  6. Respetar los derechos de los refugiados, migrantes y personas internamente desplazadas, sin importar su estatus migratorio.
  7. Mejorar la conectividad y apoyar iniciativas verdes e innovadoras.
  8. Promover espacios públicos seguros, accesibles y verdes.
FOTO: fab.utm.my
FOTO: fab.utm.my

Ahora bien, teniendo formación como internacionalista, sé que hay dos caras de esta moneda (y de casi cualquier resolución adoptada por la ONU): por un lado está la parte buena en la cual los gobiernos accedieron a negociar y a ver más por la gente; pero por el otro, está el mismo discurso de siempre, la misma pose y la misma foto. Mucho hablan de iniciativas, proyectos, políticas públicas y supuestos avances, pero todo esto cae en saco roto si el presupuesto y los recursos no son asignados de manera correcta para responder a las necesidades de los habitantes de las ciudades.

Nos queda claro que los gobernantes (específicamente los alcaldes) ya comienzan a entender de qué va todo esto, ya hablan acerca de la pirámide de movilidad, la cual da la total preferencia al peatón; ya mencionan la importancia de tener una ciudad conectada para reducir las distancias y tiempos de traslado; ya hacen referencia a lo urgente que es garantizar espacio público limpio, seguro, accesible y abierto para todos los ciudadanos; sin embargo, todavía falta mucho, muchísimo para que estas propuestas sean una realidad que beneficie a los ciudadanos.

FOTO: c-ville.com
FOTO: c-ville.com

Como cuestionó Rodrigo Díaz (@pedestre):

Personajes son los mismos, temas son los mismos, dinero es el mismo. ¿Qué sentido tiene discutir políticas urbanas de México en Ecuador?” Todo y nada a la vez. Serviría de mucho si realmente se usara la experiencia internacional para saber qué podemos adoptar en México, y viceversa; serviría de mucho si todos los funcionarios de gobierno realmente supieran de lo que están hablando cuando hacen mención de la movilidad, la sustentabilidad, la accesibilidad y muchos otros conceptos que no se han visto reflejados en las ciudades; serviría si la voluntad política realmente existiera y los gobernantes “pusieran el dinero donde ponen la boca.

En fin… me consta que los problemas son muchos, pero las soluciones también, y me queda claro que sí hay autoridades comprometidas con su trabajo y con mejorar la calidad de vida de quienes habitamos en las ciudades. No es fácil, pero tampoco es imposible. Ojalá que lo adoptado en la Declaración de Quito comience a tener efectos palpables en nuestras calles para devolvernos aunque sea un poquito de fe en los acuerdos y compromisos que se firman entre nuestros representantes.

Con información de:

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Janina Márquez

Licenciada en Relaciones Internacionales por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ciclista, peatona y activista de la movilidad, así como de las políticas públicas encaminadas a un entorno urbano incluyente, seguro y disfrutable para todos. Interesada en mejorar la ciudades a través de la participación e inclusión de la sociedad civil en la toma de decisiones.

Te puede interesar

#Opinólogo

Planeación, desarrollo y la agenda sostenible de la ONU 2030

Comparte en WhatsApp Existen muchas confusiones en la construcción de políticas públicas en cuanto a ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>