El principio del tiempo / Opinólogía / Hilma af Klint: pionera del arte abstracto y espiritual

Hilma af Klint: pionera del arte abstracto y espiritual

Por: Citlaly Aguilar



En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, el pasado 8 de marzo, creí conveniente hablar sobre una pintora sueca: Hilma af Klint, contemporánea a artistas como Ródchenko, Kandinsky y Malevich. Al igual que ellos experimentó con la abstracción y con el juego de los elementos formales en la obra; solo que a diferencia de sus colegas, su obra no fue reconocida sino hasta décadas más tarde.

El Cisne (No. 17) Hilma af Klint (1915)
El Cisne (No. 17) Hilma af Klint (1915)

El nombre de Hilma debería estar incluido de manera categórica en los libros de arte como la primera mujer que problematizó –junto con los artistas ya mencionados- sobre la representación figurativa y que realizó más de mil pinturas en vida, algunas de ellas retratos y paisajes que la destacaron dentro de su círculo (ella estudió en la Real Academia Sueca de Artes); pero sus obras vanguardistas estuvieron ocultas, no sólo durante la vida de la pintora, sino que al morir ella dejó dicho que dichos cuadros no se mostraran hasta veinte años después, ¿la razón? Porque afirmó que entonces sería el momento idóneo para que se comprendiera su legado.

Esto nos orienta al hecho de que somos víctimas de la época en la que nacemos, ese contexto nos determina y nos conduce hacia ciertos marcos de compresión y acción: Klimt vivió a fines del siglo XIX e inicios del XX, donde proliferaba un entorno hostil y desfavorecedor para las mujeres, en el cual las instituciones y las relaciones de poder no privilegiaban al género femenino, sino que le otorgaban un rol pasivo, mermando sus derechos y oportunidades. Aunque en su país natal Suecia, las mujeres sí podían desarrollar estudios artísticos profesionales, algo que no estaba permitido en otras naciones europeas.

Sin título. Hilma af Klint. Fuente: https://www.wikiart.org
Sin título. Hilma af Klint.
Fuente: https://www.wikiart.org

Aunado a ser víctima de la tradición en la que nació, Hilma impregnó su obra de misticismo, pues ella participó en prácticas esotéricas desde joven (se dice que influyó la muerte de su hermana para que ella se interesara en esos temas), cabe recordar que en esos tiempos el interés por lo paranormal era muy frecuente, asimismo conoció a Rudolf Steiner, creador de la antroposofía[i].

Todas esas experiencias comenzaron a influir en su estilo artístico, teniendo como resultado múltiples cuadros enigmáticos y sumamente llamativos, donde destacan rasgos como lo geométrico, el notable uso del color y la forma, la fuerza divina que transmiten. Su trabajo se vincula con lo que Kandinsky creía debe contener el arte “una energía profética vivificadora que actúa amplia y profundamente”[ii]. Una gran obra de arte debe poseer espiritualidad y así lograr una mediación con dimensiones profundas de nuestra existencia.

Los cuadros de Hilma provocan una conexión con nuestra intersubjetividad, contemplarlos fomenta un diálogo introspectivo con nuestros pensamientos, con el inconsciente y ese aspecto sagrado que es intrínseco al ser humano pero que a veces guarda silencio debido al ruido ensordecedor que genera la cotidianidad y el estar insertos en reglas y sistemas sociales.

They Tens Mainstay IV (1907) Hilma af Klint Fuente: https://www.wikiart.org
They Tens Mainstay IV (1907) Hilma af Klint
Fuente: https://www.wikiart.org

Lo que menos cuenta es si las pinturas de Klint eran producto de diálogos con entidades sobrenaturales o resultado de la utilización de técnicas como la escritura automática o el cadáver exquisito. Lo esencial son su talento y la creatividad que destacan al observar sus composiciones; las cuales desde el primer momento capturan la mirada y nos adentran al cosmos particular de su autora, a esos rincones inéditos que habitan en nuestra mente sin que la mayor parte de las veces nos demos cuenta de ellos, o en palabras del escritor inglés Aldous Huxley:

“Si las puertas de la percepción fuerana abiertas, el hombre percibiría todas las cosas como son: infinitas”[iii].

[i] La antroposofía se define como la corriente de pensamiento que busca la sabiduría a través de lo divino: La percepción y la cognición son productos del acercamiento y reflexión con la espiritualidad y lo sobrenatural.

[ii] Kandinsky Vassily (1992) De lo espiritual en el arte. 6ª edición. México. Premia Editora. p. 13.

[iii] Huxley Aldous (2016) Las puertas de la percepción. México. EMU. p. 13.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Citlaly Aguilar Campos

Doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM. Ha participado en grupos relacionados con estudios hermenéuticos y su relación con el arte y la imagen. Colabora en diversas publicaciones y congresos en la actualidad. Profesora por la Universidad del Valle de México Realiza una estancia postdoctoral en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM.

Te puede interesar

#Opinóloga

Larga vida a la reina: Madonna

Comparte en WhatsApp El pasado 16 de Agosto fue el cumpleaños número 60 de Madonna ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>