El principio del tiempo / Opinólogía / La cultura y la educación alternativas reales para combatir la violencia y la corrupción

La cultura y la educación alternativas reales para combatir la violencia y la corrupción

Por: Alfredo Godínez



El fin de semana pasado todos los mexicanos –o al menos eso quiero creer- vimos el primer debate de los actuales candidatos a presidentes. El morbo de un nuevo formato a todos nos llamó la atención.

Foto: cnnespanol.cnn.com
Foto: cnnespanol.cnn.com

Y sí, el formato fue más atractivo, pero en el fondo fue lo mismo, la mayoría de los candidatos atacando a “ya saben quién” y éste intentando esquivar cada golpe, pero sin buscar ‘conectar un jab’ a sus contrincantes. Básicamente apeló a la estrategia de que los mexicanos simpatizan con el más débil, con la víctima. O términos boxísticos, fue una pelea que López Obrador perdió por decisión, pues el desempeño fue triste.

Empero, lo que menos me importa es quién haya ganado o perdido el debate y mucho menos si eso afecta directamente su lugar en las encuestas.

A mí me preocupa qué importancia tienen la educación y la cultura en el plan sexenal de todos los presidenciables. Muchos dirán que esos no fueron temas a debatir. Sin embargo, al hablar de seguridad y corrupción tanto la educación como la cultura podrían tener cabida.

Para el tema de corrupción la mayoría de los flamantes candidatos apeló a la aplicación de penas máximas en la cárcel, así como la inhabilitación permanente del funcionario público que delinca. En lo referente a la inseguridad y combate al narcotráfico, prácticamente, todos los candidatos plantearon ampliar la fuerza policiaca; mientras que López Obrador habló de la amnistía, pero no aprovechó el paraninfo para explicar exactamente a qué se refiere y cómo piensa aplicarla.

Lo preocupante es que ninguno de los candidatos o el equipo de trabajo de los susodichos ha pensado en la educación y la cultura como vehículos para contribuir a la reconstrucción y/o recuperación del tejido social.

Tanto la corrupción como la inseguridad son problemas de raíz en el constructo social. Aumentando fuerza policiaca, penas o inventando un sistema de perdón no se combatirá ninguno de estos males.

Este país necesita que los aspirantes a ocupar un lugar en Los Pinos nos ofrezcan propuestas que ataquen el problema a fondo y desde varias aristas.

En Venezuela y en Colombia se ha recurrido a la música como una forma de combatir la violencia. Sin embargo, no sólo consiste en juntar a infantes y adolescentes de bajos recursos a aprender a tocar un instrumento, debe acompañarles una serie de acciones que incluyan a las escuelas y a la comunidad en la que viven: pavimentación, instalaciones adecuadas en las escuelas, bibliotecas dignas, parques dignos, empleos bien remunerados a los padres de familia, tal y como lo señaló Eduardo García Barrios en una entrevista para Proceso en 2013[1]; quien fue convocado por Rafael Tovar y de Teresa para buscar replicar ese proyecto en Baja California.

Durante el gobierno de Marcelo Ebrard -en el extinto D. F.- unieron esfuerzos con la iniciativa privada, la comunidad artística y cultural para llevar a las plazas públicas de esta ciudad un proyecto conocido como: Más libros, mejor futuro. Dicho proyecto reunía a un grupo de actores, actrices, cantantes o músicos que leían en voz alta fragmentos de novelas para adolescentes y adultos, así como cuentos para niños. Dichos eventos contaban también con la presencia de los autores y los libros leídos eran regalados a los asistentes. Posteriormente este proyecto fue replicado en Puebla, durante el gobierno de Rafael Moreno Valle por iniciativa del entonces Secretario de Gobernación: Fernando Manzanilla Prieto, bajo el nombre de Jornadas por la Paz.

No sé si exista numeralia alguna de si este programa contribuyó para disminuir o no la violencia, pero al menos en Puebla era un vehículo perfecto para acercar a la gente al mundo de los libros (por los cuales se peleaban) y al mismo tiempo llevar un carrusel de servicios públicos como: dentistas, oftalmólogos, vacunación, esterilización de gatos y perros, revisión preventiva del cáncer; entre otros. En Puebla, las Jornadas por la Paz se realizaban en juntas auxiliares y en colonias donde la violencia o la inseguridad estaban muy presentes.

Como muchos, estoy convencido de que la educación y la cultura y/o el arte son las mejores herramientas para ofrecerles a niños y jóvenes mejores opciones para su futuro. Pero se necesita que a la par se busque combatir otros ámbitos que tienen al país hundido en un círculo vicioso del parecer no existir salida alguna. Y sin duda, es un trabajo donde la familia también debe participar con pequeñas acciones como enseñarlos a hablar siempre con la verdad, sensibilizarlos y buscar su empatía ante la necesidad, carencia y desgracia del otro; y parte de esas acciones podrían lograrse si en familiar optan por ir a museos, obras de teatro e incentivar la lectura; pues está comprobado que la cercanía a estas experiencia sensibiliza al ser humano y lo reconfigura, tal y como lo está demostrando el Foro Shakespeare con el apoyo a la Compañía de Teatro Penitenciario.

Ojalá y nuestros candidatos analicen más sus programas y en lo que resta sean capaces de ofrecernos un real combate a la corrupción e inseguridad a través de una correcta aplicación de las leyes existentes, así como un programa serio para reconstruir el tejido social.

[1] https://www.proceso.com.mx/340938/combatir-la-violencia-con-musica

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Alfredo Godínez

Gestor cultural, poeta, lector empedernido, amante del fútbol y del teatro; es colaborador de Distrito Teatral y ocasionalmente de 24Horas-Puebla. Ha publicado en revistas como Relatos e historias de México, UniDiversidad, Laberinto del Diario Milenio-El Portal de Veracruz y Revista 360°-Puebla.

Te puede interesar

#Opinólogos

¿Quién le habla a las juventudes?

Comparte en WhatsApp Cada vez más jóvenes utilizan las redes sociodigitales como fuente de información ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>