El principio del tiempo / Opinólogía / La Edad Media, el comienzo del fin en la sexualidad

La Edad Media, el comienzo del fin en la sexualidad

Por: Emma Rubio


En la Edad Media el matrimonio era la institución sexual por lo tanto, la sexualidad se vivía meramente con fines de la procreación, esto ilustraba la unidad de Jesucristo con el alma. Así las cosas, en esta época, el orden sexual se regía por el orden matrimonial. Aquellos que no eran casados situaban a la sexualidad en el orden del placer por lo cual, toda sexualidad fuera del matrimonio es transgresión tanto hombres como mujeres tienen acceso carnal no existía término biológico que se conociera para la sexualidad sólo se hablaba de un concepto que era el de la ‘cabalgata’ consistía en poner la pierna encima del otro, era considerada la posición de los amantes lo cual ya implicaba un nivel de inmoralidad alto, una violencia desenfrenada fuera de todo control y razón.

Foto: yaconic.com
Foto: yaconic.com

Desde aquí vemos cómo la sexualidad comienza a perder su sentido de naturalidad y se le empiezan a dar connotaciones negativas, también en este momento es en el que se comienza a marcar de modo más tajante la diferencia entre mujeres y hombres. Si una mujer era infiel se le consideraba adúltera y si un hombre lo era un emancebado es decir, que sólo vivía con una amiga.

El matrimonio era un sacramento que abrumaba más a la mujer,  pues limitaba más sus libertades que al hombre.

En esta época se comenzaron a dar la creación de métodos anticonceptivos como el cinturón de castidad, el condón de cuero de cerdo y meter piedras en el útero de las mujeres.  Sin duda, hemos mejorado un poco en esto de los métodos pero habría que preguntarnos si en verdad hemos avanzado en algo con respecto a las ideas.

Sin embargo, como es sabido, la Edad Media también ha sido considerada la edad del erotismo, de la sexualidad, de las prácticas secretas y lúcidas.

En ese tiempo bastaba la impotencia para ser motivo de divorcio, la prostitución era “un mal necesario” para los clérigos ya que al inicio pretendía prohibirla pero se dieron cuenta que los hombres al tener sexo, se mantenían centrados en el camino de Dios ya que no se corrompían y respetaban a las mujeres de su casa  “las buenas mujeres” así mismo, evitaban demostrar las prácticas homosexuales. Para la iglesia, la prostitución era un oficio de salubridad pública y una importante actividad económica.

Esta época tiene algunas características muy interesantes:

  1. Las mujeres utilizaban métodos anticonceptivos, pues si eran casadas tenían que tener hijos pero muchas de ellas no deseaban y por lo tanto aplicaban el coitus-interrumpus lo que hoy conocemos como el “vente afuera”.
  2. Las mujeres utilizaban métodos para incrementar el deseo sexual, lo que hacían era tomar un pez vivo de tamaño variable y lo introducían en la vagina hasta que se muriera posteriormente lo cocinaban y lo daban de comer al esposo. Tenían la creencia que ese sabor enloquecería a sus esposos por ellas.
  3. El celibato del sacerdocio era cuestionado por más del 30 por ciento,  pues era muy común que los sacerdotes vivieran en concubinato. Fue hasta siglos después que la Iglesia reguló que los sacerdotes y monjas adquirieran el voto de castidad como compromiso espiritual y físico con dios.
  4. La única posición sexual permitida por considerase ‘natural’ es la que se conoce como la del misionero, debido a que es la postura más idónea para que la mujer quede embarazada.
  5. En esta época (supongo que en la actual también) los clérigos conocían todas las posturas sexuales por obligación ya que tenían que saber todos los posibles pecados que se podrían cometer con la sexualidad.
  6. La masturbación femenina era un pecado mayor porque por darse placer así  mismas, descuidaban sus obligaciones maritales  y su compromiso social y espiritual de procrear. Dicha actividad era penada con un año de oraciones.
  7. El acto sexual no era nada cortés; existen registros en libros y manuales de que se practicaba el menage, tríos y orgías.  Siglos después el Marqués de Sade ilustra con la imaginación fotográfica estas prácticas medievales.
  8. El adulterio sólo era castigado en las mujeres, si se les encontraba culpables eran multadas. En cambio, como la prostitución si era permitida y una actividad económica el hombre sí podía cometer adulterio sin ningún problema.

En conclusión, podemos ver cómo fue a partir de esta época que la sexualidad perdió su perspectiva natural convirtiéndose en lo pecaminoso, lo prohibitivo, pero sin duda, lo placentero persisitió. Vemos también como el peso del ‘mal’ recae en la mujer con esta idea de relacionar a la mujer con la maldad. No me cabe duda que fue precisamente con el pensamiento judeo-cristiano que la sexualidad cobró tintes que lejos de permitirnos ser lo que somos, nos ha reprimido y quitado lo más natural de nuestro ser convirtiéndonos en seres de razón, de fe pero no en seres humanos libres, felices, que vivan del placer sin culpa siempre en lo oculto, en lo prohibido,  en esa inmediación de lo maligno y por ello, hoy no debe extrañarnos que tanta represión sexual que nos viene de siglos, sea parte de la violencia que enfrentamos como especie.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Emma Rubio

Nacida en la CDMX pero hace años que no la habita. Filósofa de formación con especialidad en Hermenéutica. Maestría en Educación especializada en Teoría crítica. Es amante de la música clásica y del heavy metal así como gran admiradora del arte en general. Lleva más de 14 años impartiendo diversos cursos y tratando de transformar vidas comenzando con la propia. Su trabajo más trascendente ha sido: Existir.

Te puede interesar

#Opinóloga

Las últimas tendencias en el sexo que debes de conocer

Comparte en WhatsApp En la actualidad muchas parejas buscan algo más en el sexo, ese ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>